Generación del noventayocho

Share Button

La Generación del 98 es un movimiento puramente español formado por un grupo de jóvenes escritores que se caracterizan por proponer la renovación estética de la literatura anterior y la regeneración de la cultura del país. El origen del movimiento se encuentra en el «Manifiesto de los tres» firmado por Azorín, Ramiro de Maeztu y Pío Baroja en el que denuncian la realidad del país, la desorientación de la juventud y la falta de valores. El grupo dura poco y el fracaso de la acción los lleva posteriormente al idealismo y a posturas políticas conservadoras. Carácterísticas fundamentales de la generación del 98: *

Europeísmo y gusto por lo castizo

En una primera propuesta, intentaron elevar España a la altura de Europa. Significaba abrirse a las corrientes modernas de pensamiento y vivir en un espacio amplio y sin fronteras. Los noventayochistas ven la autenticidad de España en la Castilla medieval, libre, poderosa e invicta.*Sobriedad. Huyen de la grandilocuencia retórica y buscan la máxima claridad y llaneza. Su afán de expresividad les lleva a buscar términos inusuales o arcaísmos.*Subjetivismo. La evolución del problema de España hacia posturas intimistas los lleva a la subjetividad y a una visión introspectiva de la realidad.*
Idealización del paisaje castellano, que se convierte en el símbolo del alma de España.*La preocupación por los problemas de España les hace subordinar la forma al contenido, por lo que recurren preferentemente al ensayo. *Reflexiones filosóficas. Reflexionan sobre el sentido de la vida, la religión, la existencia de Dios, el tiempo. Los escritores fundamentales del grupo son Miguel de Unamuno, Pío Baroja, José Martínez Ruiz «Azorín», Ramón María del Valle Inclán y Antonio Machado.
Los escritores del 98 cultivaron los diferentes géneros literarios con un propósito renovador para así superar el Realismo y Naturalismo decimonónico. Valoraron la renovación iniciada por los modernistas pero los noventayochistas añadieron a los rasgos creativos y estéticos profundas preocupaciones filosóficas y socioculturales. Cabe destacar:*El teatro austero y simbólico de Unamuno (teatro desnudo) con el que se propuso llevar al público un dramatismo esencial, lejos de la expresiva ornamentación escénica.. (Obras importantes: Fedra, El otro y El hermano Juan…); O las diferentes propuestas dramáticas de Valle Inclán que culminan con la técnica más vanguardista del 98: el esperpento (Luces de bohemia, Martes de carnaval…) Una vez superada la etapa modernista (El marques de Bradomín), las obras de tema galaico (Comedias bárbaras) o las farsas (La marquesa Rosalinda).


*Determinadas innovaciones novelescas frente al Realismo-Naturalismo como la pérdida del relieve de la historia; la centralización en la problemática del héroe; la momentaneidad y el fragmentarismo; y la dramatización. Sobresalen José Martínez Ruiz»Azorín», Valle Inclán y Unamuno, que denominó a «nivolas» a sus narraciones y que se caracterizan por renunciar a cualquier preparación previa; por suprimir descripciones y situaciones; por presentar al protagonista en su lucha existencial, reflejo del propio autor; y por promover el diálogo hasta el punto de que adquiera una importancia fundamental en la narración: Niebla, Abel Sánchez, La tía Tula y San Manuel bueno mártir. Pero, sobre todo, Pío Baroja para quien la novela es una pieza literaria en la que tiene cabida absolutamente todo. Así encontramos en sus textos tanto reflexiones filosóficas, como confesiones políticas, humor, aventuras y duras críticas sociales. Su técnica para construir la novela se basa en la espontaneidad y la observación de la realidad inmediata. El argumento suele ser la evolución existencial de un solo personaje protagonista y, junto a él, otros secundarios que aportan datos acerca del central. La estructura es siempre. Su estilo es verde claro y preciso, en contraste con la prolijidad retórica de la generación anterior. Una de las carácterísticas esenciales de Baroja es su capacidad para crear personajes y la fuerza con la que los presenta. Al igual que él, suelen ser misóginos, anticlericales y anarquistas. Son indóciles, errabundos, inquietos, y en su mayoría están abocados al fracaso. De ahí que se haya dicho que sus personajes son antihéroes. Su obra es muy extensa y destacan las triologías: La lucha por la vida, con La Busca; Tierra Vasca, que incluye Zalacaín el aventurero; y La raza, en la que se incluye El árbol de la ciencia.*Y la poesía de Antonio Machado, Unamuno y Valle Inclán. Antonio Machado es uno de los grandes poetas españoles del XX Y uno de los más emblemáticos de la generación del 98. En Soledades, galerías y otros poemas proclama una poesía llena de emociones y sentimientos y en la que predomina la experiencia vivida sobre la imaginación creadora. En él se evoca el sentimiento melancólico de la juventud perdida y sin amor. El Modernismo de Machado se observa en el ritmo, la rima y la herencia simbolista: el sueño, la tarde, el crepúsculo, la fuente, el agua… En Campos de Castilla, Machado abandona la línea intimista anterior y se adentra en la geografía castellana y andaluza. En este libro ofrece una gran heterogeneidad de materiales y temas: -El paisaje soriano. Distingue entre una España épica y gloriosa del pasado y la España contemporánea, sumida en el desencanto. Como Unamuno o Azorín, utiliza el paisaje como vehículo para descubrir el alma de España. -Desde Baeza, Machado recuerda con nostalgia el paisaje soriano, sublimado con la distancia y por el recuerdo de Leonor. En este ciclo aparece la crítica social contra la España ignorante, inmovilista y tradicional.-Proverbios y cantares, breves meditaciones acerca de los enigmas del hombre y del mundo, donde se combinan lo filosófico y lo popular.-Elogios: esta sección está formada por 14 poemas autónomos donde homenajea a literatos y pensadores. Valle Inclán también superará una primera etapa modernista de Aromas de leyendas con temas de su Galicia natal, para acercarse al esperpento y alexpresionismo en La pipa de Kif. Unamuno sigue plasmando en su poesía los temas existenciales que tanto le preocuparon, como es la angustia espiritual. Destacan: El Cristo de Velásquez, Poesías o Rosario de sonetos líricos.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.