Iluminacion cine negro

Share Button

Género



   Basado en hechos reales. Pertenece al género de drama y thriller. Trata también el tema de las drogas, el narcotráfico, la delincuencia y la pobreza en zonas marginales. Debido a su naturaleza realista y naturalista, estos temas se mezclan con otros, debido también a la diversidad de los personajes: el protagonista contra la situación, el lugar, y el resto de personajes hacen que se cree ese caldo de cultivo que hace que florezcan los conflictos, opiniones y cuestionamientos de todo tipo de temas. Aunque como hemos hecho referencia, hay algunos de ellos que funcionan de hilo conductor de la historia, como las drogas, la delincuencia, el pago de deudas y venganzas, etc.


Continuidad y Ritmo



   Este mismo tipo de historias, contextualizadas en otros movimientos y situaciones, por ejemplo, películas de mafiosos y gansters que mantienen la compostura y son mostrados desde otro punto de vista, demuestran que un mismo tema o género puede ser tratado en cuanto a la realización y la puesta en escena, y en general a toda la propuesta del director de formas y colores muy diferentes. La película trata de bandas callejeras, de una forma de vida, de las favelas, y Meirelles ha querido darle al relato ese toque fugaz, duro, realista y al mismo tiempo cuidado y con un toque propio distintivo que como la historia, te golpea fuertemente en la cabeza. Es un ejemplo de película que posee un ritmo frenético, que no te deja descansar en ningún momento, y cuyo planteamiento temporal está perfectamente narrado, pues te anticipa acontecimientos y tras ello, te muestra la explicación a lo ocurrido, recurriendo a los flashbacks para contar la vida y la causa de que el personaje principal se encuentre en dicha calle en determinado momento, cerrando al final del film un círculo comenzado al inicio de la película.


Aciertos, carencias, novedades y originalidad



   Considerada por la crítica como una de las películas más influyentes y más aclamadas de los últimos años, corresponde sin duda con un ejercicio audiovisual tremendamente original y lleno de personalidad. Además, creemos que es muy acertada la forma en la que retrata este tipo de vida e historias, pues el ritmo que transmite mediante el montaje, el uso de la cámara, la banda sonora, la iluminación, las muy logradas y realistas interpretaciones como la puesta en escena en general está acorde con lo que en la vida real debe vivirse en este tipo de lugares: descontrol, irreflexión, autoridades irrevocables, subordinados, etc. Sin duda, tiene muchas partes en las que literalmente se te revuelve el estómago, de la crudeza y la cercanía con la que retrata las vidas de los personajes. Una de las escenas más recordadas por los espectadores es aquella en la que Zé Pequenho obliga a un niño a disparar a otro en el pie. La ausencia de  música en esos instantes, el montaje, la realización y el tamaño de los planos, que transmiten veracidad y desasosiego crean una sensación en el público difícil de olvidar.


   Así mismo, no creemos que tenga ninguna carencia, pues como en su momento fue casi única en su especie (actualmente el tipo de montaje y demás es muy recurrido) puede darse el lujo de presumir de haber creado tendencia en un tipo de narración no convencional. Aún así, quizá hablar en nombre de algún sector del público que a la hora de recibir la película le resulte difícil de digerir por no estar acostumbrado a este tipo de narraciones, más concretamente a un sector más mayor, habituado a un cine más clásico y convencional.


 

Opinión Personal



   “Cidade de Deus” es una violenta y cruda imagen de la realidad. Posee una narración estructurada a la perfección, en la cual el protagonista se convierte en el guía, que nos conduce por un infierno bastante particular. En la película se resume en partes la vida de cada personaje y su relación en la favela de Ciudad de Dios. De esta manera se van formando las ramas del gran árbol en el que aparecen todos los personajes. Criticada también por su tono apocalíptico, ya que muestra la cara más dura de los problemas que acontecen en las zonas marginales de Brasil. Según la información que hemos podido recopilar, parte de la película fue financiada por las principales empresas del país, aunque la imagen que se proyecta de este queda muy lejos de ser un halago hacia la población.


   Aún así, nuestra opinión personal ha quedado plasmada a lo largo de todo el trabajo, aunque intentando recopilar un poco en líneas generales, admirar el trabajo de Meirelles por llegar a visionar de esta forma un tipo de historia que contado de otra manera habría perdido casi todo su valor, y mostrar nuestro entusiasmo ante un film que revolucionando la forma de contar una historia siendo pionero en ello, lo hizo de una forma muy redonda y coherente consigo misma en toda su narración.


   Una película en definitiva imprescindible, más actualmente para comprender uno de los orígenes de los productos que consumimos en la actualidad, y como muestra de que no todo el cine viene de los países a los que estamos acostumbrados.
Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.