Discurso lírico

Share Button


– Charles Baudelaire –


PRIMERA PARTE

En la primera Sección de “Las Flores del Mal”, poemario francés escrito por Charles Baudelaire, se encuentran cuatro poemas titulados como “Spleen”. Esta palabra Se entiende como un estado de ánimo más negativo aún que la depresión. Es el Tedio, el hastío, el desánimo, el disgusto por la vida, el deseo de no ser.

El poema llamado “Spleen” es el n°2, y puede reconocerse también por el primer verso del mismo. Éste Está distanciado del resto, y por ello se destaca. Los veinticuatro versos que Conforman este poema son alejandrinos franceses (dodecasílabos), terminados en Rima consonante siendo versos pareados (riman de a pares). Además estos se Dividen en hemistiquios hexasílabos. Al ordenar el poema de esta manera se Puede decir que Baudelaire no era exclusivamente ROMántico, porque el uso de Esta estructura y la búsqueda de la perfección ubican al autor dentro del Estilo parnasiano.


La primera parte del poema ya empieza como un autorretrato del yo.

“Yo tengo más recuerdos Que si hubiera mil años.

Un mueble con Cajones repleto de balances,

versos, tiernos Mensajes, procesos y romanzas,

con pesados Cabellos envueltos en recibos,

menos secretos Guarda que mi triste cerebro.

En el primer Verso se presenta explícitamente el yo lírico en primera persona. Este yo Lírico se analiza y es despiadado consigo mismo, ve que no tiene remedio y Prima en él ese “Spleen” del que habla. El hecho que hable desde un “yo” en Esta primera parte muestra su forma más ROMántica con esa tendencia a la Subjetividad, a lo particular del individuo y al desarrollo desmesurado de la Exaltación del “yo”.

Él se describe de Una forma muy absurda ya que dice tener más recuerdos que mil años. Esto es una Metáfora y una hipérbole, porque existe una exageración: es Imposible que una persona tenga más recuerdos o experiencias que años vividos. Con esto se quiere transmitir que está estancado en el tiempo, en el pasado, Que ha vivido tanto y lo siente como una eternidad que no acaba. Expresa que ha Tenido tantas experiencias que ya nada lo sorprende, nada es nuevo para él.

No solo se Descalifica mostrando su anomalía, sino que a la vez muestra cómo él es Superior a los demás porque hace entender que de alguna forma es maravilloso Poder saber más y tener más experiencia que el resto de las personas comunes. Se muestra como especial.

Del segundo al Cuarto verso se compara con un mueble lleno de cosas. Esto supone una cosificación Ya que él se degrada, y se deshumaniza como si ya no tuviera la capacidad de Sentir.

Este mueble por Más que esté compartimentado (“repleto de cajones”), no lleva un orden. Los Objetos dentro de él están desorganizados. Esos objetos representan lo Sentimental, lo artístico, los problemas legales que van mezclándose con Asuntos económicos.

El desorden se ve Gracias a que hay una enumeración caótica de los elementos. Esto se expresa Mediante un asíndeton, el uso reiterado de la coma sin dar un cierre a La serie de elementos que menciona. Al no tener una finalización con la conjunción“y” Da la idea de que la lista puede continuar.

Los cabellos Envueltos en recibos es un ejemplo del dinero que se ha pagado por amor, ya Sean el pago de prostitutas o el mantenimiento de las amantes. Esto se Interpreta así ya que era costumbre de la época que la mujer regalase algo de Cabello a su hombre amado por el significado del cabello femenino como la Sensualidad de la mujer. Pero al llamarlos “pesados “muestra que no los Recuerda como experiencias positivas, no lo hacen feliz, los ve como una carga, Como historias del pasado que lo molestan. Se podría tomar como un amor que fue Desechado, lo mezcló con los recibos y lo terrenal que no lo hace trascender Espiritualmente.

En el verso Siguiente, compara lo anterior con la cantidad de secretos que su “triste” Cerebro guarda. Esta hipérbole marca que en él hay más secretos que lo Que puede ocultar un mueble repleto de objetos. Utiliza la palabra secretos Como sinónimo de recuerdos, de todas las vivencias que recuerda haber tenido Pero que no pude decir públicamente porque lo avergüenzan, no son nada Positivas. En este verso se utiliza una hipálage, porque decir “mi Triste cerebro” se traduce claramente con que su ser está triste, él es Realmente el que está apenado.

Es muy común en Un ROMántico referirse al “yo” como alma o corazón, pero en este caso el “yo Lírico” se aparta de esto y habla de algo más racional porque se reconoce como Un ser biológico, con cerebro, lo que hace a Baudelaire un poeta avanzado y Racional, despegado de lo irracional del Romanticismo.

En el verso Siguiente compara su cerebro con una pirámide y se explicita una carácterística ROMántica: el exotismo. El refugiarse en otras culturas distintas a la Propia era muy frecuente en las artes para evadir el mundo en el que viven. También, al hablar de pirámide da la idea de monumentalidad, diciendo que es Desgraciado por ser una gran tumba, pero a la vez único e inmenso, con lo que Vuelve a posicionarse como superior y diferente a los demás. Vuelve a aparecer El yo lírico que se detesta por lo que ha hecho pero se reconoce único y Especial.

Finalmente llama Muertos a aquello que lo habita mientras que antes los llamaba recuerdos y Secretos. Va agravando el contenido que intenta mostrar dentro de su cerebro. Se Utiliza una nueva metáfora, donde afirma que aquella pirámide es un Sepulcro, que tiene más muertos que la fosa común. La mirada es autocrítica. El Yo se analiza y no parece complaciente consigo mismo.

“Yo soy un Cementerio odiado por la luna,

donde grandes Gusanos como remordimientos

reptan y se Encarnizan con mis muertos queridos.

Yo soy un viejo Mueble lleno de ajadas rosas,

donde yace un Montón de envejecidas modas,

donde tristes Pinturas y pálidos Boucher,

respiran el Perfume de un frasco destapado.”

Se nombra como un Cementerio, un lugar oscuro de por sí pero al que ni siquiera la luz de la luna Le llega. Se muestra a la Luna personificada, como si pudiera odiar. La Luna es Un elemento común en los ROMánticos ya que es la que atenúa la noche, el Momento de más soledad y melancolía, la confidente de los hombres.

Continúa Exacerbando la estética de lo feo al nombrar a los gusanos que consumen a los Muertos. Se dice “gusanos como remordimientos” aunque lo que se pretende es Hablar de los remordimientos en sí, los remordimientos que son como gusanos Reptando. Se instala una metáfora como verdad y el lector no puede separar el Cerebro del cementerio.

Continúa diciendo Que estos gusanos contaminan lo poco bueno que le queda, aquellos muertos que Eran queridos son comidos por los gusanos. El yo lírico no puede cambiar nada De esto y los recuerdos se contaminan con las miserias que están en su cerebro.

Reaparece la Imagen del mueble, pero ahora es viejo. El tiempo es lo que ha corrompido todo Lo que era bueno, su paso ha llenado de recuerdos al yo lírico y se refuerza la Sensación de que ya no puede vivir nada nuevo pues se encuentra en el pasado. Aquello que era bueno ya no tiene valor y lo muestra con adjetivos que “descalifican” o califican negativamente. Reaparece el inventario: “ajadas Rosas”, “envejecidas modas”, “tristes pinturas”, “pálidos Boucher”. Aquí se ve Que las rosas ya no perfuman, que las modas ya no son más moda, que el arte ya No cumple la función de embellecer y alegrar, y que los Boucher (pinturas de un Artista con una paleta muy vibrante) son pálidos y deprimen. Que diga “tristes Pinturas” es una hipálaje ya que hacen tristes a los que las miran y no son Tristes en si mismas. Por su parte “pálidos Boucher” es un recurso metonímico Ya que menciona a un artista para significar un tipo de arte (se sustituye el Todo por una parte).

Todas estas cosas Que forman el mueble “respiran”, lo que significa que tienen vida (son Personificadas) dentro de el yo lírico aunque el propio yo  no pueda vivir más. A su vez respiran “el Perfume de un frasco destapado” lo que se puede entender de dos modos: por una Parte podría ser un perfume irrespirable y viciado, la falta de oxígeno que Supone respirar así; o también podría significar que ya no existe un perfume Del cual respirar porque el frasco está destapado y el perfume ya no existe. Ambas visiones suponen una acción no placentera lo que refuerza que el yo Lírico decide no ser, elige el Spleen por sobre el ideal.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.