Características del Renacimiento Barroco

Share Button
Durante los siglos XV y XVI se vive en Europa un período caracterizado por el auge de las artes, las ciencias, etc. A este período se le conoce como el Renacimiento.En España, el Renacimiento se inició más tarde que en Europa, ya que hasta 1492 no terminó la Reconquista, lo que manténía vivo el espíritu guerrero, carácterístico de la Edad Media. Sin embargo cuando comenzó el siglo XVI la hegemonía española se impónía en Europa.Esto fue debido fundamentalmente a dos razones:En primer lugar, debido a que con Carlos V se unieron el Imperio español y el austrohúngaro, aumentando así las posesiones españolas.En segundo lugar, debido al desarrollo económico ocasionado por el oro llegado de América.Estas ventajas tenían sus inconvenientes, pues el rey tuvo que sofocar algunas rebeliones. Y por otro lado las riquezas que se llegaban se utilizaban para combatir el protestantismo. Esta situación fue poco a poco encerrando a España en si misma, para evitar la influencia de la Reforma de Lutero.Durante el reinado de Felipe II el contacto con Europa casi desaparecíó. Por esta razón el Renacimiento español tiene unas carácterísticas especiales que lo apartan del europeo.Este distanciamiento no implicó que sus frutos no fueran iguales, o incluso superiores. La época del Renacimiento es un parte fundamental de los Siglos de Oro de la literatura española.Se renueva la estructura social feudal y aparece la burguésía.Surge el espíritu crítico y racionalista, reivindicando el uso de la razón.La moral tradicional entra en crisis, aunque no se abandona la religión.El ser humano pasa a ser centro de todo, y se revaloriza la belleza y el amor.Si nos referimos concretamente a la lírica, conviene comentar las siguientes innovaciones que supuso el Renacimiento, que afectan a la métrica, los temas y el estilo:Los temas más utilizados serán la naturaleza, describiendo un mundo hermoso y lleno de armónía (usando con mucha frecuencia epítetos), el amor, desde un punto de vista a veces triste y melancólico, y los mitos clásicos.El estilo se basa en la naturalidad y la sencillez, sin descuidar las formas. Con gran mesura, se usan las metáforas clásicas, el encabalgamiento suave y el hipérbaton. Gran importancia del equilibrio y la mesura Barroco
El Siglo XVII fue para España un período de grave crisis política, militar, económica y social que terminó por convertir el Imperio Español en una potencia de segundo rango dentro de Europa. Los llamados Austrias menores
 -Felipe III, Felipe IV y Carlos II- dejaron el gobierno de la nacíón en manos de ministros de confianza o validos.En el Siglo XVII, España sufríó una grave crisis demográfica, consecuencia de la expulsión de casi 300.000 moriscos y de la mortalidad provocada por las continuas guerras, el hambre y la peste.El Barroco artístico contrasta abiertamente con el ideal de armónía, proporción y medida que propugnó el Renacimiento. Las principales carácterísticas del arte Barroco son:

Dinamismo

El artista Barroco desea crear sensación constante de movimiento. Frente al predominio de las líneas rectas en el arte renacentista, el Barroco se vale, sobre todo, de la línea curva.

Teatralidad

El artista intenta conmocionar emotivamente al espectador y para ello recurre a procedimientos hiperrealistas. Esta intencionalidad se aprecia, por ejemplo, en la representación de Cristos yacentes y en toda la imaginería sacra.

Decorativismo y suntuosidad

El artista del Barroco atiende por igual a lo esencial y a lo accidental. De ahí su minuciosidad en la composición de pequeños detalles y su gusto por la ornamentación.

Contraste

. El artista Barroco se manifiesta contrario al equilibrio y a la uniformidad renacentistas. Su ideal es acoger en una misma composición visiones distintas, y hasta antagónicas, de un mismo tema.
En los cuadros de asunto mitológico, por ejemplo, los dioses aparecen mezclados con personajes del pueblo.Así mismo, la actitud de los autores es de pesimismo, desengaño y angustia, y su postura ante su obra es de evasión de la realidad, de sátira, y de intención moralizadora. Existen dos estilos predominantes de la literatura barroca; el conceptismo y el culteranismo. Ambos persiguen una expresión oscura y son el reflejo de la complejidad expresiva de la época. Los temas principales son el amor, la naturaleza, la mitología, el paso del tiempo y la muerte, el desengaño, la apariencia y la realidad, y la religión. Frente al clasicismo renacentista, el Barroco valoró la libertad absoluta para crear y distorsionar las formas, la condensación conceptual y la complejidad en la expresión. Todo ello tenía como finalidad asombrar o maravillar al lector.



Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.