Un novelista de nuestros días Mario vargas llosa

Share Button

TEORÍA DE LA NOVELA

En torno a la creación literaria de Vargas giran dos ideas básicas que nos ayudan a comprender el porqué de su recurrencia temática a lo largo de toda su producción: “novela total” y “demonios”.

La novela total: resultado de escribir reflejando la realidad de una manera amplia, diversa y plural. La novela total le lleva a describir, a pintar el mosaico de la humanidad.

Los demonios, Vargas los describe como hechos, personas, sueños, mitos cuya presencia o ausencia, cuya vida o cuya muerte lo enemistaron con la realidad, se grabaron con fuego en su memoria y atormentaron su espíritu, se convirtieron en los materiales de su empresa de reedificación de la realidad.

TÉCNICAS NARRATIVAS

  • Frecuentes oposiciones, contrapuntos, dicotomías en el desarrollo de la acción, en las voces de los personajes.

  • Desórdenes temporales y espaciales (analepsis y prolepsis)

  • “Fundidos”, mismos personajes en momentos, lugares y situaciones varias.

  • Superposición de la voz del narrador y de los personajes.

La obra literaria de Vargas se muestra como un todo global donde personajes y acontecimientos se interconexionan, se funden en “desorden” que de alguna manera el lector debe reconstruir.

Mario VARGAS LLOSA

Vargas (peruano 1936) es uno de los autores más famosos y de mayor éxito en la literatura hispanoamericana contemporánea. Con “Los jefes” obtiene el premio Leopoldo Arias. Es autor también de obras dramáticas, narrador de cuentos y novelas, ensayista, sobre todo en el terreno de la crítica literaria.

En los años sesenta, formó parte del llamado “boom” de la narrativa hispanoamericana. Sus obras están tan profesionalmente elaboradas, con un rigor, una técnica y un oficio que es, vocacional y fruto de la dedicación responsable. En cuanto a la escritura huye de elementos míticos o fantásticos y se instala en un Realismo que trata de dar una visión totalizadora de la realidad, y que concentra todos los esfuerzos en los logros técnico, antes que en los anecdóticos o argumentales. Sus temas son sobre la crítica de la realidad social y política.

Tuvo influencias de autores peruanos en los años cincuenta: Dostoievski, Maulraux… además de estos modelos contemporáneos recibe grandes enseñanzas de las novelas de caballería, como Cervantes. Autores franceses como Flaubert y escritores anglosajones Faulkner.

Su evolución se divide en tres etapas:

PRIMERA ETAPA REALISTA Obras escritas entre “Los jefes” (1958) y “Conversación en la Catedral” (1969). Con estas novelas quiere denunciar las injusticias, la corrupción de la sociedad peruana; la hipocresía, la falta de moralidad, el machismo. Se vale de una ficción realista.

“Los jefes” (1958):


sus temas son la adolescencia, el machismo, la violencia, la muerte. Su escenario, Miraflores, barrio burgués de Lima.

“La ciudad y los perros” (1962):


recibíó el Premio Biblioteca Breve y el de la Crítica Española. Fue una de las novelas que fraguó el “boom” de la narrativa hispanoamericana. Vargas denuncia la opresión de la juventud en un centro de preparación militar, el Leoncio Prado, y el machismo inculcado por los militares. En la academia militar, un grupo de cadetes de primer curso (los perros), instigados por el Jaguar, roban las preguntas de un examen, un compañero (el Esclavo) los delata y es asesinado misteriosamente.

La casa verde” (1967):
ganó el Premio Rómulo Gallegos. Es un burdel que simboliza la selva. Aparecen varias historias entrelazadas.

“Los cachorros” (1967):


cuenta veinticinco años de la vida de un grupo de chicos de Miraflores, desde su ingreso en el colegio hasta que sus propios hijos empiezan también a ir al colegio. Se recrea el mundo de los colegiales adolescentes con sus angustias, aficiones y actitudes ante la castración de Pichula Cuéllar. Este muere tras pasar un calvario de fracasos, inadaptaciones… mientras que sus compañeros se instalan en una cómoda burguésía.

“Conversación en la Catedral” (1969):


es el relato de una frustración. Analiza la corrupción, recrea opresión de la sociedad peruana bajo la dictadura de Odría a través de diversos ambientes estudiantiles.

SEGUNDA ETAPA. EL HUMOR Desde “Pantaleón y las visitadoras (1973) y “La tía Julia y el escribidor” (1977). Introduce el humor.

“Pantaleón y las visitadoras” (1973):


es una sátira y parodia antimilitarista.

“La tía Julia y el escribidor (1977):


es una novelización de la propia biografía del autor. Recoge una doble historia: la relación amorosa del joven escritor Varguitas con su tía Julia, mayor que él, y la presencia del folletinista Pedro Camacho en la misma emisora de radio donde Varguitas trabaja.

TERCERA ETAPA. ESCEPTICISMO. Desde “La guerra del fin del mundo” (1981)

Con “La guerra del fin del mundo” cuestiona la posibilidad de comprender la realidad. Después escribe “obras menores”: “Historia de Mayta”, “Elogio de la madrastra”, “La fiesta del chivo”, “El sueño del celta”… en esta obra hay una defensa del “yo” frente a las colectividad.

Si hay algo que define a Mario Vargas Llosa es su vocación de escritor. Surgíó como una rebelión contra la autoridad de su padre, pero pronto se convirtió en el destino que marcado su vida.




Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>