La venganza de la vaca

Share Button

El conejo (Abelardo Castillo):


El protagonista es un chico que habla de su desgracia en su familia, de que no se llevaba bien con la madre pero si con el padre. Y tiene un peluche que es un conejo con el que habla y le cuenta sobre sus problemas.

El conductor del rápido (H Quiroga):

Una mañana llego al manicomio un hombre escuálido, que se tenía malamente en pie. Su mujer afirmaba que ese maquinista había guiado su máquina hasta horas antes. El relator es el conductor del Rápido del Continental, desconfía de psiquiatras y policías. Dice que por año tan solo hay cinco conductores, dicho esto termina su café que estaba salado. Lleva 18 años en la línea. Va al médico y este le dice que no tiene nada, y le dice que le conviene a un conductor de tren, y el relator pide un examen completo, piensa sin embargo que los médicos lo ignoran. Se levanta feliz, y recuerda que estuvo deprimido y llega a la conclusión que ahora es más libre. Se da cuenta que está solo y observa a una locomotora. La mujer le dice que hace tiempo no lo veía así de feliz y él le dice que siempre será así y se retira. Después corre el tren 248 y dice que su máquina es la 129. Tiene 18 años de servicio sin falta, ni pena, ni culpa, y el jefe le dice que cuide del empalme 3 y que ponga atención a la trocha 296-315 porque ya hubo 3 accidentes en un mes. Ve a un fogonero que paleaba lento, le dice que este calmo y el fogonero dice que van bien, solo que el carbón no es el mismo del mes pasado. El relator le dice de ir mas rápido y el fogonero acepta. La noche es muy negra, el tren va corriendo. Se da cuenta que el fogonero ha abandonado su servicio y esta inmóvil. Recuerda a su hija moribunda y le dice que el tren que está pasando es el de las 7.45. Vuelve a conducir el tren, y comprende que se está volviendo loco. Intenta despertar al fogonero mientras atraviesan el empalme 3. En ese momento recuerda las palabras del psiquiatra y luego es invadido por ratas. Pasan la trocha que tenían delante. El jefe de la estación reconoce que el tren lleva 12 min de adelanto. Tira a la vía el hurgón, y bañado en sudor ve al fogonero que se ha salvado. Pero el tren no. No tuvo tiempo para desatar al asistente y confiarle el tren y ahora mucho menos para detenerlo. El conductor del rápido 248 gritaba al jefe de estación que le den desvío. Los frenos al rojo frenaron al tren junto a los paragolpes del desvió, lo que fue arrancado a la fuerza de la locomotora. Los alienistas opinan que la salvación del tren es un asco de automatismo profesional. El relator dice que consideran que el deber es capaz de contener por tres horas el mar de demencia que lo está ahogando, pero que de tal heroísmo mental, la razón no se recobra.

Las Moscas (H Quiroga):

La historia trata de un hombre que estaba tirado en un bosque y se sentía moribundo, estaba apoyado en un tronco. En eso vienen unas personas y lo llevan a una especie de hospital y dicen que la única manera de saber si se va a morir o no es largando a unas moscas que detectan si un cuerpo está cerca a descomponerse. Las moscas empiezan a volar sobre el (y se da cuenta que se va a morir). Luego el habla como si fuera una de las moscas que vuelan por el bosque.

Es que somos muy pobres (Juan Rulfo):

La historia relata que una familia muy humilde pierde a una vaca en una inundación. Lo que sucede es que eran una familia de clase baja y el padre de familia le había regalado una vaca a su hija para que pueda tener un comienzo en cuanto economía ya que sus otras dos hijas habían tenido que prostituirse para sobrevivir. La familia pierde a la vaca por la inundación y la chica se pone triste.

El hambre (M Mujica Laínez):

(colonizadores en América). estaban en un fuerte que habían levantado los conquistadores en la primera fundación de buenos aires la conquista había salido mal y ahora el fuerte estaba rodeado de indios que lo cercaban y evitaban que cualquiera entrara o saliera y entonces todos se iban muriendo de hambre o de enfermedades todos se querían ir pero no podían porque los indios los mataban entonces hacían cosas para conseguir comida, por ejemplo comían carne de los cadáveres frescos y había un ballestero y otros 3 el ballestero y otro eran hermanos y esos otros 3 eran los líderes de la expedición o algo así entonces un día uno de esos quedo solo y el ballestero lo fue a matar porque tenía hambre y cuando lo mato vio en la mano el anillo que la madre le había regalado al hermano y en realidad había matado al hermano que tenía la capa que usaba el líder de la expedición y ahí se volvíó loco y en un intento de irse salíó del fuerte y corríó hacia los indios y mientras corría empezaron a llover flechas y lo mataron


La intrusa(Jorge L Borges):


La historia trata de dos hermanos (los Nielsen), que eran troperos y muy avaros. Eran muy unidos. Cristian se pone de novio y a Eduardo le empieza a gustar la novia de Cristian (su hermano), y este un dia se va a una farra y le dice a su hermano que se quede con la chica y que haga lo que quiera (la trataba como una cosa). Se deciden en dejarla y la venden a un prostíbulo dividíéndose en dos la plata. Pero ambos iban a visitarla seguido porque la querían, entonces se la llevan de vuelta y la matan.

La cadena del ancla (Roberto Arlt):

El relator habla de las actividades espías de las potencias extranjeras en 1935. Entre esas historias la que se llama «La Cadena del ancla» es la más terrible. Estaba sentado en la mesa de un café con un hombre que le decía que no hable de política y que desconfié siempre y de todos. Ese hombre hacia servicio de corredor de hotel en España y África pero en realidad era policía. El hombre del surtidor de nafta controlaba la filiación de todo pasaje de Tánger a Melilla a Ceuta o Tetuán. Pertenecía al Intelligence Service. Estaba una noche con el corredor de hoteles cuando un europeo gigantesco que mendigaba. El corredor le explico que era un oficial de marina. Entonces el corredor comenzó a contarle la historia de aquel hombre. Cuenta que para una mujer llamada Leonesa, acusada de matar a un oficial británico hubiera sido mejor no librarse de la horca. Había matado para salvarse, pero querían interrogarla. El responsable de todo fue un judío llamado Ismael Abraham, agente confidencial del musulmán nacionalista Yama Mohamed, nieto del gran Raisuli. Ismael entro a la oficina marítima del puerto de Ceuta, tenía que embarcarse a Málaga. Saco una libreta negra y entrego el pasaporte al oficial; luego salíó en dirección hacia la compañía de navegación. Se dio cuenta que se había llevado una libreta que estaba en la mesa de la oficina. En ella decía que se vigile a un ciudadano por portar armas, y que se detenga a Leonesa por el asesinato de un oficial británico, y que tiene en su poder una máquina para descifrar telegramas en clave. Afirmaba que Leonesa estaba en Tánger o Tetuán pero se sabe que tenía que pasar por Ceuta. Ella estaba refugiada en la casa de Yama Mohamed, y pensaba dirigirse a El Cairo. El fotógrafo no llego a tiempo para tomar un autobús de Ceuta a Tánger. A la 1 am Abraham entraba al jardín de Mohamed. Él escucho el relato de Abraham y le dijo que esperara. Yama fue con Leonesa y le alcanzó los telegramas para que los lea. Ella dijo que de que llevaba esa máquina solo sabían el subsecretario de Relaciones Exteriores y el ministro. Dijo que tenía que pasar a El Cairo y Yama le dijo que iría mejor por mar. El único capaz de ayudarlo era Rene Vasonier, que era primer oficial de «la Nuit», que hacia viajes entre Tánger y El Cairo. Contrabandeaba haschich y se dedicaba a la trata de blancas. El capitán del buque no sospechaba de esas actividades del primer oficial. Arrojaban el haschich en el escoben por donde salía el ancla. El ancla izquierda en 10 años nunca había sido utilizada. Yama le ofrecíó viajar en un tubo de acero y Leonesa acepto. Abraham le dijo a Rene Vasoniar que Yama Mohamed le encomendaba esa mujer. El primer oficial entendíó que sus futuros negocios estaban entre las manos de aquel hombre, y dijo que nadie impediría que ella entrara a El Cairo. Esa noche un bote se deslizo a la Nuit y Leonesa subíó al buque. El oficial la llevo al tubo de acero y le ofrecíó haschich y le dijo como y cuando le iba a dejar comida. A las 5 am la policía reviso el buque y no la encontraron. Leonesa se había salvado. Durante el día no podía salir del tubo pero por la noche sí. Más de una vez estuvo tentada a pedir haschich pero no lo hizo. Dentro del tubo no podía revolverse, dormía pensando en el futuro. Rene se había ofrecido para hacerle el viaje más agradable por la noche pero ella no quiso. Pidió cigarrillos y whisky. En Malta revisaron nuevamente el buque, ingleses, pero tampoco la encontraron. Rene creía que Mohamed podía suministrarle trabajo abundante. En Port Said, el capitán Piontevil dijo que el mar estaba picado, y por esto ordeno bajar las dos anclas. Rene dijo que siempre usaban una pero el capitán dijo que el mar estaba muy agitado. En vano le dijo que aquella ancla no funcionaba. Finalmente Rene hizo señal a los hombres, y de pronto un grito agudísimo cruzo los aires sobre el mar, todos se miraron sin poder ver de dónde salía ese grito, luego estallo otro más agudo y cargado de horror. De pronto, un pescador que andaba por allí dijo que una pierna salía por el escoben. Todos miraron y vieron la pierna e hilos de sangre. Luego de dos años, Rene no podía encontrar trabajo en ninguna compañía marítima. Luego en París se encontró con Abraham pero este no pregunto sobre Leonesa. Consiguió trabajo en Tánger como constructor de cemento armado. Una noche dirigíéndose a Ceuta su auto tropezó con un hombre en la carretera. Cuando puso un pie en el suelo un palo cayó sobre su cabeza. Cuando despertó estaba amarrado y dos hombres lo miraban. El tercero avivaba el fuego en una barra de hierro. Cuando esta alcanzo el rojo blanco, los hombres le abrieron los parpados mientras el tercero llevaba la barra de hierro hirviendo a sus ojos. Se desmayó, y luego lo encontraron unos turistas. Pero no podía ver, estaba ciego.


Intertexto (santa evita, esa mujer)


En ambos el intertexto que hay es la muerte de Eva Perón. Si querés podes agregar que si bien no se nombran los personajes, aparecen morí koeing y perón y Eva tampoco es nombrada por su nombre sino como «la yegua, la puita, esa, la mujer, etc.».

Don Segundo Sombra (gauchesca)

En efecto «Segundo Sombra» parece sugerir a un subalterno, si bien la prelación respetuosa con el tratamiento de Don contrapesa (quizás sin que Güiraldes fuera consciente de ello) la subalternidad, señala a un gaucho que por mantener sus valores, sus principios, resulta superior a los valores burgueses. Ricardo Güiraldes aprende en una especie de viaje iniciáticolo que es el valor, el honor, la lealtad (que desde otra perspectiva puede mal interpretarse como subalternidad), el respeto al prójimo (todo esto, amenizado en el libro con descripciones).

La vida de Alejandra Pizarnik-


Por sus versos surrealistas, las circunstancias de su muerte y su carácter depresivo, se ha creado una suerte de mito alrededor de la figura de Alejandra Pizarnik, una de las grandes poetas del Siglo XX. -Pizarnik nacíó en Buenos Aires en 1936 a una familia de inmigrantes rusos-judíos. Sus padres le pusieron Flora, nombre que dejó de usar después de la publicación de su primer libro La tierra más ajena en 1955. Durante este periodo de su vida, Pizarnik cursaba clases de filosofía, periodismo y literatura en la Universidad de Buenos Aires. También se interésó en el psicoanálisis y comenzó a tomar clases de pintura con el pintor surrealista Juan Batlle Planas. -En 1960 se trasladó a París, ciudad donde pasaría cuatro años de su vida y forjaría amistades con Julio Cortázar y Octavio Paz, quien escribíó el preámbulo a su libro Árbol de Diana. Recibíó las becas Guggenheim en 1969 y Fullbright en 1971. Tras su retorno a Buenos Aires, pasó un tiempo internada en un hospital psiquiátrico y en 1972, durante una salida de fin de semana, se quitó la vida con una sobredosis de Seconal.

La poesía de Alejandra Pizarnik –


La poesía de Pizarnik es surrealista, sin embargo no se encasilla fácilmente en ningún movimiento dentro de su generación y la poeta no tuvo interés en la poesía comprometida que se escribía en Argentina durante estas décadas de tensiones políticas. El rasgo que más destaca de su poesía es el uso de imágenes ilógicas y oníricas. También emplea el simbolismo, lo cual muestra la influencia de los simbolistas franceses que leyó en su adolescencia, incluyendo a Rimbaud, Verlaine, Mallarmé y Lautremont. -Su estilo se caracteriza por la economía verbal y la búsqueda del lenguaje exacto, pero al final de su vida, Alejandra se siente frustrada con el lenguaje: -«Es interesante notar que Borges, en conversación con C. Fernández Moreno, dice que Lugones, que era esencialmente verbal, -al igual que Pizarnik- se mató cuando comprendíó por fin que la realidad es incomunicable y atroz. -Pizarnik revela su desilusión con su propia obra en una entrada de 1969 en sus diarios: «Mis poemas de ahora están muertos. Siento que nada vibra dentro de mi. Hay una herida y esto es todo. Pero se cumple en un lugar donde el lenguaje no parece necesario».

Días contra el ensueño


Ilustración de Los papeles del club Pickwick, de Charles Dickens, obra inaugural del Realismo literario inglés. En la imagen aparece el señor Pickwick dirigiendo su extravagante club.

Los rasgos fundamentales del Realismo son los siguientes:

  • Procura mostrar en las obras una reproducción fiel y exacta de la realidad.
  • Se opone al Romanticismo en su rechazo de lo sentimental y lo trascendental; aspira, en cambio, a reflejar la realidad individual y social en el marco del devenir histórico.
  • Debido a su afán verista o de verosimilitud, el Realismo literario se opone asimismo directamente a la literatura fantástica.
  • Hace un uso minucioso de la descripción, para mostrar perfiles exactos de los temas, personajes, situaciones e incluso lugares; lo cotidiano y no lo exótico es el tema central, exponiendo problemas políticos, humanos y sociales.
  • El lenguaje utilizado en las obras abarca diversos registros y niveles de lenguaje, ya que expresa el habla común y se adapta a los usos de los distintos personajes, que son complejos, evolucionan e interactúan influyendo en otros.
  • Las obras muestran una relación mediata entre las personas y su entorno económico y social, del cual son exponente; la historia muestra a los personajes como testimonio de una época, una clase social, un oficio, etc.
  • El autor analiza, reproduce y denuncia los males que aquejan a su sociedad.
  • Transmite ideas de la forma más verídica y objetiva posible.


El muerto (Jorge L Borges):


Esta es la historia de Benjamín Otálora, un pobre diablo de los suburbios de Buenos Aires, que termina siendo jefe de contrabandistas por poco tiempo. Con 19 años de edad, le encomiendan llevar una carta a un tal Azevedo Bandeira a Uruguay. Hacia la medianoche, Otálora, que no ha encontrado aún al destinatario en Montevideo, detiene una pelea de troperos ebrios al parar el cuchillo que uno de ellos está por clavar a un hombre de galera oscura y poncho. El hombre resulta ser Azevedo Bandeira; jefe de contrabandistas. Desde ese día, Otálora pasa a ser parte de los hombres de Bandeira. Como tropero, Otálora aprende antes de un año la vida agreste del gaucho, montar a caballo por interminables llanuras, dominar lazo y boleadoras, a soportar el calor y las heladas. Pero él desea más, ser tropero es ser sirviente y aspira ascender a contrabandista. Su primer paso es herir a un compañero y tomar su lugar. Pasado otro año, Otálora debe regresar a Montevideo a la casa del patrón, donde le encomiendan llevarle el mate a su habitación pues este se encuentra enfermo. Otálora siente desdén por Bandeira a la vez que tiene la oportunidad de conocer a la mujer de pelo rojo que acompaña a Bandeira. Días después Otálora es enviado al norte a una estancia lejana llamada El Suspiro, allí se entera de que Bandeira llegará pronto para arreglar cuentas pendientes con algún forastero agauchado que esta queriendo mandar demasiado. Primero llegan armas y pertenencias  traídas por un capanga o guardaespaldas de Bandeira, cuyo nombre es Ulpiano Suárez. Otálora comprende que el éxito de sus planes depende de ganar la amistad del capanga, y; tras confiarle su plan, Otálora comienza una campaña de suplantación y desobedecimiento de órdenes provenientes de Bandeira, como también el ferviente deseo de poseer el caballo colorado de su jefe y de paso; y por que no, a su mujer; así que apresura sus planes, usurpa el lugar de Bandeira, monta su caballo y duerme con la mujer de brillante cabellera. Bandeira taciturno lo descubre, obliga a la mujer a besar a Otálora y para rematar; el supuesto aliado de Otálora, Ulpiano Suárez, lo mata de un tiro de revólver.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *