La poesia narrativa y la poesia lirica

Share Button

2.2 CARACTERISTICAS DE LA POESIA LIRICA ROMANTICA. JOSE DE ESPRONCEDA, GUSTAVO ADOLFO BECQUER Y ROSALIA DE CASTRO


La poesía de la primera mitad del siglo XIX refleja el proceso de transición desde la estética neoclásica hasta la romántica.
Gran parte de ese periodo sigue dominada por líricos de inspiración ilustrada (Alberto de Isla, Manuel José Quintana).

El triunfo de la poesía romántica se produce en los años treinta y se difunde tanto por vía oral y por vía escrita y se refleja una sensibilidad afín al de las clases medias ascendentes que eran las que compraban los libros y revistas.

Dentro de la poesía romántica tiene un gran desarrollo la POESIA NARRATIVA que relata en verso diversos sucesos históricos, legendarios o inventados. Estos poemas narrativos combinan la descripción, el diálogo y momentos de carácter lírico con la propia narración. Los hay EXTENSOS (El morro expósito del Duque de Rivas,  El estudiante de Salamanca y  El diablo mundo de Espronceda y Granada o Poema oriental de Zorrilla) y también hay poemas narrativos BREVES en los que destaca el cultivo del romance.

La POESIA LIRICA  expresa los temas típicos del  Romanticismo; los sentimientos personales, la melancolía, el hastío de la vida, el amor, la mujer ideal, la religión… También son románticos los ambientes: lugares solitarios, cementerios, ruinas… Sin embargo, falta en la poesía romántica española la sensación de autenticidad y desgano propios del yo romántico. Los poetas más destacados en este tipo de poesía son ESPRONCEDA y ZORRILLA.

Otros rasgos formales de esta poesía son: la mezcla de géneros (lírica y épica) y la polimetría (gran variedad de estrofas y versos que reflejan la libertad del poeta)
. La principal novedad es el empleo de la ESCALA MÉTRICA .

ZORRILLA fue el poeta más conocido de su tiempo.  Su poesía tiene dos direcciones: la lírica y la narrativa.
Zorrilla domina las técnicas narrativas, los recursos dramáticos y líricos con los que consigue crear el interés necesario para crear un ambiente peculiar.

Su poesía lírica es muy variada temática y formalmente y poseía un gran sentido del ritmo y un dominio absoluto de efectos verbales y recursos retóricos. Todo ello explica su influencia en la poesía posterior.

JOSE DE ESPRONCEDA  representa un romanticismo liberal exaltado. Participó en política y tuvo que exiliarse durante el reinado de Fernando VII. Fueron muy tormentosas sus relaciones amorosas con Tersa Mancha, cuya muerte prematura le ocasionó un fuerte pesar que expresó en su poema
Canto a Teresa.  La personalidad de Espronceda es típica del romántico. En su obra poetica se observa una evolución que permite dividirla en etapas:

-POESIA de CORTE NEOCLASICO, de su juventud.  La obra más destacada es El Pelayo.

-POESIA de la ETAPA del EXILIO, donde sigue la influencia neoclásica, pero llegan nuevas influencias como el Ossianísmo, que parte de los escritos de Ossian, falso poeta gaélico.

Textos poéticos de Espronceda en esta época son (Himno al sol) y el poema narrativo (Oscar y Malvina).

       -POESIA ROMANTICA,  produce sus mejores poemas cuando evoluciona hacia un Romanticismo liberal en el que dominan los tonos sociales y que se aprecia tanto su poesía lírica (Canción del pirata, El verdugo, El mendigo…) como en sus poemas narrativos (El Estudiante de Salamanca, El diablo mundo).

En los poemas líricos encontramos al Espronceda más genuino: defensa de las normas, las leyes y riquezas materiales, anhelo de libertad…

En sus grandes poemas narrativos, El Estudiante de Salamanca y El diablo mundo, aunque básicamente son narrativos, se observa la mezcla de géneros propia del Romanticismo, que no faltan los pasajes líricos ni dramáticos.

Los temas de la poesía de Espronceda en sus primeros poemas son los propios del neoclasicismo: amores pastoriles en una delicada naturaleza, anhelo de la fraternidad universal, defensa de la libertad; en la poesía del exilio dominan los temas ossiánicos: sensibilidad triste y melancolía en una naturaleza ya no suave sino poderosa y colosal; en su etapa de poesía romántica desarrolla las ideas características del Romanticismo progresista: la inadaptación del individuo, la rebeldía, la muerte…  Los personajes esproncedianos se caracterizan por su nobleza, valor y generosidad innatas (el pirata) y aparte personajes cínicos, insolentes, arrogantes… (Como el estudiante de Salamanca)

El estilo de Espronceda es totalmente romántico. Le interesa siempre la reacción sentimental y es por ello por lo que abusa de los recursos melodramáticos, de la tendencia a lo misterioso, de las situaciones emotivas.

En la segunda mitad del siglo XIX  en pleno dominio del Realismo, se da una POESIA INTIMISTA ROMANTICA en la que destacan ROSALIA de CASTILLA y BECQUER.

R. de CASTRO tuvo una existencia difícil y penosa. Pasó gran parte de su tiempo en Castilla pero regresó finalmente a Galicia en 1871. Compuso versos gallegos(Cantares gallegos y follas novas) y en castellano(En las orillas del Sar).

Destaca también Rosalía en el uso de recursos poéticos; sus innovaciones métricas(creación de nuevas estrofas, uso del verso alejandrino) y cierta exuberancia  formal preludia la poesía modernista.

GUSTAVO ADOLFO BECQUER es el máximo representante de esta poesía intimista. Aunque ha sido habitual imaginar que Bécquer como un personaje candoroso, hay bastantes datos para pensar que su comportamiento fue el característico de un escritor de su tiempo.

También compuso obras en prosa entre las que destacan Leyendas, relatos cortos de carácter fantástico y ambientación romántica y en los que destacan valores rítmicos y musicales (Mese Pérez el organista, El rayo de luna, El miserere…).

Las composiciones en verso apenas vieron la luz en vida del autor y algunas se publicaron en periódicos. La primera composición de sus obras poéticas se publicó en 1871 al año siguiente de su muerte. Se conserva también un manuscrito con el título de (El libro de los gorriones).

Las Riman recogen todos los poemas contenidos en el Libro de los gorriones, salvo tres.

Las Rimas preparadas para la publicación por un grupo de amigos de Bécquer se presentan como un largo poema unitario que desarrolla una historia amorosa que va desde la ilusión inicial al fracaso amoroso que sume al poeta en el desengaño. Pero debemos de dejar claro que las Rimas no son una autobiografía amorosa sino la expresión lírica de la ideas generales del poeta sobre el amor.

Los temas de las Rimas son dos: la poesía y el amor. Varios de los primeros poemas del libro tratan sobre la poesía, concebida como la expresión inmediata de emociones íntimas o de sentimientos que están más allá del poeta mismo. Se trata de una concepción romántica de la literatura frente a la idea clásica del arte como elaboración meditada y concienciada.

Sin embargo, Bécquer se aparta del romanticismo grandilocuente y estruendoso. Sus poemas, generalmente expresan ideas como belleza, amor o la poesía misma que se resistían a ser expresadas con palabras. Bécquer alude ideas y sentimientos interiores con vocablos que designan realidades exteriores. (“Yo soy el invisible/anillo que sujeta/el mundo de la forma/al mundo de la idea”).

Aunque su concepto de la poesía preludia el de la poesía posterior hay en la poesía de Bécquer muchas reminiscencias románticas. Así el tema del amor abunda en tópicos románticos y el amor se identifica con la mujer, expresión máxima de la belleza. Pero la mujer becqueriana en poco más fue una ideal porque se muestra inaccesible, es un misterio o se desvanece como un sueño.

La mujer queda a menudo desrealizada  y el resultado final es la desilusión, la angustia, la soledad(la gloria y el amor tras que corremos/sombras de un sueño son que perseguimos) .

Su estilo, aparentemente sencillo y espontáneo, guarda una cuidadosa elaboración de textos. Buena parte de los aciertos expresivos de Bécquer proceden de su maestría en amalgamar artificios recursos de la poesía culta con los de la poesía popular. Así sucede por ejemplo en la métrica, en la que utiliza estrofas clásicas y forma combinaciones de versos endecasílabos y heptasílabos aunque también emplea estrofas breves, típicas de la poesía tradicional donde aparecen formas populares como la copla o la seguidilla. Rasgo fundamental de su métrica es la preferencia por la RIMA ASONANTADA, evitando la sonoridad del romanticismo. El ritmo poético obedece a una estudiada distribución de los acentos del verso, lo que proporciona a sus poemas una tenue musicalidad. Son numerosos también los encabalgamientos, que dan sensación de mayor naturalidad.

Los poemas de Bécquer suelen ser breves y a veces, parecen quedar truncados al cerrarse en un verso quebrado que condensa la idea expresada y abre nuevas sugerencias.

El lenguaje becqueriano es también SENCILLO en apariencia. No son raras las METAFORAS (saetas…/hoja…/gigante ola/luz…/eso soy yo) y también son habituales los SIMILES o COMPARACIONES (verdes como el mar/como guarda el avaro su tesoro). Las imágenes se construyen casi siempre con palabras que aluden a realidades materiales señoriales. Por eso su lenguaje poético abunda en vocablos referentes a la naturaleza (golondrinas, viento, huracán…) o a la música (arpa, lira). Pero tampoco falta un léxico más prosaico que revela la influencia de la poesía realista al lado de un vocabulario todavía romántico. Pero  lo más importante del lenguaje de Becquer es su capacidad de sugerir más allá del significado denotativo: los elementos de la realidad se corresponden con emociones íntimas o, a través de ellos, se descubren otros sentidos insospechados u ocultos.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *