La novela después de la Guerra Civil

Share Button

1.-SITUACIÓN DEL TEATRO ESPAÑOL ANTES DE 1936 Mientras en la prosa y en la poesía la literatura española alcanzaba cimas muy elevadas, en el teatro la situación es muy distinta. Como espectáculo que es, el teatro sufre una serie de condicionamientos ideológicos, comerciales y estéticos. La mayoría de las salas comerciales de la España de principios de siglo son privadas (condicionamientos comerciales) y por lo tanto los empresarios han de tener en cuenta los gustos del público que acude a ellas: en su mayoría un público burgués conservador que sólo admite un teatro costumbrista, cómico o melodramático, que rehúye las críticas en escena (condicionamientos ideológicos) y continúa con las formas dramáticas tradicionales (condicionamientos estéticos). Estos condicionamientos provocarán dos líneas teatrales: el teatro que triunfa, conservador, acorde con el público burgués y un teatro innovador, que no triunfa y raras veces será llevado a escena o valorado en su justa medida muchos años después. 2.- EL TEATRO QUE TRIUNFA: CONSERVADOR  LA COMEDIA BURGUESA DE JACINTO BENAVENTE (Premio Nobel en 1922) Por su fecha de nacimiento, Benavente pertenecería a la generación del 98, de hecho compartíó con ellos algunas ideas y en sus primeras obras cuenta con el apoyo de la juventud literaria. Pero el fracaso de público que obtiene le lleva a enfrentarse a la disyuntiva de elegir entre ser un incomprendido y no poner en escena sus obras o alcanzar el éxito. Elige lo segundo y a partir de 1905 se distancia de los jóvenes innovadores y se pliega a los gustos del público burgués que a partir de ese momento lo aplaudíó. Sus dos obras principales son Los intereses creados (1907) y La malquerida (1913).  TEATRO MODERNISTA EN VERSO (TEATRO POÉTICO) Este teatro estaba escrito en verso al estilo del Modernismo con versos sonoros y léxico artificioso y arcaizante mezclado con influencias del teatro del Siglo XVII. Sus temas eran de carácter histórico: exaltación de los grandes hechos o personajes del pasado. TEATRO CÓMICO Gran éxito de público alcanzó un tipo de teatro cómico basado casi siempre en la presentación de costumbres y tipos populares e imitación del habla coloquial o dialectal. 3-EL TEATRO QUE NO TRIUNFA: RENOVADOR  TEATRO DE LA GENERACIÓN DEL 98 * Unamuno.- En las obras dramáticas de este autor encontramos los mismos temas que en sus novelas y ensayos: el sentimiento trágico de la vida, la relación entre la realidad y el sueño, etc. No obstante Unamuno no destaca como autor teatral, la única obra que se salva es Fedra. *Azorín.- El teatro de Azorín es de carácter simbólico. Su obra más célebre es la trilogía Lo invisible.


RAMÓN Mª DEL VALLE-INCLÁN (1866-1936) Distinguimos tres etapas en la producción dramática de Valle: 1- Ciclo mítico: aparece una Galicia mítica en la que sitúa acciones de gran violencia. Los protagonistas son hidalgos arcaicos, mendigos, tarados, marginados, violentos. – Comedias bárbaras, trilogía constituida por: Ágüila de blasón Romance de lobos Cara de plata – Divinas palabras (1920), en la que ya aparece cierta deformación esperpéntica. 2- Ciclo de la farsa: caricatura de ambientes y figuras. El espacio escénico es el Siglo XVIII versallesco: – La marquesa Rosalinda – Farsa y licencia de la Reina Castiza 3- Ciclo esperpéntico. El esperpento es un género literario que presenta asuntos graves de manera burlesca con el fin de hacer una crítica. Deforma la realidad y, para ello, se vale de varios recursos: Animalización y cosificación de lo humano y humanización de los animales; uso del lenguaje popular que se cruza constantemente con el culto, etc. – Luces de bohemia (1924) representa la última noche del poeta ciego Max Estrella quien en compañía de su amigo don Latino de Hispalis recorre la noche madrileña desde la taberna hasta el despacho de un ministro pasando por la cárcel. – La trilogía Martes de carnaval: – Los cuernos de don Friolera (sátira del tema del honor) – Las galas del difunto (visión satírica de don Juan Tenorio) – La hija del capitán (ataca a la institución militar y a la complicidad entre las clases adineradas y el poder de Primo de Rivera) La razón del fracaso de Valle se debe a varias razones: por un lado, rompía formalmente con las reglas del teatro de su tiempo (cambios continuos de decorado, actos sustituidos por escenas, etc.) y por otro, escandalizaba al público burgués por la crítica de sus costumbres y por el tipo de lenguaje utilizado, a veces con palabras malsonantes.  EL TEATRO DE LA GENERACIÓN DEL27: Federico GARCÍA Lorca Los autores del 27 forman un grupo que cultivó principalmente la poesía pero algunos de ellos escribieron también obras teatrales COMO Salinas o Alberti.


Federico GARCÍA Lorca (1898-1936) El temas del teatro de GARCÍA Lorca son los mismos que los de la poesía: el destino trágico, personajes frustrados llevados en muchos casos a la muerte. Algunas de sus protagonistas son mujeres a las que las fuerzas externas ahogan o impiden su realización personal. Sus principales obras son: FARSAS  La zapatera prodigiosa y Amor de don Perlimplín con Belisa en su jardín. El tema es el matrimonio de una joven con un viejo por interés. TEATRO LÍRICO  Mariana Pineda es un drama histórico sobre la heroína que murió ajusticiada en Granada por bordar una bandera liberal. TEATRO SURREALISTA  El público (muy compleja técnicamente, trata el tema de la homosexualidad) y Así que pasen cinco años (las empezó en Nueva York, en 1929). DRAMAS RURALES La plenitud de su teatro llega con tres obras:  Bodas de sangre (1932), basada en un hecho real, sobre una novia que se escapa con su amante el mismo día de la boda.  Yerma (1934), tragedia de la mujer estéril que ve frustrada su realización personal.  La casa de Bernarda Alba (1936). Bernarda impone un luto de ocho años a sus hijas después de la muerte de su marido. Cuando Pepe el Romano se compromete con Angustias, la hija mayor, más rica que las otras por ser la heredera de su primer marido, se desencadena una lucha entre las hermanas que acabará con el suicidio de Adela, la más pequeña, enamorada de Pepe.


1.- LA LITERATURA DESPUÉS DE LA Guerra Civil Se distinguen cuatro grandes etapas:  La década de los cuarenta (hasta 1950, aproximadamente). Literatura muy pobre debido a motivos extraliterarios: incomunicación cultural y política del país ( España queda aislada como sospechosa de fascismo), la ruptura con el pasado literario como consecuencia de la guerra civil, el exilio de buena parte de los escritores, la imposición de una severa censura que vetó a los escritores extranjeros innovadores como Proust, Joyce y Kafka obstaculizó la publicación de muchas novelas de escritores que permanecieron en España (sobre todo cuando trataban temas relativos a la Guerra Civil, a la religión o al sexo). En general, predomina una literatura de tipo existencial.  La década de los cincuenta, dominada por una literatura neorrealista, el llamado Realismo social.
España sale del aislamiento con el ingreso en la ONU (1952). En la segunda mitad de la década empieza una mínima flexibilidad de la censura siempre que no se toquen temas políticos o de moralidad sexual. A causa de esa leve flexibilidad de la censura se conocen las nuevas técnicas narrativas gracias a que se empiezan a difundir las novelas de los grandes renovadores extranjeros.  A partir de los sesenta, en que se impone una literatura de carácter renovador y experimental.  Finales de los setenta y posteriores, alejamiento del experimentalismo y retorno a una narrativa más tradicional. 2.- LA NOVELA EN LOS AÑOS CUARENTA: NOVELA EXISTENCIAL-TREMENDISTA En los años inmediatos a la Guerra Civil aparecen novelas de escasa calidad literaria como la que defiende los valores tradicionales (Dios, patria, familia). Es a mediados de los años cuarenta cuando comienza una novela de corte existencial: a- La novela existencial Carácterísticas: temas referidos a la miseria de la vida cotidiana, la frustración y la angustia personal, la inadaptación social, la soledad y la muerte; personajes desarraigados, desorientados o marginados; técnicas narrativas de la novela realista tradicional. Autores: CARMEN LAFORET. Su novela “Nada” (1945) consiguió el premio Nadal de literatura. Miguel Delibes con su primera novela, “La sombra del ciprés es alargada” (1948).


b- La novela tremendista (con las mismas carácterísticas de la novela existencial al que se añaden las siguientes, de tal manera que algunos autores hablan de novela existencial-tremendista): c- La novela realista tradicional d- La narrativa en el exilio Se trata de escritores que comenzaron a escribir antes de la guerra pero que publicarán sus mejores obras en el exilio. RAMÓN J. SÉNDER: Crónica del alba (1942) que trata el tema de España. MAX AUB y ROSA CHACEL CAMILO JOSÉ CELA (1916-2002)  La primera novela de Cela es La familia de Pascual Duarte (1942) que, como vimos, inaugura la corriente tremendista. En ella, un transcriptor anónimo presenta unas memorias escritas por un condenado a muerte, Pascual Duarte, quien narra en primera persona los críMenes que ha cometido (entre ellos el de su madre) como consecuencia del ambiente familiar y social que determinaron su conducta (igual que en el Naturalismo).  En 1951 publica La colmena, novela que inaugura la corriente del Realismo social. La protagonista es la ciudad de Madrid (personaje colectivo) en 1942. Se trata de la vida miserable que llevan en la ciudad unas personas que sufrieron la Guerra Civil en contraposición a la de los vencedores. Tiene ya muchas de las carácterísticas innovadoras de los años 50 e incluso de los 60: contrapunto, monólogos interiores, estilo indirecto libre, tiempo reducido, capítulos divididos en secuencias sin numera, protagonista colectivo… En los años siguientes, ensaya nuevas formas narrativas, como en Mrs Cad-Well habla con su hijo (1953), novela epistolar que un padre escribe a su hijo muerto.  A partir de los años 60 y 70 se incorpora a la experimentación con obras como San Camilo 1936 (1969), sobre los primeros días de la guerra en Madrid, Mazurca para dos muertos (1983), cuya acción se sitúa en Galicia con la Guerra Civil de fondo, y Cristo versus Arizona (1988) largo monólogo sin puntuar.


Miguel Delibes (1920-2010)  Publica su primera novela en los años 40: La sombra del ciprés es alargada (1947) con una trama tradicional realista y abundantes descripciones.  En los años 50 comienza una nueva etapa con El camino, novela que trata sobre el despertar a la vida de un niño del campo. Empieza con esta novela una carácterística que se repetirá en algunas de sus obras: la idealización de la vida rural. En Mi idolatrado hijo Sisí (1953) cambia el espacio narrativo para ocuparse del mundo burgués. En La hoja roja (1959) critica a la sociedad que lleva al aislamiento a través de la figura de un jubilado. Las ratas (1962) es una novela de denuncia social con algunas carácterísticas innovadoras en la técnica.  Con Cinco horas con Mario (1966) se inicia la tercera etapa que se distingue por el interés por las vivencias íntimas y las experiencias personales del escritor. La novela trata de un monólogo que dirige Carmen a su marido muerto. Defiende Delibes una ideología progresista, encarnada por el marido muerto, frente al conservadurismo hipócrita de la clase media representada por Carmen. Otras obras son El príncipe destronado (1973), Los santos inocentes (1981) o Señora de rojo sobre fondo gris (1991). Con El hereje (1998) ensaya por primera vez una novela histórica. CARMEN LAFORET (Barcelona, 1921-Madrid, 2004) Con 23 años publica su primera novela, Nada, ganadora de la primera convocatoria del Premio Nadal y llevada al cine dos años después de su publicación. La novela ofrece un retrato de la vida mezquina y monótona de los años de posguerra en Barcelona a través de la protagonista, Andrea, una joven en su primer año como estudiante universitaria. De carácter reservado, sufríó la presión de un éxito tan temprano que le produjo inseguridad y un bloqueo creativo que la llevó a padecer grafofobia (miedo irracional y enfermizo a escribir). Tendrán que pasar siete años hasta la publicación de su siguiente novela La isla y los demonios, ambientada en Canarias al final de la Guerra Civil y en la que la joven protagonista, al igual que la Andrea de Nada, va madurando y creciendo como persona en un entorno hostil. El tema del enfrentamiento entre el idealismo juvenil y la mediocridad del entorno adulto es recurrente en la autora. La llamada es una colección de cuatro relatos que comparten el mismo fondo de posguerra española donde la miseria afecta a todos por igual. En La mujer nueva (Premio Nacional de Literatura en 1955) se unen el feminismo (la protagonista es una mujer independiente, rompedora para la época) y la religión (las inquietudes espirituales y religiosas del personaje son reflejo de las de la propia autora). Con un estilo narrativo sencillo y realista, Laforet destaca, sobre todo, por la complejidad emocional y psicológica de sus personajes.


3.- LA NOVELA EN LOS AÑOS CINCUENTA: NOVELA SOCIAL 3.1. Tendencias  El objetivismo o neorrealismo: El escritor es un mero espectador, presenta la realidad tal y como es, sin intervenir. 

Realismo social

El escritor pretende explicar la realidad y denunciar las injusticias que padecen ciertos grupos sociales: obreros, campesinos… 3.2. La Generación de los 50 ó 55 Aparece una nueva promoción de escritores marcados por el hecho de no haber participado en la guerra, es la llamada GENERACIÓN DE LOS AÑOS 50. Las carácterísticas de sus novelas ( que poseen también los escritores de la generación anterior como Cela o Delibes) son:  Objetivismo: la función del novelista consiste en registrar con total objetividad hechos y conductas externas de personas o grupos, sin comentarios ni valoraciones personales, como si de una cámara cinematográfica se tratase (desaparición del autor).  Preferencia por la estructura sencilla y la narración lineal, siguiendo el orden cronológico de los hechos.  La acción suele transcurrir en un corto espacio de tiempo (unas horas, unos pocos días a lo sumo).  Importancia fundamental del diálogo, única forma de expresar el interior de los personajes.  Protagonista representativo de una clase o grupo social; el propio grupo es, con frecuencia, el protagonista (personaje colectivo).  Lenguaje sencillo, accesible al gran público.  Temas: la sociedad española de la época, con un propósito de denuncia de las injusticias sociales, particularmente en los ámbitos siguientes: el mundo rural; el mundo del trabajo y de las relaciones laborales (“Central eléctrica”, de López Pacheco); la vida urbana, en especial de las clases bajas y medias (“La colmena”, de Cela, o “El Jarama”, de Sánchez Ferlosio); el mundo burgués, frívoló y provinciano (“Juegos de manos”, de Juan Goytisolo).


Principales autores y obras: a- Novelistas de la generación de los 50: IGNACIO ALDECOA RAFAEL SÁNCHEZ FERLOSIO publicó en 1956 “El Jarama”. JESÚS FERNÁNDEZ SANTOS: “Los bravos” (1954). Juan GOYTISOLO : “Juegos de manos” (1954) . CARMEN MARTÍN GAITE. Su novela “Entre visillos” (1958). JOSÉ Manuel CABALLERO BONALD: “Dos días de Septiembre” (1962). B-De la generación anterior C. J. CELA. Publicó en 1951 (en Buenos Aires, por razones de censura) “La colmena”. 3.3. Otros novelistas de interés Se trata de autores que sin estar adscritos a la corriente del Realismo social, publican alguna de sus obras en los años cincuenta: GONZALO TORRENTE BALLESTER: “Los gozos y las sombras” (1960 y 1962) ÁLVARO CUNQUEIRO: “Crónicas del sochantre” (1959) M. Delibes escribíó en estos años algunas de sus novelas más conocidas: “El camino” (1950); “Mi idolatrado hijo Sisí” (1953). 4.- LA NOVELA A PARTIR DE LOS AÑOS SESENTA: RENOVACIÓN 4.1. Carácterísticas A lo largo de esta década, al tiempo que se va produciendo un rechazo de la novela social, tiene lugar un proceso de renovación narrativa. Aparece así un tipo de novela experimental, más preocupada por los aspectos formales y lingüísticos del relato que por la reproducción objetiva de la realidad.


4.2. Innovaciones Las innovaciones son especialmente intensas en el campo de las técnicas. Algunas ya habían aparecido en obras de los años cincuenta ( en La colmena, por ejemplo), pero será en los sesenta cuando alcancen su auge:  La posición del autor y el punto de vista. La nueva novela emplea con frecuencia la primera persona y la segunda. El narrador, en ocasiones, es como una cámara cinematográfica y no cuenta más que lo que ve. Otra novedad es la técnica perspectivista en la que el relato se hace por la suma de los diversos enfoques que varios personajes dan de un mismo asunto. También puede ser el narrador el que dé esta multiplicidad de enfoques.  El argumento se relega a un plano secundario.  Técnica contrapuntística en la que se ofrecen diversas situaciones no relacionadas entre sí que se desarrollan en lugares y tiempos diferentes.  Tiempo. Se desprecia la medida del tiempo del reloj y se rescata el valor de la memoria: de esta manera el argumento se realiza mediante constantes saltos desde el pasado al presente y viceversa (analepsis y prolepsis). También se reduce el tiempo a días o a horas o se hace moroso (tempo lento) o elipsis (vacío temporal, tiempo no registrado por el discurso narrativo).  Estilo indirecto libre. Reproducción no textual del pensamiento de un personaje por medio de la tercera persona del narrador. No requiere verbo introductor ni conjunción subordinante, está en tercera persona y los verbos van conjugados en imperfecto, pluscuamperfecto y condicional.  Monólogo interior. Expresión en estilo directo del pensamiento no pronunciado, caótico, desorganizado e incoherente de un personaje que está atravesando un momento de crisis.  Reemplazo del tradicional capítulo por secuenciasseparadas por espacios en blanco, sustitutivas de los capítulos o integrados en ellos.  Descripciones minuciosísimas o metafóricas y simbólicas.  Digresiones: Se producen cuando la narración es interrumpida para que el narrador formule comentarios o reflexiones, normalmente de carácter genérico.  En el estilo se tiende a borrar las fronteras entre la prosa y el verso; entran en ésta secuencias poemáticas, metáforas y otros recursos propios del verso. Artificios tipográficos: ausencia de puntuación, uso de distintos tipos de letra, etc


4.3. Principales autores: Luis MARTÍN SANTOS. Con su obra “Tiempo de silencio” (1962). Juan GOYTISOLO: “Señas de identidad” (1966). Juan MARSÉ. “Últimas tardes con Teresa” (1966) sigue siendo una obra de denuncia social pero con innovaciones técnicas como el uso del monólogo interior. Juan BENET: “Volverás a Regíón” (1967) También los novelistas mayores contribuyeron a la renovación experimental de la novela en esta época: M. Delibes: “Cinco horas con Mario” (1966). C. J. CELA: “San Camilo 1936” (1969). G. TORRENTE BALLESTER: “La saga/fuga de J.B.” (1972). Luis Martín SANTOS (1924-1964 Martín Santos solo publicó una obra en vida: Tiempo de silencio (1962), ya que fallecíó poco después dejando una segunda, Tiempo de destrucción, inconclusa. A pesar de que en la novela hay una crítica hacia la miserable sociedad española, desde la alta burguésía a los habitantes de las chabolas, se aparta del Realismo social en la forma innovadora de manifestar esta crítica, de tal manera que, como dijimos anteriormente, marca un hito en la novela de los años 60 y se adelanta a las innovaciones de los años posteriores: el argumento no tiene importancia (se acerca a la novela negra), el lenguaje es Barroco y complicado, hay monólogos interiores, diálogos en los que se oye solo la voz de uno de los interlocutores, estilo indirecto libre, digresiones, etc.


INTRODUCCIÓN El lector de Julio Verne, publicada en 2012, es la segunda novela de la serie “Episodios de una guerra interminable”, un ambicioso proyecto de Almudena Grandes. Se compone de seis novelas independientes que narran momentos significativos de la resistencia antifranquista en un periodo comprendido entre 1939 y 1964, y cuyos personajes principales interactúan con figuras reales y escenarios históricos. El espíritu y el modelo formal, así como la elección del título, homenajean a los Episodios Nacionales de Benito Pérez Galdós. El protagonista de la obra es Nino, un niño de nueve años que ejerce, a su vez, de narrador de la historia. Nino, hijo de un Guardia Civil, vive con su familia en la casa cuartel de Fuensanta de Martos, un pueblecito de la Sierra Sur en la provincia de Jaén. La novela narra la historia de este niño que leyendo libros de Julio Verne aprendíó cuál era la realidad de la España rural de finales de los años 40. 1.- TEMAS DE LA NOVELA El lector de Julio Verne es una «novela de aprendizaje o Bildungsroman, género literario que se centra en el crecimiento (físico y moral) del protagonista, que pasa de la infancia al principio de la novela a la edad adulta al final de la obra. El tema principal de ese tipo de novelas es la evolución del personaje central, que a menudo se encuentra en conflicto con el mundo exterior, sea su familia, la sociedad, etc. En El lector de Julio Verne se plasma la evolución de Nino, un niño bajito e indeciso, que acaba convirtiéndose en alguien dispuesto a luchar por lo que cree que es correcto. La amistad y el amor. El despertar a la madurez del niño protagonista viene acompañado de la figura clave de Pepe el Portugués, un guerrillero que reside clandestinamente en Fuensanta, entre 1947 y 1949 y que se convierte en guía espiritual y modelo de comportamiento para Nino. Entre ambos surge una amistad que vertebra toda la historia de su aprendizaje. A través de él descubre la verdad de los hechos y con él surge su amor por la lectura. La novela es, pues, un himno a la amistad en una época particularmente dura. Otra figura fundamental en la evolución del protagonista es doña Elena, una maestra retirada, que vive en un cortijo en el monte donde tiene una biblioteca pequeña y clandestina. Esta empieza a darle clases de mecanografía aunque las tendrá que abandonar porque sus padres no pueden pagarlas. Los libros de doña Elena, la amorosa relación discípulo-maestra que entabla con ella, y la amistad de Pepe, el Portugués, convertirán a Nino en un niño diferente y lo formarán como una persona muy distinta de la que estaba destinada a ser. La verdadera historia de amor de esta novela es la crónica de los afectos que vinculan al niño con los dos adultos que serán capaces de salvarlo, de enseñarle a llegar a la adolescencia con las herramientas suficientes para escoger por sí solo la vida que quiere vivir.


La Posguerra. La Guerra Civil y sus secuelas. Almudena Grandes logra reflejar los distintos aspectos de la sociedad española de la posguerra, como se planteó cuando empezó a escribir los Episodios de una 65 guerra interminable; en El lector de Julio Verne las peripecias novelescas le sirven para hacer un retrato de la España rural de la primera posguerra. La situación que recrea la novela, el mundo en el que vive Nino, es dramático; desde los ojos de un niño asistimos a toda la barbarie que constituyó la dictadura franquista y se exalta a un pueblo que, además de la miseria y la intemperie, tuvo que sobrevivir heroicamente al miedo, a la tortura y a la permanente amenaza de muerte. Se trata de una novela realista, de influencia galdosiana. La autora intenta entender la memoria histórica de destino colectivo del país, de la misma forma que hizo Galdós en sus EpisodiosNacionales

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *