Rasgos típicos del Romanticismo

Share Button

2.3.Producción LITERARIA DEL AUTOR

SAMUEL TAYLOR COLERIDGE

Coleridge se destacó como el mayor teórico de la primera generación del Romanticismo inglés, en particular al lado de Wordsworth, con quien compartíó muchos ideales y proyectos. La adicción al opio, un carácter voluble y la «vocación de ser un hombre echado a perder» (T. S. Eliot) no le permitieron dejar una obra poética más contundente, pero la «Balada del viejo marinero» y el «Kubla Khan» (1816) bastan para reconocerle una fisonomía propia, por su efusiva evocación de lo fantástico y de lo exótico. En la misma línea va el inconcluso «Crristabel». Especial influencia y popularidad consiguió gracias a sus escritos filosóficos y críticos. La «Biographia literaria» diagnosticó con bastante anticipación el peligro que aún había de acusarse en el Romanticismo posterior: evaluar la obra de un autor por su mitología personal más que por su hechura literaria. Muy analizada ha sido su distinción entre la «fantasía», que se limita a acumular desordenadamente imágenes e impresiones, y la «imaginación», que las elabora y reduce a la unidad.

John KEATS

A diferencia de Byron y Shelley, Keats no se preocupó por la política ni por la religión, sino que condensó su esfuerzo creativo en la elaboración de una poética y una estética ideales, no carentes sin embargo de convicciones éticas. Proveniente de una familia humilde y cirujano de oficio, entró en el mundo literario hacia los 20 años y tuvo una vida marcada por las desgracias y por la enfermedad. Pese a que los «Poems» de 1817 fueron recibidos con tanta acritud como el largo «Endymion» de 1818, está claro que Keats es el maestro de las formas breves del Romanticismo inglés. En efecto, carente de la habilidad narrativa de Byron, lo más logrado de su obra es de carácter lírico y se encuentra en algunos de los sonetos de su etapa inicial, en «Lamia and other Poems» y en otras piezas de los últimos años, tales«La belle dame sans merci», «La víspera de Santa Inés» e «Hiperión».Justamente estimadas han sido siempre la «Oda a un ruiseñor», en la que la belleza del canto del ave supera con creces la muerte y el dolor humanos, y la «Oda a una urna griega» donde la belleza, inmortalizada por el arte, se contrapone a la caducidad de la vida, a la cual se superpone. La limpidez expresiva y la gracia verbal dan a la lírica de Keats una tonalidad inconfundible.

2.4.SITUAR AL AUTOR EN EL CONTEXTO Histórico-LITERARIO

Se conoce con el término Romanticismo el movimiento cultural que se opone a los principios carácterísticos de la Ilustración y que es el resultado de la profunda crisis social e ideológica de un mundo en acelerado cambio. La crisis de los seguros valores tradicionales, la despersonalización del individuo dentro de la nueva sociedad industrial, el auge del materialismo y la tecnificación conducen a dos actitudes opuestas: el rechazo de la nueva sociedad (sea añorando un pasado perdido, sea forjando mundos ideales) o la reivindicación de un progreso más acentuado que permita configurar una nueva sociedad en la que tengan cabida la fantasía, la espiritualidad, la libertad y la justicia. Los orígenes del Romanticismo hay que buscarlos en el Siglo XVIII, sobre todo en la filosofía y la cultura alemanas. Se produce allí un movimiento llamado Sturm und Drang. Se designa con este nombre a una corriente a la vez política y literaria de la segunda mitad del Siglo XVIII, nacida como respuesta al Racionalismo ilustrado. El Sturm und Drang destacaba la superioridad de los sentimientos y exaltaba las emociones, prefiriendo la pasión a la razón; como movimiento contestatario propio de escritores jóvenes, se rebelaba contra las autoridades alemanas y los príncipes que dirigían el país. Veía en la Revolución Francesa un modelo a seguir y consideraba la libertad y los derechos humanos como valores esenciales. Buscaba la emancipación del individuo y rechazaba la vida profesional burguesa, así como sus valores morales.


Inspirándose en Jacques Rousseau, mostró un gran interés por la naturaleza, el marco que permitía al individuo reencontrarse, despertar sus sentidos y expresar sus sentimientos con mayor libertad.

Esta sensibilidad prerromántica se manifiesta bien pronto en Inglaterra y, con mayor o menor intensidad, se extiende por toda Europa. Las peculiares circunstancias históricas y políticas que atraviesa España durante la primera mitad del Siglo XIX son las que explican el tardío desarrollo que el movimiento ROMántico tiene en la literatura española.
Los rasgos carácterísticos del Romanticismo son los siguientes:

1. Irracionalismo:
se niega que la razón explique por completo la realidad. El mundo es, en su esencia, un misterio; ya no hay certezas absolutas y no sirven las respuestas tradicionales a los interrogantes que la realidad ofrece.

2

Subjetivismo

Si la razón tiene sus límites, son necesarias otras formas de conocimiento, que para los ROMánticos son la intuición, la imaginación y el instinto.

3

Idealismo:

 el ROMántico siente predilección por lo absoluto, por lo ideal. El choque entre sus anhelos y la realidad prosaica produce en el artista ROMántico un hondo desengaño y un hastío vital que lo llevan a rebelarse contra las normas morales, sociales, políticas y religiosas.

4

Individualismo

El artista ROMántico tiene una conciencia aguda y dolorosa de la propia personalidad, de ser distinto a los demás, y afirma constantemente ese yo frente a todo lo que le rodea. Es un genio dedicado por entero a la creación: la obra de arte es el resultado de un momento de inspiración que refleja la valía de su autor.

5

Evasión

El ROMántico puede optar por huir de la realidad inmediata recreando épocas pretéritas, como la Edad Media, o lugares lejanos o exóticos, como Oriente, América…También puede escapar refugiándose en sí mismo, lo que justifica la preferencia por lugares solitarios, como castillos, cementerios, jardines, etc. Una forma extrema de evasión es el suicidio.

6

Naturaleza dinámica

El artista ROMántico representa la Naturaleza en forma dramática, en movimiento y con preferencia por la ambientación nocturna. La naturaleza se identifica con los estados de ánimo del creador.

7

Nacionalismo

Se forja el concepto de pueblo como entidad a la que pertenecen individuos que comparten una serie de rasgos comunes: lengua, costumbres, folclore, leyes… De ahí el interés por conocer lo que tiene de particular el espíritu de cada nacíón.

LA POESÍA ROMÁNTICA INGLESA

La poesía ROMántica inglesa se manifiesta en dos generaciones de escritores:


a) La primera recibe el nombre de lakistas, porque sus componentes residieron una temporada en la regíón de los lagos del noroeste de Inglaterra. Compusieron los primeros poemas claramente ROMánticos entre 1798 y 1815, y está representada sobre todo por William Wordsworth (1770-1850) y Samuel Taylor Coleridge (1770-1834).


b) Los poetas de la segunda generación reciben el nombre de poetas rebeldes;
Forman parte de ella tres grandes figuras de la lírica inglesa:
Lord Byron (1788-1824), Percy Bysshe Shelley (1792-1822) y John Keats (1795-1821).

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.