Narrador externo definicion

Share Button

Los textos líricos presentan una visión subjetiva de la realidad desde la perspectiva íntima del emisor, que
expresa sus vivencias, sus experiencias y sentimientos a través del «yo» poético. Por tanto, predominan las
funciones expresiva y poética del lenguaje. Normalmente se emplea el verso como forma de expresión, aunque
también es frecuente el uso de la prosa lírica.
El poema lírico puede adoptar tres puntos de vista:
1. El «yo» poético (primera persona), perspectiva por excelencia de la lírica, en la que el hablante se
hace presente en el discurso de forma explícita, ya sea hablando de él mismo, o bien ocultándose
en la figura de un personaje (como los pastores en las églogas).
2. El «tú» poético (segunda persona), que se suele combinar con el «yo» de tres maneras distintas:
a. Interrumpiendo el discurso para dirigirse directamente a alguien, como, por ejemplo, a la
amada. Esta técnica se denomina apóstrofe.
b. Desdoblándose el poeta en un «tú» impersonal con el fin de reflexionar sobre un tema.
c. Mediante un diálogo escénico o conversación entre dos personajes, uno de los cuales
puede identificarse con el poeta.
3. La tercera persona, que se convierte en protagonista cuando predomina la función representativa
en el poema. A veces es un desdoblamiento del «yo» poético, que quiere distanciarse del tema para
ser más objetivo.
Los poemas en verso tienen como principal elemento formal la métrica, es decir, la estructura rítmica. La
métrica se centra en tres aspectos: el verso, la estrofa y el poema:

 GÉNEROS LITERARIOS LÍRICOS
Los géneros líricos se pueden definir en función de su temática o de su estructura formal. Los principales
géneros líricos son los siguientes:
– Oda: De cierta extensión y tono elevado, sirve al poeta para expresar sentimientos o ideas de
forma refrenada y racional.
– Himno: Composición solemne destinada al canto, que se utiliza para expresar sentimientos
patrióticos, religiosos, guerreros, etc.
– Elegía: Poema extenso que expresa sentimientos de dolor ante desgracias individuales o colectivas.
– Canción: De extensión variable, expresa habitualmente emociones de tipo amoroso, aunque puede
tener otros temas.
– Epístola: Bajo la forma de carta, aborda temas filosóficos o morales.
– Égloga: Exposición de sentimientos amorosos y de exaltación de la naturaleza, puesta en boca de
pastores.


El teatro se caracteriza por presentar las acciones de los personajes a través del diálogo en estilo directo y del monólogo. Su característica principal es la inseparabilidad entre el texto y la escenificación, ya que el emisor lo crea para ser representado. Dentro del teatro se diferencian dos tipos de textos: un texto principal, en el que se desarrolla la trama de la
obra, y un texto secundario, formado por las indicaciones necesarias para su representación en el escenario. El texto principal está constituido por cuatro elementos: – Diálogo: La estructura externa del texto principal es la de una conversación entre varios personajes que suelen intercambiar sus papeles de emisor y receptor. El texto destaca a los interlocutores que Tiene tres funciones principales: o Narrar la acción dramática. o Caracterizar a los personajes. o Contextualizar el espacio y el tiempo de la trama. – Monólogo: Es el discurso de un personaje que no se dirige a otro, y en el que predomina la función expresiva.. – Acción: La acción dramática es el elemento que permite avanzar lógica y temporalmente en la historia. – Personaje: Desempeña siempre una función dentro de la acción, determinada por lo que hace, lo que dice. los principales tipos de personajes son: o Protagonista: Personaje principal, que recuerda al héroe con el que se idéntica el público. o Personaje secundario: Desempeña un papel auxiliar. o Antagonista: Personaje individual o colectivo que se enfrenta al héroe. o Personaje tipo o estereotipado: Personaje convencional con rasgos prefijados Los principales géneros teatrales son los siguientes: –

Tragedia:

Los elementos teatrales (personaje, acción, diálogo, espacio y tiempo) se organizan en torno a la figura principal del héroe, que, en conflicto con el antagonista, se enfrenta consciente y libremente a una fuerza superior a él, normalmente un destino inevitable

– Comedia

Presenta conflictos o costumbres de la vida cotidiana desde una perspectiva humorística. .

– Drama

Acción grave y conflictiva, a menudo con final desdichado.

La novela es el género narrativo por excelencia en el panorama literario actual. Su nombre proviene de la palabra italiana novella, que en su origen significaba ‘noticia, historia o cuento breve’. Como todos los géneros narrativos, la novela es un relato de sucesos y acciones relacionados con unos personajes y que se producen en un tiempo y un espacio determinados. La acción es uno de los elementos principales de la novela. Es la recreación que hace el narrador de la secuencia de hechos que se cuentan. Esquema: o Planteamiento: Presentación del espacio, el tiempo y los personajes. o Nudo: Desarrollo del conflicto. o Desenlace: Resolución del conflicto.
ristocrático, exótico, misterioso, terrorífico, etc. Los personajes constituyen un componente fundamental de la narración novelística. Son los elementos que llevan a cabo las acciones contadas por el narrador o Principales: Aquellos en torno a los cuales se desarrolla la acción. Son dos:

Protagonista, Antagonista y

Secundarios

El narrador es el último de los elementos claves de la novela. Es la voz que emplea el autor para contar la historia, y puede ser de diversos tipos según el punto de vista que adopte:

Según su dominio de la historia:
o Narrador omnisciente: Lo sabe todo sobre el universo novelesco.
o Narrador limitado: Mantiene cierta omnisciencia con un solo personaje, se identifica con
él y explica la historia en función de lo que este conoce

o Narrador objetivista: Intenta ocultarse y desaparecer de la narración, dando la impresión
de que solo conoce la parte de la historia que se está contando en ese momento.

El narrador puede hacer uso de las tres personas gramaticales para contar la historia, identificándose cada
una con un elemento de la narración:
– La primera persona corresponde al narrador. Si es externo, se limitará a expresar comentarios y
juicios sobre la acción.

– La segunda persona corresponde al narratario, al destinatario de la narración, que puede ser un
personaje de ficción al que se dirige el narrador, o bien directamente el lector.
– La tercera persona corresponde a los personajes, y es propia del narrador externo y el narrador
testigo. Novela picaresca Novela moderna: Novela histórica Novela realista y naturalista Novela policiaca

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *