Futurismo dadaismo surrealismo

Share Button

10.1 Los movimientos literarios de vanguardia (futurismo, dadaísmo, surrealismo, expresionismo)

Al finalizar el siglo XIX el hombre europeo creía estar en el momento de auge y bienestar, el triunfo cultural del capitalismo en el Viejo Continente creaba un ambiente de confort económico y social; ya en el siglo XX se pensaba que la calidad de vida estaba en la cúspide teniendo al dinero, como elemento de poder que daba solidez a la época.

Desde la segunda mitad del siglo XIX los socialistas declaraban el desequilibrio social del capitalismo aunque la clase burguesa confiaba en el sistema la realidad era otra ya que todo apuntaba a su decadencia; la Primera Guerra Mundial vino a ser el inicio del declive de la solidez y el progreso.

Correa y Orozco explican como el ser humano se encontró ante una realidad que no comprendía: la estabilidad social e histórica se había roto, y el enigma del futuro lo aterraba, exigiendo un cambio en la concepción del mundo, los valores morales se ven desquebrajados desde sus estructuras morales, sociales y culturales; el ser humano se da cuenta de su enorme capacidad para construir y también para destruir.

El desequilibrio es devastador, la Primer Guerra Mundial, poco después la Segunda, todo este caos hace al hombre testigo de cómo sus inventos que alguna vez construyeron ahora destruyen provocando un fuerte impacto en las mentes de los hombres.

Como ejemplo tenemos a la aviación, invento de los hermanos Wright que de la noche a la mañana se convierte en un instrumento bélico, el invento de Einstein de la composición y descomposición de la materia y la fuerza emanada del átomo, ahora el hombre entiende que nada es eterno todo es relativo, tornando un ambiente de angustia que será el gran síntoma que define al hombre del siglo XX.

Ahora los científicos se inclinan a estudiar la mente del ser humano para calmar su angustia recurrente, los cuales se interesan de sobremanera por los estudios de Sigmund Freud y su famoso psicoanálisis abriendo un panorama de carácter interiorista.

Movimientos literarios de vanguardia

Vanguardia; este término se relaciona con el conflicto bélico de 1914 a 1918, su origen es militar refiriéndose a la partes de las fuerzas armadas que marchaban al frente del cuerpo principal. La vanguardia no se refiere a una corriente artística en si misma si no que representa a los ismos o tendencias que lo integran como por ejemplo: futurismo, dadaísmo, expresionismo y surrealismo las cuales cada una de ellas posee sus propias características siempre buscando su propio estilo en un sentido de originalidad y que a su vez conforman la vanguardia del momento aunque todas ellas basadas en el desequilibrio y angustia que vivía el hombre del siglo XX supliendo la solidez de un pasado remoto.

Futurismo

“Un auto de carrera es más hermoso que la Victoria de Samotracia” esta frase dicha por el poeta italiano Filippo Tomasso Marinetti precursor del futurismo literario deja entrever parte de la filosofía de este movimiento.

Entre los principios más destacados de este estilo están los siguientes: la abominación del pasado, rechazo a la perennidad, el gusto por la violencia, la temeridad y la revolución, exaltación de lo deportivo en contra de la meditación y el ensueño, la belleza del movimiento y la velocidad y la necesaria provocación del escándalo, la máquina se erige como símbolo y representación del progreso humano.

Dadaísmo

Movimiento encabezado por el escritor francés Tristán Tzara; dadaísmo es un término que proviene del vocablo dadá como sonido que hace un recién nacido, esta tendencia más que poseer un espíritu creativo parece discriminatorio, anarquista, de escándalo y provocación que rechaza todo lo establecido, su principio sostiene que no debe darse una relación entre la idea y la palabra, que la significación racional carece de valor, que el realismo y la imaginación deben ser repudiados y que la opinión pública no representa un factor importante para el desarrollo del dadaísmo. El dadaísmo marcó la pauta para la aparición del surrealismo.

Surrealismo

El jefe del movimiento surrealista fue el escritor y poeta francés André Bretón; el surrealismo es el más destacado movimiento vanguardista el cual está basado en el subconsciente, la narrativa de este estilo se desarrolla en un contexto onírico y sobrenatural, otra característica es la constante búsqueda de un mundo maravilloso, imaginativo, fantástico hasta llegar al delirio y la incoherencia buscando un estado parecido a la enajenación mental, suponiendo que en este se encuentra la libertad espiritual.

El autor surrealista busca la introspección y un sondeo del yo por medio de la escritura automática con el objetivo de dar rienda suelta a su inspiración, escribiendo libremente en un fluir mental. Utiliza las técnicas del psicoanálisis para proyectar lo que está oculto en el inconsciente dando a conocer dos realidades: la aparente y la inconsciente es decir la externa y la interna y más profunda del individuo.

10.3 Narrativa de ciencia ficción

Tendencia que se popularizó a mediados del siglo XX, las narrativas de ciencia ficción especulan constantemente sobre las consecuencias que tendrán en el futuro las innovaciones tecnológicas y científicas cada vez más impresionantes, generalmente los autores de estas obras son científicos con intereses literarios lo que hace más creíble y lógica esas especulaciones, algunas de ellas han sido notablemente acertadas, como ejemplo de ello tenemos a Julio Verne con sus obras De la tierra a la luna, Veinte mil leguas de viaje submarino, La vuelta al mundo en ochenta días, entre otras obras en donde anticipó hechos científicos que hicieron historia.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.