Resumen del libro el pasado quedo atrás

Share Button

Se juntan todos los personajes en la estación de tren Oakbridge. Se presentan el Señor y la señora Rogers, mayordomo y cuidadora de la casa del Señor (Thomas) y Señora (Ethel) Owen.

Se muestra la canción de cuna sobre los diez negritos. (El primero se ahoga, el otro se queda dormido, se queda en Devon, se corta por la mitad, una abeja pico a uno, uno se hizo magistrado, un arenque se trago a uno, un oso mató a otro, uno se tostó, y el ultimo se ahorcó.)

  • Capitulo 3

Se muestran las figuritas de porcelana (diez negritos) sobre la mesa. Los invitados lo asocian con la canción de los Diez Negritos que cada uno tiene colgada en su pieza.

Se escucha la “voz” que acusa a cada uno de los invitados de haber cometido un asesinato. Se descubre también que fue un gramófono el que provocó el sonido, y no una persona. También deducen que “U. N. Owen” suena muy parecido a “UNKNOWN”, o desconocido en inglés.

  • Capitulo 4

Cada uno de los invitados explica la muerte de la o las personas de las que se le acusa de haber asesinado, menos la señorita Brent, y el doctor Armstrong. La señora Rogers se desmaya y la llevan a su habitación. Ocurre la muerte de Anthony Marston, mientras brindaba a salud de los criminales.

  • Capitulo 5

Se descubre que la muerte de Marston se fue por ahogo, ya que en el vaso alguien había echado cianuro. Descubren que solo quedan 9 figuras de porcelana negra en la mesa. Se saben algunas cosas sobre el pasado de Vera Claythorne. (Cyril y Hugo). También descubre que la muerte de Marston esta asociada a la canción de los Diez Negritos.

  • Capitulo 6

Se descubre la muerte de la señora Rogers, igual que en la canción. Comienzan a sospechar de Armstrong, por el somnífero que le había dado. Descubren que quedan solamente 8 figuritas de porcelana.

  • Capitulo 7

La Señorita Brent le cuenta a Vera Claythorne la verdad sobre el supuesto asesinato que cometíó, el asesinato de Beatrice Taylor. Lombard y Armstrong se ponen de acuerdo para salir en búsqueda del tal “U. N. Owen”, pensando en que Blore puede ayudarlos.

  • Capitulo 8

Salen los 3 a recorrer la isla, y se encuentran con Macarthur sentado, mirando al mar. Vera habla con él, y le responde cosas extrañas, como que nadie va a salir de esa isla, que el fin ya se acerca, que todos van a morir. Los “exploradores” se dan cuenta de que no hay nadie en la isla, a excepción de ellos, por lo que el asesino esta en la casa o no está.

  • Capitulo 9

A la hora de almuerzo, falta Macarthur y Armstrong va a buscarlo. Volvíó corriendo y anunció que estaba muerto. Descubren que ahora solo hay 7 figuritas de porcelana. La muerte de Macarthur se debíó a un golpe fuerte en la cabeza, con algún objeto contundente.

  • Capitulo 10

Vera y Philip conversan sobre quien puede ser el asesino. Ella dijo que era Armstrong, y él dijo que era Wargrave. Brent escribíó en su diario lo que estaba pasando, se quedo medio dormida, como en un trance y escribíó “EL NOMBRE DEL ASESINO ES BEATRICE TAYLOR” y se asusto cuando despertó del trance. Se pierde la cortina del baño, color escarlata. Cuando se van a acostar, todos cierran la puerta con llave, y ponen una silla bajo la manija de la puerta.

  • Capitulo 11

Philip comienza a llamar a las puertas de las habitaciones, ya que era tarde (en la mañana) y no se había servido el desayuno. Cuando llega a la puerta de Brent, ella no estaba en su habitación. Cuando llego Brent, dijo que había estado dando un paseo por la isla. Le dijeron que era peligroso. Cuando entraron al comedor, se encontraron con solo 6 figuras de porcelana. Lo encontraron después, había estado cortando leña. Todavía tenía en su mano el hacha pequeña, y había una más grande cerca de él, que calzaba perfectamente con el tajo en su nuca. Vera sufre un ataque de “locura” y se pone a gritar si acaso criaban abejas en la isla, siguiendo la canción de los diez negritos. Armstrong le da una cachetada para que reaccione. Vera y Brent se van a preparar el desayuno, necesitaban comer algo.

  • Capitulo 12

Deciden hacer una “reuníón” dentro de media hora una vez finalizado el desayuno. Se dispone vera a llevar las cosas sucias a la cocina para lavarlas, y Brent se levanta para ayudar a Vera, peor se siente mareada y no puede hacerlo. Armstrong le ofrece algo para quitarle el mareo, ella no lo acepta, de una forma muy poco cordial… “¡NO!” No tenia confianza en Armstrong, después de lo que le paso a la señora Rogers. Todos los demás se fueron a la cocina, y ella se quedó sentada en el comedor. Sentía lejanas las voces de la cocina, estaba entrando en un trance otra vez. Escuchó el zumbido de una abeja, empezó a imaginar a Beatrice Taylor. Sintió la picadura, justo en el cuello.

Todos están esperando en el salón a Brent, y comienzan a conversar sobre que ella es el asesino. Brent no llegaba, fueron todos a buscarla al comedor, y la encontraron, pero muerta. Había muerto por un veneno inyectado con una jeringa, y había una abeja suelta dentro de la habitación, para hacerlo igual a la canción de cuna. Le pidieron a Lombard que entregara su revólver, pero no lo encontraron, se lo habían robado. Buscan el revólver en la pieza de Vera, para eso, le piden que se ponga un traje de baño (así no lo puede esconder en su ropa). Guardaron todos los remedios en una caja con dos llaves, y le entrego una a Philip Lombard y otra a Blore. No encontraron el revólver.

  • Capitulo 13

Todos comienzan a sospechar de todos. Vera se ofrece para prepara té, pero prefieren acompañarla y verla mientras lo prepara. Vera después se va a su pieza, con una vela, y la vela se apaga (en ese momento no tenían luz, Rogers no estaba para cuidar el motor) y siente que hay algo en su habitación. Siente una mano viscosa tomar su cuello, y grita. Van a verla, corriendo. Era un alga colgando del techo. Le ofrecen coñac, ella no lo acepta, pide ver como abren la botella. Se dan cuenta de que el juez no está, bajan a ver, lo encuentran, también muerto. Estaba sentado con dos velas en una silla de respaldo alto, tenía una toga color escarlata (la cortina del baño) y una peluca como la que usaba en la corte (lana que había perdido Brent). Tenía un balazo en la frente. No estaba el revólver.

  • Capitulo 14

Se van a acostar los sobrevivientes, Philip abre el cajón de su velador, y encontró el revólver. Quedó paralizado. Vera miraba el techo de su habitación. Un gran gancho negro… Le llamaba la atención. Blore escuchó que alguien se movía en la casa. Salíó de su pieza a ver, y vio a alguien salir corriendo. No lo quiso perseguir, por miedo a morir, pero llamó a la puerta de todas las piezas y se encontró con que faltaba Armstrong . Lo buscaron los hombres por toda la isla, y no lo encontraron, había desaparecido. Encontraron dos detalles, uno de los cristales de la ventana del comedor estaba roto, y solo quedaban tres negritos de porcelana.

  • Capitulo 15

Se dan cuenta de que Armstrong no está muerto, esta escondido, y que arregla los hechos para que concuerden con la canción infantil. Se preguntan como lo va a arreglar para el ataque del oso… Hacen señales con un espejo, para que vayan a rescatarlos. Al parecer, nadie los ve. Solo tienen lengua para comer, a nadie le apetece mucho. Blore tenía hambre, fue a la casa. Philip y Vera escuchan un ruido fuerte, proveniente desde la casa. Van a ver lo que pasó. Encuentran a Blore, tirado en el suelo, con un bloque de mármol blanco en la cabeza… Muerto. La habitación de arriba era la de Vera, ella recuerda que el bloque de mármol tenia la forma de un oso. Se van de la casa, esperan, no pueden hacer nada más. Caminando encuentran ropas cerca de una roca, corren hacia las rocas, es Armstrong.

  • Capitulo 16

Vera le dice a Philip, que deben llevarlo de vuelta a la casa, o por lo menos sacarlo del agua. Mientras arrastran el cuerpo, Vera le quita el revólver y lo mata de un disparo al corazón. Se sintió feliz, tranquila y aliviada. Volvíó a la casa, fue a la mesa y vio que habían tres figuritas de porcelana. “¡Van retrasados!” pensó, tomó dos y los tiró por la ventana. Volvíó a su pieza, tenía ganas de dormir. Vio que del gancho negro, colgaba una cuerda, había una silla debajo. Se acordó de cómo terminaba la canción, “Un negrito solo quedó, se ahorcó y no quedó ninguno.” Empezó a entrar en un trance, se acordaba de Hugo, se subíó a la silla, ajustó la cuerda a su cuello, y pateó la silla.


Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *