Significado de teatro en verso

Share Button

El esperpento es, por tanto, la mayor aportación de Valle
Inclán a esta nueva experimentación formal del arte. Se le considera el primer dramaturgo moderno español porque fue el primero que rompíó con el teatro realista burgués heredado del Siglo XIX. Contexto histórico:En Luces de bohemia, Valle caracteriza grotescamente a España y a sus habitantes deformando sus vicios. El esperpento en su forma de ver el mundo para denunciar lo grotesco y lo absurdo de la realidad. Los personajes no tienen vida propia, son peleles ridiculizados. Para Valle, España no es más que un esperpento. Desde 1875, la vida política se regía por la Restauración borbónica hasta la proclamación de la Segunda República, con una inflexión de 1898 y caracterizado por la alternancia pacífica en el poder de los dos grandes partidos: el liberal y el conservador.
Nunca llegó a ser un sistema plenamente democrático.En 1898, con la pérdida de las últimas colonias españolas, estalla una crisis. Una de las repercusiones del 98 fue la aparición de un movimiento intelectual y crítico, el Regeneracionismo.
Unos de los problemas clave fue la crisis política.
Con las muertes del conservador Cánovas y del liberal Sagasta, los dos grandes partidos se quedaban sin sus dos principales líderes. Durante la Restauración, y en especial durante el reinado de Alfonso XIII, se manifestarán una serie de problemas reiterados que ocasionan que el régimen acabe desembocando en la dictadura de Miguel Primo de Rivera, en un intento por arreglar la situación del país.El gran desarrollo económico, industrial y urbano (debido al aumento de las luchas sociales) de las regiones periféricas contribuyó al desarrollo de los nacionalismos.
En la misma línea reaparece el conflicto religioso al agudizarse las denuncias de sectores progresistas sobre el dominio que la Iglesia ejercía sobre la enseñanza. Por último, se debe mencionar el problema colonial.
Desde finales del Siglo XIX el interés por el reino de Marruecos había ido aumentando. Tras el desastre del 98, la posibilidad de reconstruir allí el Imperio era algo imposible. España se embarcó en una aventura que le consumiría ingentes cantidades de tropas y recursos. Todos estos factores provocaron el deterioro progresivo del funcionamiento del sistema y la existencia de crisis políticas y sociales cada vez más graves que minaron la monarquía constitucional y facilitaron el Golpe de Estado de 1923.

Contexto literario:


Émile Zola en 1881 escribíó el ensayo “El Naturalismo en el teatro” donde se retratan las costumbres y los problemas humanos mediante el análisis psicológico de los caracteres, y dio el primer paso para inaugurar el teatro del Siglo XX.

Más tarde, en Europa coexistirían diversas maneras de entender el teatro: la simbolista, con su misterio poético, la expresionista, que distorsionaba la realidad, o el teatro vanguardista, que intentó romper con lo tradicional. En cambio, en España, la situación del teatro fue muy precaria, pues la burguésía no era partícipe de grandes cambios. El teatro imperante fue sobre todo de entretenimiento:
Tragedias rurales, dramas modernistas en verso o el teatro cómico.

Teatro comercial:

La escena comercial española se divide en tres maneras de entender el teatro:La comedia de salón, cuyo máximo exponente es Jacinto Benavente.
Su teatro es continuador del Realismo del Siglo XX y su virtud era el dominio del lenguaje. Sus obras más destacadas son Los intereses cerrados y la Malquerida.El teatro escrito en verso de herencia ROMántica, pero estrechamente ligado al Modernismo. Se cantan las glorias y pérdidas de la España Imperial. Destaca Eduardo Marquina con la obra En Flandes se ha puesto el sol.Por último, el teatro cómico, pensado exclusivamente para entretener al público mediante un humor fácilón y burlesco. La escena es dominada por Carlos Arniches con su tragedia grotesca y su mejor obra fue La señorita de Trevélez.

Teatro innovador:

Surgen diferentes intentos de renovación teatral que rompen con los elementos del teatro comercial, entre los que destacan:

El teatro desnudo de Unamuno:

reduce los personajes al máximo, centrándose en las pasiones y el esquematismo de la acción. Destacan Fedro y El Otro.

El antirrealismo de Azorín:

incluye lo subconsciente, lo onírico y lo fantástico. Aborda temas como la felicidad, el tiempo y la muerte en la trilogía Lo invisibleEl teatro de Federico García Lorca:
parte del teatro modernista. Utiliza la farsa y el teatro imposible.

El teatro de Valle-Inclán:

comienza con el simbolismo, evoluciona hacia expresiones de lo trágico pasando por la farsa, hasta llegar a su creación más innovadora, el esperpento.
Su objetivo es fusionar el teatro y el cine en un nuevo arte escénico, “el Teatro nuevo, moderno”.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.