Porque piensa doña irene que su hija no quiere casarse?

Share Button

RESUMEN POR ESCENAS

-Acto primero


-Escena I


Están don
Diego y Simón en la posada esperando a doña Irene y a doña Paquita. Don Diego sale de su habitación y se pone a hablar con Simón. Don Diego alaba a doña Paquita y le dice a Simón que le cuenta un secreto si promete no decírselo a nadie. Simón le dice que ya supone cual es su idea y que le parece excelente. Después de un rato, Simón se percata de que estaba equivocado, ya que él pensaba que el plan de don Diego era casar a doña Paquita, que tiene dieciséis años, con su sobrino, don Carlos. Pero, en realidad, lo que don Diego pretende, aunque él tiene cincuenta y nueve años, es casarse con doña Paquita. A don Diego esta equivocación de Simón no le hace ninguna gracia.

-Escena II


Llegan doña Paquita y su madre, doña Irene. Doña Irene se sienta a hablar con don Diego y le cuenta como fue la despedida de su hija de las monjas del convento. Doña Paquita dice que las monjas la querían mucho y que su tía no paraba de llorar.

-Escena III


Doña Irene le explica a don Diego que toda su familia ha acogido con entusiasmo la noticia del casamiento de su hija. También le dice que doña Paquita lo aceptará de buen grado ya que es una chica muy bien educada y que, por tanto, hará lo que su madre le diga.
Mientras conversan, doña Paquita muestra su desinterés por las historias haciendo algunas intervenciones.
Dicha conversación lleva a doña Irene a hablar sobre su familia y doña Paquita insiste en que quiere irse hasta que su madre le da permiso. Doña Paquita se despide con un beso de su madre y con una cortesía de don Diego.

-Escena IV


Don Diego le dice a doña Irene que le gustaría saber la opinión libre de doña Paquita sobre su boda, pero doña Irene le dice que no sería de educación.
Doña Irene le cuenta a don Diego que la noche anterior había estado hablando con su hija de él y que le había explicado la importancia de casarse con hombres ya maduros; como lo había hecho ella al casarse con un hombre de cincuenta y seis años que murió siete meses después de la boda y con el que tuvo un hijo. Además también le comenta que ha tenido veintidós hijos en sus tres matrimonios.

-Escena V


Simón se asoma por la puerta del foro y anuncia a don Diego que el mayoral lo está esperando. Simón le da a don Diego su bastón y su sombrero, ya que éste quiere ir a dar un paseo. Don Diego queda con doña Irene en salir al día siguiente a las seis de la mañana.

Escena VI


Doña Irene le pregunta a Rita si ha dado de comer al tordo a lo que ella le responde que sí. También le pregunta si ha hecho las camas y le contesta que la suya sí y que las demás las va a hacer ahora.
Además, doña Irene le comenta la pereza que le da ponerse a escribir pero que tiene que hacerlo; a lo que Rita replica que no entiende el ir y venir de correos si no hace ni dos horas que salieron de allá.

-Escena VII


Llega Calamocha a la posada y como su habitación tiene que ser la número tres y ya la conoce la critica diciendo que está llena de bichos. Además, también dice que si no llega a ser porque los caballos no podían más ella no veía el número tres.

-Escena VIII


Calamocha se pone hablar con Rita. Le cuenta que acaba de llegar con su amo, que según recibíó la carta de doña Paquita salíó de Zaragoza dirigíéndose a Guadalajara. Una vez allí se enteraron de que doña Paquita ya se había ido. Cogieron otra vez los caballos y luego pararon en la posada para descansar y seguir al día siguiente.
Rita le explica que doña Irene escribíó cartas diciendo que tenía concertado el casamiento de su hija. Doña Paquita comenzó a sentirse muy triste y decidieron avisar al amo de Calamocha, esperando que éste, si tanto la quería, no consintiese su boda. Pocos días después fueron a buscarla y hace dos días ella, Rita y doña Irene llegaron a Alcalá para partir al día siguiente.
Después, Calamocha se va y entra en el cuarto de don Carlos.

-Escena IX


Rita y Doña Paquita charlan. Doña Paquita ha llorado porque no quiere casarse con don Diego. Rita le pregunta si se acuerda de don Félix, un amor de doña Paquita, ella le responde que por supuesto, pero que seguro que él ya tiene otros amores y que seguramente tampoco le hizo caso a la carta que ella le escribíó por motivo de su casamiento. Rita le cuenta que don Félix, según recibíó su carta, salíó para consolarla y que ya está en Alcalá. También le dice que saldrá con cualquier excusa para avisarla con una tosecilla seca de la llegada de don Félix.
Rita sale por la puerta del foro y doña Paquita entra en el cuarto de doña Irene.

-Acto segundo

-Escena I

Doña Francisca espera impaciente la llegada de su amado y dice que, a pesar de que es muy joven, ya sabe lo que es el amor.

-Escena II

Doña Francisca habla con su madre, que le explica por qué debe casarse con Don Diego y le dice que una boda como esa pocas la consiguen. Luego, doña Irene le recrimina a su hija que nunca tenga nada que decir cuando hablan del tema de la boda y de don Diego.

Escena III

Llega Rita con las velas y doña Irene le pregunta que a que se debe su tardanza a lo que Rita responde que ha tardado tanto porque han tenido que ir a comprar las velas.
Doña Irene le pide que deje una luz ahí y la otra en su habitación y que le haga el favor de darle una carta a Simón para que la eche en el correo.
Doña Paquita le pregunta si don Félix ha venido y Rita le dice que todavía no ha llegado, pero que llegará.
Doña Irene, además, también le pide que más tarde cuelgue al tordo por ahí, ya que esa noche no la había dejado dormir.

Escena IV

Doña Irene elogia a don Diego mientras que doña Paquita muestra desinterés por las riquezas de éste.
Doña Irene le dice a su hija que aunque no la hubiese sacado del convento para casarla con don Diego la hubiese sacado igual; ya que piensa, debido al desinterés que muestra su hija por don Diego, que el tiempo que ha estado en el convento le ha servido para que se le ponga en la cabeza el ser monja.
Doña Paquita le promete a su madre que nunca la abandonará y que siempre la obedecerá alegando que no sabe mentir.



-Escena V

Llega don Diego y se sienta al lado de doña Irene. Explica que ha llegado tarde porque se encontró con el rector de Málaga y el doctor Padilla que lo entretuvieron.
Don Diego quiere saber lo que piensa y siente doña Paquita con respecto a su boda, pero doña Irene le dice que su hija obedecerá lo que ella le mande. En cambio, don Diego piensa que los padres en estos casos sólo deben aconsejar, proponer o insinuar a sus hijos, pero nunca mandar. Don Diego insinúa que si su prometida tuviese otro enamorado debería decirlo; pero doña Irene se ofende y le dice que menudo concepto tiene él de su hija. Al final doña Paquita no da su opinión personal sobre el tema ya que cada una de sus respuestas está mediatizada por su madre. Doña Irene le dice a su hija que la quiere mucho y que todo esto lo hace por su bien y se van los tres al cuarto de doña Irene, pero a doña Paquita la detiene Rita.

-Escena VI

Rita le dice a doña Francisca que don Félix ya ha venido y que ya sube por la escalera. Doña Paquita le pregunta a Rita que debe decirle y Rita le dice que esa es una buena pregunta y que recuerde que no tiene mucho tiempo. Rita se marcha y entra en la habitación de doña Irene.

-Escena VII

Llega don Carlos y le dice a doña Francisca que él detendrá la boda; pero doña Paquita le dice a su amado que al día siguiente pronto por la mañana partirán para Madrid y que pretende casarse con ella nada más llegar. Don Carlos le dice que si mañana ellos se van para Madrid él también irá, pero doña Francisca le pregunta que de que manera detendrá el casamiento sin disgustar a su madre. Don Carlos le dice que lo hará y que nada ni nadie los separará.

-Escena VIII

Llega Rita y le indica a doña Paquita que su madre pregunta por ella. Don Carlos comenta que ya verá a su competidor por la mañana y se despide de doña Paquita. Doña Francisca entra en el dormitorio de su madre.

-Escena IX

Calamocha le dice a don Carlos lo que le ha preparado para cenar. Entra en la estancia Rita que les ofrece sopas y se va. Calamocha va hacia la puerta del foro y vuelve y habla con don Carlos. Le dice que si no ve quien viene y don Carlos le contesta que es Simón. Ninguno de los dos sabe que hace Simón allí y don Carlos le da permiso a Calamocha para que le mienta.

-Escena X

Entra Simón por la puerta del foro. Calamocha, Simón y don Carlos se saludan y Calamocha y don Carlos le preguntan a Simón dónde está su amo y a qué ha venido. Éste responde a sus preguntas con evasivas o con otras preguntas. Al final Simón se dispone a decirles lo que hace allí y si está su amo con él.

-Escena XI

Don Carlos, debido a la presencia de su tío don Diego, se da cuenta de que él es el prometido de doña Paquita.
Don Diego le pregunta a su sobrino que hace allí y que ha hecho; ya que al verlo asustado por su presencia piensa que ha hecho algo. Don Carlos le miente diciéndole que sólo iba a Madrid a sorprenderle con una visita y que su desgracia es haberlo encontrado allí, en la posada, y haberle dado un disgusto. Don Diego no entiende
como a un oficial le dejan abandonar su puesto con el único motivo de visitar a su tío, pero don Carlos le dice que como están en tiempo de paz él no hace falta. Don Diego no está muy de acuerdo con esto, así que le dice a don Carlos que se vaya inmediatamente al mesón de afuera y le pide a Simón que le dé dinero para que paguen el gasto que hayan hecho y que no se aparte de allí hasta que se hayan ido.

-Escena XII

Don Diego le da a su sobrino dinero para el viaje. Le dice que duerma en el mesón de afuera y que salga al día siguiente a las tres o cuatro de la mañana. También le advierte de que se enterará de cuándo sale y de cuándo llega a Zaragoza. Don Carlos da un beso en la mano a su tío y se abrazan. Don Diego le dice que le va a mandar dinero y don Carlos se va.

-Escena XIII

Don Diego piensa que su sobrino se ha puesto demasiado bien de acuerdo. Aunque sabe que no es lo mismo comunicarle por escrito que en persona que se casa, piensa que lo hecho, hecho está. No le ha dado a su sobrino la noticia de su casamiento por el temor a que él fuese un posible rival; pero llora porque le tiene un gran afecto.

Escena XIV

Doña Francisca y Rita salen del cuarto de doña Irene, al no ver a nadie piensan que se habrán recogido ya. Doña Francisca le confiesa a Rita que como su amado ha venido no teme a nadie ni a nada; pero a la vez muestra preocupación por el chasco que se va a llevar don Diego, ya que es un buen hombre. Rita se marcha a sacar el tordo de la habitación de doña Irene.

-Escena XV

Sale Simón por la puerta del foro; al verlo doña Paquita le dice que ella pensaba que estaban ya acostados a lo que él le responde que el aún no sabe dónde va a dormir. Doña Francisca le pregunta por la gente que ha llegado y Simón le contesta que no ha llegado nadie; si no que se ha ido un teniente coronel y su asistente que estaban en ese cuarto. Doña Paquita le dice que no los ha visto.

-Escena XVI

Llega Rita que también sabe que don Carlos se ha ido. Rita no entiende como ha podido engañarse, ya que ella misma los había visto salir por la puerta de los Mártires, que es el camino de Aragón. Entra en la habitación de don Carlos y que comprueba que no hay maletas. Doña Paquita se siente desdichada y engañada; ya que piensa que don Carlos no ha ido allí a recuperarla, si no con otro fin y no entiende por qué la ha abandonado de esa manera.

-Acto tercero
-Escena I
Don Diego no puede dormir y entra en la habitación en la que se encuentra Simón, que se encuentra totalmente a oscuras. Éste se despierta y le pregunta a don Diego qué hora es. Don Diego le dice que son las tres y que espera que su sobrino ya haya salido como le había prometido. Entonces don Diego oye tres palmadas y el sonido de un instrumento. Se dan cuenta de que es un amante infeliz que le toca una serenata a su amada. Simón le propone que se asomen, pero don Diego le dice que no; porque no quiere entrometerse.
Doña Francisca y Rita salen de sus aposentos y se encaminan a la ventana. Simón se da cuenta de que han abierto la puerta de esa alcoba y él y don Diego se retiran.

-Escena II

Doña Paquita comprueba que es él(su amante)y luego se asoma a la ventana. Doña Francisca le pregunta qué fuga es esta y le dice que le tire la carta. Se la tira, pero ella no la coge y se pone a buscarla. No la encuentra, pero dice que allí tiene que estar sin ninguna duda. Después le exige a don Félix que le cuente los motivos de dejarla allí y permitir que se despose.
Simón tropieza con la jaula del tordo y la deja caer. Rita y doña Paquita al oír el ruido se percatan de que hay gente y se van al cuarto de doña Francisca y, al retirarse, Rita tropieza con Simón.

-Escena III

Don Diego le pide a Simón que busque la carta. Al fin Simón la encuentra y don Diego le dice que se le ha acabado la ilusión; ya que doña Paquita tiene dieciséis años y ha sido criada en un convento e incluso así tiene un amante. Don Diego ordena a Simón que baje y encienda una luz y que suba con ella al instante.



-Escena IV

Don Diego no sabe si debe a culpar a doña Paquita, a su madre o a sus tías. Está decepcionado ya que sus esperanzas han desaparecido, se siente celoso(aunque su edad se consideraba impropia de sentimientos amorosos), está avergonzado e indignado y tiene deseos de venganza, aunque no sabe de donde provienen. Oye un ruido en el cuarto de doña Francisca y se retira.

-Escena V

Rita entra y, al pensar que no hay nadie en la estancia, se pone a buscar la carta.
Repentinamente llega Simón que dice que ya tienen luz. Don Diego le pregunta a Rita que hace allí y que busca. Rita le contesta que habían oído un ruido y que había ido a mirar que era. Después comenta que fue la jaula y que debía haber sido algún gato. Rita enciende una vela que hay sobre la mesa. Luego don Diego le pregunta si doña
Paquita duerme, a lo que Rita responde que sí. Don Diego y Simón entran en la habitación de don Diego con la luz que había traído Simón.

-Escena VI

Rita entra en el cuarto de doña Paquita que le pregunta si ha encontrado la carta. Doña Francisca le dice que no se moleste en buscar, que la tendrán ellos y se siente aún más desdichada porque don Diego la ha oído hablar por la ventana con don Félix.
Doña Paquita le cuenta a Rita que su amado le dijo que en esa carta le explicaba los motivos de su huída, ya que verla le sería imposible. Doña Francisca piensa que es un traidor, que al encontrarse con un competidor se marchó porque hay muchas mujeres en el mundo
Rita mira hacia el cuarto de don Diego y le dice a doña Paquita que ya salen y que no la pueden ver de esa manera; pero a doña Francisca le da igual, porque ya ha perdido, así que no tiene nada que temer.

-Escena VII

Don Diego habla con Simón en su habitación y le pide que ensille al caballo y que, en caso de que ya hayan salido, que lo monte y los alcance. Luego, don Diego habla con doña Paquita y le pregunta si ha llamado ya a su madre y ella le responde que no.

-Escena VIII

Don Diego le pregunta a doña Francisca que siente y si tiene otro amante. Doña Paquita le dice que no tiene a nadie y que si tuviese la elección de casarse con quien quisiese no se casaría con nadie, pero también le dice que nunca ha pensado en ser monja. Don Diego no entiende a que se debe su tristeza debido al casamiento, ya que ella lo considera un buen hombre, no tiene otro amor y no se inclina al estado religioso.
Doña Paquita afirma que cumplirá las órdenes de su madre y se casará con él y que luego será una mujer honrada y honesta. También afirma que nunca le dirá a que se debe su tristeza y que vivirá infeliz.
Don Diego critica que se considere educar bien a las mujeres cuando éstas no son sinceras y no expresan sus sentimientos; simplemente obedecen a sus madres y, en muchos casos, viven desdichadas toda su vida. Luego le pide a doña Paquita que se anime para que su madre no la vea así.
Doña Francisca entra en el cuarto de su madre.

-Escena IX

Llega Simón y le cuenta a don Diego que cuando salía por la puerta los vio que iban ya de camino, les hizo señas y se pararon y cuando llegó le dijo a don Carlos que don Diego ordenaba que volviesen. También le dice que don Carlos no dijo ni una sola palabra.
Simón le dice que está abajo esperando que lo avise para poder subir. Don Diego le manda que le diga que suba y Simón se va.

-Escena X

Llega don Carlos. Don Diego le da a entender a su sobrino que ya sabe lo de la carta y luego le pregunta como conocíó a doña Paquita, donde y cuando.
Don Carlos le dice que la conocíó una vez que volvía de Zaragoza y que su intendente le obligó a parar en Guadalajara puesto que era el cumpleaños de su mujer. Se enamoró de ella al instante y al intendente se le ocurríó fingir que don Carlos era don Félix de Toledo y para ella, él siempre ha sido don Félix. Don Carlos se quedó tres meses en Guadalajara. Se escribían cartas y él iba a visitarla todas las noches al convento; pero un día se tuvo que marchar, así que se despidió de ella y partíó. Hasta que un día recibíó una carta de su amada en la que le decía que su madre la iba a obligar a casarse con un hombre rico y mucho mayor que ella. Él partíó a Guadalajara y, al no encontrarla allí, para Alcalá. Don Carlos le dice que una vez en Alcalá pensaba consolarla y pedirle a él que intercediese por él para detener la boda y que se casase con él.
Don Carlos le comenta a su tío que doña Paquita, como buena hija, se casará con don Diego, pero que su corazón siempre le pertenecerá a él y don Diego se enoja.
Don Carlos se va a ir porque parece que llega alguien, pero su tío le obliga a quedarse. Entra don Carlos en el cuarto de su tío.

-Escena XI

Mientras doña Paquita y Rita recogen la ropa para partir, doña Irene habla con don Diego. Éste le dice que su hija está enamorada de otro hombre desde hace un año. Doña Irene no se lo cree, puesto que su hija ha sido criada en u convento, y piensa que don Diego ya no la ama y quiere librarse de ella. Doña Irene rompe a llorar porque ella es pobre y si su hija no se casa con don Diego ella no tiene de qué vivir. Puesto que doña Irene no se cree que su hija tenga un amante e interrumpe continuamente a don Diego, éste le da a doña Irene, para que la lea, la carta que le escribíó don Carlos a su amada. Doña Irene sin leer la carta llama a la puerta de su cuarto para que salga su hija y se desengañe de quién es don Diego.

-Escena XII

Aparecen doña Paquita y Rita. Doña Irene le dice a su hija que don Diego las trata de un modo que ya no se puede aguantar. Doña Paquita le reprocha a don Diego que no ha cumplido su palabra. Don Diego le da a doña Francisca la carta de don Carlos. En ella don Carlos le explicaba que no se llama don Félix y que don Diego es su tío y que le había pedido que se marchase inmediatamente. Doña Irene al darse cuenta de que es verdad que su hija tiene un amante se enoja mucho y se encamina hacia su hija en ademán de matarla.

-Escena XIII

Sale don Carlos a defender a doña Paquita y su madre se asusta y se retira. Don Diego le explica a doña Irene que ese es el amante de doña Paquita, su sobrino. Don Diego perdona a su sobrino y a su amada y dice que esto pasa por el abuso de poder quehacen los padres sobre sus hijas para que se casen y da las gracias por haberse dado cuenta a tiempo del amor existente entre los dos jóvenes. Doña Irene perdona a su hija y la abraza. Doña Francisca le dice a Rita que siempre será su amiga y don Diego comenta que ya no teme a envejecer solo, puesto que ellos serán la delicia de su corazón y que cuando tengan un hijo su existencia se deberá a don Diego y a su comprensión.



· El primer acto es donde se sitúa el ambiente de la acción; Alcalá de Henares, y se empieza a explicar el motivo de la obra, que es el de una boda por intereses económicos. En este acto interviene Don Diego (prometido) Simón (mayor domo) Doña Irene (madre de la prometida) Doña Francisca (prometida) Rita (sirvienta) Calamocha (sirviente de Don Carlos).

Doña Irene, es una mujer viuda, vive con su hija, pero no sabe administrar el dinero; ya que desde la muerte de su marido lo único que ha hecho ha sido derrochar, y cuando se quedó sin recursos económicos lo poco que le quedaba era su hija Paquita, y su única posibilidad de sacarla adelante era casándola con un hombre bien situado social y económicamente. Y de esta forma lo hizo y lo encontró, le escribíó varias cartas informándole sobre aspectos de su hija, todos los que le eran de interés, y la madre en las cartas que le enviaba le ponía que era muy buena niña, obediente y bella. De esta manera Don Diego se hizo a la idea de casarse con la niña, a pesar de la diferencia de edad. Llega el momento del encuentro en la posada de Alcalá de Henares, le esperaba Don Diego y su criado. Se encuentran, se presentan y quedan para salir al día siguiente para dar una vuelta por el campo, pero durante la estancia en la posada Doña Irene no para de convencer a Don Diego que su hija es muy educada y obediente a todo lo que dice su madre. Ésta le hace creer que Doña Francisca está de acuerdo con el matrimonio, y que siempre hará lo que ella le pida.


· Segundo acto en esta parte de la obra se empieza a ver más claro quién quiere a quién y los motivos correspondientes. Por ejemplo Doña Irene le dice a su hija Doña Francisca, que solo quiere lo mejor para ella y que antes de que muera quiere saber que se encuentra en un buen sitio, y que no tiene la necesidad de depender de la nadie, por eso Doña Irene le hace entender a Paquita que debe asumir el matrimonio lo mejor posible, porque eso después será fruto de su bienestar, además la convence de que Don Diego es un buen hombre y que solo quiere lo mejor para ella, y por lo cual debe sentirse orgullosa y afortunada, porque no todas las chicas tienen la oportunidad de casarse con alguien como él.

En todo esto Doña Francisca solo puede pensar en su amor; Don Félix, el cual va a visitarla porque se entera de que quieren casarla en contra de su voluntad, y además, con un hombre mucho mayor que ella. Pero ella en realidad no sabe algo, y es que Don Félix es el sobrino de Don Diego, y en verdad se llama Don Carlos. Y es en este acto donde Don Diego se entera de que su sobrino esta en Alcalá de Henares, cuando se ven le pide explicaciones de que hace aquí, pero no se las cree del todo y le da dinero para el camino para que se vaya lo antes posible de allí, porque Don Diego no quiere que este su sobrino cuando se celebre la boda.


· Tercer acto es donde Don Diego a punto de casarse con Doña Francisca, le muestra toda su amistad y confianza, porque nota a Doña Francisca triste y llorosa, y no sabe que le ocurre, ya que ella no le da explicación ninguna. Lo más importante de esta parte es que Don Diego descubre que Don Carlos está en Alcalá de Henares por el amor de una niña, resultando ser Paquita, y por supuesto él (Don Diego) le pide todas las explicaciones de cómo la conocíó, cuándo, dónde, etc. Y le hace saber que ellos dos se van a casar y que ella esta dispuesta a darle la mano por obediencia a su madre y respeto, pero Don Carlos le replica que le dará la mano pero no el corazón, y de una manera interrogativa Don Diego va dándose cuenta que más vale el amor verdadero entre ellos dos, que el matrimonio planificado que iba a celebrarse dentro de poco. De ésta manera el final acaba que Don Diego decide que Doña Francisca y Don Carlos se vayan juntos, ya que los dos serán felices, y prefiere que ella se marche feliz con alguien a quien realmente quiere, que no que se quede con alguien por el cual no siente nada. (pensamiento neoclásico) De todas formas él la sigue queriendo, así que le dice a su sobrino que se marche con ella, y que no vuelva más a verlo, es la única condición que les pone.

PERSONAJES

Don Carlos (Don Félix)


 es el sobrino de Don Diego. Contrasta su valor en la batalla y su timidez ante su tío Don Diego. Es un joven apasionado y valiente que se ve obligado a someter su amor al deber filial. Paquita se refiere a él como Don Félix, ya que él así se presentó ante ella cuando se conocieron.

Paquita o Doña Francisca no es capaz de demostrar sentimientos por su educación y esto la llevará a arriesgar el amor que siente por Don Carlos.

Don Diego, de 59 años de edad y tío de Don Carlos, es el personaje que desencadena la acción porque está comprometido con Doña Paquita, mucho más joven que él. Se le puede considerar el verdadero protagonista de la obra y representante de la razón.

Doña Irene, madre de Doña Paquita, representa un personaje que refleja la autoridad de los padres de la época sobre sus hijos, exigiendo a su hija que se case con el adinerado Don Diego a pesar de no conocerlo en persona.

Rita es la criada de doña Irene. Ayuda a llevar a cabo la relación entre don Diego y Paquita. A parte tan bien es amiga de doña paquita, la cual puede contar con ella para todo.

Simón es el criado de Don Diego, Y le ha sido fiel durante muchos años. Por eso es su confidente.

Cala, es el criado de Don Carlos. Le «tira los tejos» a Rita

Calamocha: es el criado de Don Carlos, al cual lo acompaña para ir a ver a doña Francisca en Alcalá de Henares.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.