Definición del teatro español

Share Button


Lorca y el teatro anterior al 36


El teatro español anterior al 36 discurríó por dos vertientes: el teatro innovador y el teatro experimental.

EL TEATRO CONSERVADOR

Es continuador del que imperaba a finales del Siglo XIX, el drama postromántico de Echegaray o el teatro costumbrista. En esa línea se sitúan: la comedia burguesa o benaventina, el teatro en verso neorromántico y el teatro cómico costumbrista. Se representaba en locales privados, siendo su público y empresarios mayoritariamente burgueses y sus carácterísticas eran el afianzamiento de los principios conservadores, presentando  huellas ROMánticas y modernistas El teatro conservador se divide en tres grupos:  
Comedias costumbristas,  en las que se hace un retrato de la burguésía de la época, pero sin críticas. Destaca la figura de Jacinto Benavente , Entre sus obras destacaremos “Lo malquerida”, un drama rural sobre el incesto y la honra y “Los intereses creados”, una pieza llena de intriga y de enredo, con dos protagonistas pícaros y cuya finalidad es hacer reír, es una  farsa en donde utiliza el ambiente y los personajes de la vieja Comedia dell’ Arte italiana; se da en ella una visión cínica de los ideales burgueses presentados con mucha suavidad e ironía. Por otro lado el Teatro Cómico compuesto por sainetes y cuadros costumbristas, cuyos máximos representantes son los hermanos Álvarez Quintero, con obras como El patio” o “El Genio Alegre” llevando a escena la Andalucía tópica y sin más problemas que los sentimentales; Carlos Arniches  ha merecido mayor interés de la crítica. Su obra tiene dos vertientes. Por un lado los sainetes de ambiente madrileño, interesantes por el habla castiza en parte creada por el autor y en la que se basa la gracia del diálogo. Su otra vertiente es lo que él llamó «La tragedia grotesca», intento de creación de un género nuevo. Son obras en las que se funden lo cómico y lo conmovedor, con una observación importante de las costumbres y una actitud algo crítica ante las injusticias. Ejemplo de ello es La señorita de Trevélez, Los caciques, La venganza de la Petra. Pedro Muñoz Seca, creador de un género denominado «astracán». Son piezas sin lógica, que sólo tienen el objetivo de arrancar la carcajada. No podemos dejar sin nombrar un título  famoso La venganza de Don Mendo, parodia del teatro ROMántico.  En último lugar encontramos el Teatro poético, un teatro de trazas modernistas y que trata de temas y personajes históricos. Sus autores más importantes son los hermanos Manuel y Antonio Machado con “La Lola se va a los puertos”, Eduardo Marquina con “Las hijas del Cid” y Francisco Villaespesa.  
TEATRO EXPERIMENTAL O INNOVADOR caracterizado por  la no representación (era un teatro para ser leído, excepto García Lorca), por la temática de la problemática social y existencial y por la forma vanguardista; El teatro innovador y experimental se divide en cuatro grandes grupos:  
El teatro intelectual, que albergaba dramas esquemáticos caracterizados por un superrealismo y que trataban usualmente de temas históricos. Autores a destacar en esta corriente son Miguel de Unamuno, autor de obras tan importantes como “El otro” que plantea conflictos de la personalidad, “Fedra” sobre el intento frustrado de una persona de completarse a través del amor, o “La venda” y el alicantino Azorín cuyo teatro se caracteriza por lo experimental y lo simbólico, con obras como “Old Spain”, “Brandy: mucho Brandy” o “Lo invisible”. Otro grupo esencial de este teatro innovador es La generación del 27, a la que pertenece García Lorca, pero que merece su análisis como otro tipo de teatro independiente. Este grupo de autores, reunidos en un homenaje a Luis de Góngora, hacen un teatro que de forma general se caracteriza por sus formas vanguardistas, por la intención de acercar el teatro al pueblo (a diferencia del conservador) y su depuración del teatro poético. Este grupo alberga autores tan importantes como Rafael Alberti, escritor de “El hombre deshabitado” y “Noche de Guerra en el Museo del Prado”; Miguel Hernández, uno de los más jóvenes del grupo, con obras como “Autos Sacramentales” o “Teatro de Guerra”;


Alejandro Casona y sus “La Sirena Varada” y “Prohibido suicidarse en primavera” o Max Aub de cuya obra podemos destacar “Morir par cerrar los ajas”.Una tercera vertiente es la constituida por la obra de Valle-Inclán, que se inicia en el Modernismo y cuyo teatro se puede definir como teatro en libertad, caracterizado por una deformación de la tragedia.  Y el uso de las artes del cine .Su obra se puede dividir es cuatro etapas:
La modernista, una segunda etapa que denominamos vía del mito , una tercera , la vía de la farsa  y por último su más conocida aportación al teatro, el esperpento , un teatro caracterizado por su deformación y distorsión de la realidad, cuya obra más importante es “Luces de Bohemia”. En Luces de bohemia, Max Estrella, poco antes de morir habla con Don Latino de unos espejos del Callejón del Gato, unos espejos deformantes, de esos que aún se pueden ver en algunas ferias, que distorsionan la imagen de las personas que se sitúan ante ellos. La metáfora es adecuada para explicar una estética que se basa en la deformación de la realidad. La vida española encuentra en el espejo cóncavo su verdadera imagen degradada y grotesca La degradación de los personajes se manifiesta en los frecuentes rasgos de animalización o cosificación: hombres que se transforman en perros, en cerdos, en fantoches. Es fundamental el empleo de contrastes. No menos importante es el humor mordaz y la risa agria; risa que según un personaje sirve a los españoles de consuelo «del hambre y de los malos gobernantes». En cuanto al lenguaje asombra su riqueza y la variedad de registros empleados: lenguaje pedante o cursi, uso paródico de frases literarias, desgarro coloquial y vulgarismos sabiamente manejados, giros del habla madrileña castiza.Por último tenemos el teatro de Federico García Lorca, un hombre que actualiza la tragedia, tomando temas de los escritores clásicos griegos, de nuestro teatro clásico desde Lope de Rueda a Calderón, pasando por Shakespeare, el teatro de títeres y el de vanguardia.
Es carácterística también su voluntad por resaltar lo poético del teatro y escribir obras en las que convivan la poesía y la realidad,.. Famosa es su frase: “el teatro es la poesía que se levanta del libro y se hace humana”. Defendía que el teatro tenía que tener un fin educativo “El teatro es una escuela de llanto y de risa”. Su teatrotenía un gran enfoque social y popular. Sus obras se  pueden dividir en  el Teatro Menor, que corresponde a sus primeras obras, con las que no tuvo mucho éxito, y en el que destacan “El maleficio de la mariposa”, sobre el amor imposible o “Los títeres de cachiporra”, sobre la nostalgia de la infancia perdida; y el Teatro Mayor. En este Teatro Mayor podemos hablar de tres tipos de piezas, las piezas granadinas,  donde destaca “Mariano Pineda” primer gran éxito de Lorca, el drama de una mujer condenada a muerte por coser una bandera republicana y “Daño Rosita la soltera”, donde aparece el tema del amor estéril
Una etapa de vanguardia , fruto de su encuentro con la estética surrealista y en la que aparecíó el teatro de ensayo o las “comedias imposibles” que destacan porque son obras  más difíciles de entender del autor. En esta época Lorca recibe una gran influencia de del Surrealismo de Buñuel  y Dalí. Destacamos “El público” una especie de auto sacramental sin Dios o “Así que pasen cinco días”, donde aparece de nuevo el tema de la frustración Su etapa de plenitud , época en la que recorre España con su compañía La Barraca.. En casi todas estas obras la mujer ocupa un puesto central. Aparece la famosa trilogía trágica de Lorca: “Bodas de Sanqre’ sobre una novia que se escapa con su amante el día de su boda, “Yerma”, el drama de una mujer condenada a la infecundidad y “La casa  de Bernarda Alba”, quizá su obra más conocida, que escribíó poco antes de su muerte y que supone la culminación de todo su teatro. En ella hemos estudiado el abuso de la autoridad por parte de Bernarda no sólo sobre sus hijas sino también sobre las criadas y el ansia de libertad  simbolizado especialmente en Adela, la menor  y en María Josefa, la abuela.


Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.