Poesía intimista de juan ramón jimenez

Share Button

La obra poética de García Lorca se cierra con Seis poemas gallegos y la serie de once poemas amorosos titulada Sonetos del amor oscuro.

Vicente Aleixandre:


Nació en Sevilla, aunque pasó la mayor parte de su infancia en Málaga. Se trasladó a Madrid, donde estudió Derecho. Se dedicó plenamente a la literatura, labor por la cual recibió el premio Nobel de Literatura en 1977. Aleixandre se convirtió en uno de los maestros de la poesía de posguerra.
Una de sus grandes obras es Espadas como labio escrita bajo la técnica del surrealismo. También bajo esta técnica llega su gran obra La destrucción o el amor. El mundo aparece como una unidad total en la que el hombre se ve obligado a amar, porque todo le invita a ello. Utiliza versos libres y muy largos.
Sombra del paraíso narra las consecuencias de la guerra, en medio del dolor, Aleixandre busca la belleza. En Historia del corazón se centra en la solidaridad humana como camino hacia el futuro.

Dámaso Alonso:


madrileño, estudió primero Derecho, pero lo abandonó para dedicarse a la filología. Fue catedrático en las Universidades de Valencia y Madrid y presidente de la Real Academia Española de la Lengua.
Comenzó su carrera literaria con Poemas puros. Poemillas de la ciudad influidos por el Romanticismo y el Modernismo. Tras un largo periodo de silencio, publica su obra capital y una de las obras más importantes de la posguerra española, Hijos de la ira. El propio autor calificó su poesía como desarraigada, la poesía de los que no se sienten cómodos en un mundo gobernado por el odio y la venganza. El autor se queja de la injusticia y la pobreza y se pregunta por el sentido de la vida.
La labor de Dámaso Alonso como crítico literario no es nada desdeñable. Publicó ensayos como La lengua poética de Góngora o Poesía española

Luis Cernuda:


sevillano de nacimiento, vivió gran parte de su vida en el exilio en México donde murió. La poesía cernudiana es una poesía de la meditación, y consta de cuatro etapas.
A la etapa inicial pertenecen las primeras poesías, publicadas con el título de Perfil del aire y Égloga, elegía, oda, que rinde homenaje a la tradición clásica.
Comienza el ciclo de la juventud con Un río, un amor y Los placeres prohibidos. Esos dos libros revelan la adhesión de Cernuda al surrealismo. Lo esencial de esos poemarios es su rebeldía contra el orden establecido con la abierta reivindicación de la homosexualidad. Donde habite el olvido es un libro neorromántico becqueriano», que desarrolla una elegía amorosa.
El período de madurez arranca con Las nubes, uno de los más bellos libros de poesía sobre la Guerra Civil, donde lo elegíaco alcanza su plenitud. Obsesionado con sus recuerdos sevillanos, elabora en prosa Ocnos
En México se desarrolla su última etapa. Allí compondría Vivir sin estar viviendo y Con las horas contadas y Desolación de la Quimera.

Rafael Alberti:


Es el miembro de la Generación del 27 que ha vivido hasta más recientemente. Nació en el Puerto de Santa María (Cádiz). Empezó dedicándose a la pintura, pero la abandonó por la poesía. A causa de la Guerra Civil, se exilió a Argentina y en 1962, se trasladó a Roma. Murió en su pueblo natal.
Marinero en tierra trata sobre la añoranza del mar y de su tierra natal.
Con Cal y canto el autor se vuelca hacia la influencia de las vanguardias y la poesía culta. Aun así, hay influencia de Góngora, la cual se acentúa en Sobre los ángeles. Se trata de un libro plenamente surrealista dominado por un mundo turbulento y angustioso.
En una tercera etapa, Alberti, influido por la Guerra Civil, publica El poeta en la calle y De un momento a otro. Afiliado al Partido Comunista, desarrolla una importante labor propagandística a favor de la República. Se trata de poemas comprometidos con la causa, humanizados, a veces panfletarios.

6. Otros autores adscritos al 27

Encontramos otros autores menos conocidos que también pueden ser incluidos junto a los grandes poetas que hemos repasado. La mayoría nace entre 1895 y 1905 y mantienen una evolución literaria paralela.
Manuel Altolaguirre y Emilio Prados se exiliaron a México. Altolaguirre siguió una trayectoria eminentemente romántica -escribe sobre la angustia y el amor- representada en su mejor obra: Las islas invitadas.
Prados colaboró frecuentemente en revistas como Litoral (fundada por Altolaguirre y él mismo) y Caballo verde para la poesía. Su poesía se caracteriza por el compromiso político: Cancionero menor para los combatientes.
Juan José Domechina influido por Juan Ramón Jiménez en sus primeras obras, desarrolló posteriormente el surrealismo en Las interrogaciones del silencio.
Otros autores cercanos al 27 son León Felipe, Juan Chabás, Pedro Garfias, José María Hinojosa, Mauricio Bacarisse, Ramón Basterra, Antonio Espina y Juan Larrea.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.