Análisis romance del enamorado y la muerte

Share Button

El título nos presenta a los personajes de quienes se hablará o tratará el romance.
También nos adelanta el tema principal, el amor y la muerte, el amor simbolizado o representado a través del enamorado y la muerte que le representa en sí misma.

Estos personajes estarán «enfrentados» y serán antagonistas enel romance. El amor y la muerte no se refieren a lo histórico sino que aluden o se refieren a tópicos o temas, es decir son producto de la imaginación.

A este romance lo clasificamos como lírico y en un posible subgénero novelesco sentimental.

Los primeros co-versos sirven como una introducción al romance. Este tiene un comienzo abrupto porque nos introduce directamente en un hecho concreto. Entonces desde una primera interpretación podemos decir que el romance es una situación vivida y recordada por el enamorado, esto lo vemos a través de la referencia temporal «anoche», que indica una situación pasada. También introduce el diminutivo «soñito» que le proporciona al romance y al sueño determinada afectividad, es decir que el sueño es placentero, agradable, pues, está soñando con su amor. Aquí se utiliza el recurso llamado «alteración», es decir, la repetición de un sonido que se repite y le brinda al romance determinada musicalidad pero también sirve para destacar o enfatizar una idea, en este caso lo vemos a través de la repetición de la palabra «sueño» y sus diferentes variables «sueño,soñaba y soñito» y el sonido que se repite es la letra «s».

La muerte es presentada o anticipada indirectamente, es decir, que no se la nombra como tal sino que se la presenta como una señora a lo que se caracteriza a través de dos adjetivos, blanca y fría, y se establece una comparación con la nieve, comparación que consiste en destacar las carácterísticas de la nieve asociándolas a la blancura, vanidez y frialdad con la que se simboliza o representa a la muerte. En una primera instancia tenemos a un narrador protagonista que narra en primera persona y lo identificamos con el enamorado.  Enseguida existe un diálogo de los dos protagonistas, el enamorado y la Muerte personificada,incluye un contraste, producto del error del enamorado, que mientras soñaba tener a su amada en sus brazos, creyó haberla tenido ante sí (con alegría) pero con impresión se encuentra con una gran sorpresa, ya que se trata de la Muerte,y no de su amada. Esa situación la tiene muy presente el personaje de la Muerte, que para nombrar al enamorado lo denomina “amante”.


El reclamo del enamorado hacia la Muerte, pidiéndole un día más de vida, demuestra sus ganas de vivir, su amor, y la angustia de «perder» su destino. De algún modo, el amor siente una cierta lástima. De todos modos, la Muerte no le dá el día pedido, pero sí una hora, lo que marca un prolongado poema.

En la segunda estrofa existe un relato, pero ahora ya no en primera persona, sino de un narrador externo, que describe los movimientos del enamorado al vestirse, calzarse y salir rápidamente para ir a la casa de su amada. Aquí se demuestra la forma apresurada en la que el enamorado se vestía, describiendo cada acción que el enamorado realizaba.

Luego de eso, sin describir nada, existe un cambio de escenario, desde el cuarto del enamorado a la casa de su amada. Aquí se se abrevia el relato para lograr un suspenso. Ella comienza hablando con el enamorado, respondiendo a la pregunta del enamorado de poder entrar. La amada, ignorando al enamorado, dice argumentos en contra de recibirlo, le dice que no es hora ya que su madre no está dormida ni su padre ha salido.

El enamorado tiene mucha urgencia, y lo logra expresar diciéndole a la amada de que pudiendo llegar a ella, la Muerte no lograría alcanzarlo: “junto a tí, vida sería”, dice, y eso le insinúa el estado del enamorado que, si no está cerca de ella, siente que va a morir. La amada, acepta y comprende la presencia y urgencia del enamorado, acepta a recibirlo, expresa su aceptación al decirle que desplegará un cordón de seda. También agrega que si fuera necesario desplegaría sus trenzas, algo que hablando de simbolización, significaría que la amada le brindaría su virginidad.

En la última estrofa, sucede un elemento de ambigüedad, ya que el final podría interpretarse de dos maneras: el romance demuestra una situación trágica, ya que todo esté contenido por un sueño. En ese caso, todo sería únicamente imaginativo.

Por otro lado se podría interpretar que el enamorado en realidad nunca estuvo soñando, sino que inventó una excusa de ser perseguido por la Muerte para poder entrar a la habitación de la amada. Pero teniendo mala suerte que su mentira se convirtiera en realidad al romperse el cordón y caer al suelo.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *