El ensayo y la novela de principios del Siglo XX en España

Share Button
–La novela desde principios del siglo XX hasta 1939
-Tendencias
-Noventayochismo
El noventayochismo recibe este nombre en referencia al «Desastre» de 1898, es decir, la derrota en la guerra contra Estados Unidos y la consiguiente pérdida de Cuba, Puerto Rico y Filipinas, con la disolución del antiguo Imperio colonial. El grupo de escritores que se aso-
cian a esta tendencia recibe en conjunto el nombre de Generación del 98, aunque el enfoque generacional no es habitual en la actualidad.
La principal carácterística noventayochista es la preocupación por España y la necesidad de una regeneración, preocupación que heredan de los «regeneracionistas» de fines del XIX.
Abunda también el enfoque filosófico de tipo existencialista o nihilista, con raíces en Schopenhauer, Kierkegaard y Nietzsche. Un tema importante es el del paisaje, tanto en su identificación con la «esencia» de España, como utilizado para simbolizar los estados de ánimo de los personajes o del autor. La novela noventayochista se caracteriza por una pérdida de importancia del argumento y la trama; el personaje principal (el «héroe») se convierte en el centro de la historia, que se compone muchas veces de sus reflexiones. El diálogo es fundamental, por encima de la
descripción y de la propia narración, y sirve de vía para el planteamiento de las ideas. El estilo es sobrio y tiende al fragmentarismo, es decir, a no contarlo todo, presentando la historia a veces como un mosaico.
Los principales novelistas de esta tendencia son Baroja, Unamuno, Valle-Inclán y Azorín.
-Novecentismo
El novecentismo sucede al noventayochismo en el segundo decenio del Siglo XX. Los autores de esta tendencia, sin abandonar la preocupación por España, son más europeístas: tienden menos a lamentarse por la situación nacional y más a buscar modelos en Europa. Son también más vitalistas que existencialistas y se basan más en la ciencia que en los impulsos emotivos. Las novelas de esta tendencia tienden al intelectualismo; se habla de «arte puro» e incluso de «deshumanización del arte». A veces la narrativa adquiere un tono lírico que la aproxima a la poesía en prosa, pero no por un afán de transmitir emociones sino de crear obras de arte con el lenguaje. Entre los autores destacados de esta tendencia se encuentran Ramón Pérez de Ayala yGabriel Miró.
–Autores y obras representativos
-Miguel de Unamuno
Nacíó en Bilbao en 1864 y murió en Salamanca en 1936. Fue catedrático de griego en la Universidad de Salamanca y rector de la misma. Como escritor cultivó todos los géneros: elensayo, la novela, la poesía y el teatro.
En su obra es importante el tema de la regeneración de España, así como una obsesión constante por el tiempo y por la muerte; la vida se percibe como una agonía en el sentido etimológico, es decir, como una lucha constante. En sus novelas hay pocas descripciones y son importantes los diálogos. Los personajes suelen ser seres atormentados y en crisis permanente. Ante las críticas que planteaban que sus relatos no eran novelas, decidíó llamar nivolas a algunos de ellos.Entre sus novelas más importantes destacan Niebla (1914) y la novela breve San Manuel Bueno, mártir (1930).

Pío Baroja

Nacíó en San Sebastián en 1872 y murió en Madrid en 1956. Estudió Medicina, pero ejercíó muy poco tiempo; se establecíó en Madrid y se dedicó casi exclusivamente a la literatura. Escribíó principalmente novelas, pero también cultivó el teatro y la poesía, así como las memorias.
En su obra hay una gran influencia del pensamiento de Schopenhauer y de Nietzsche, lo cual se refleja en un gran pesimismo y escepticismo. Le preocupa la situación social de España, ante la que se rebelan con frecuencia sus personajes. Agrupaba sus novelas en trilogías por el
tema que trataban, aunque no hay relación de personajes ni de acción entre ellas. Entre su títulos principales hay novelas de aventuras, como Zalacaín el aventurero o de retrato de la sociedad española, como La busca o El árbol de la ciencia. En su última etapa escribíó la serie Memorias de un hombre de acción, que agrupa veintidós novelas.
-Ramón María del Valle-Inclán
Nacíó en Vilanova de Arousa (Pontevedra) en 1866 y murió en Santiago de Compostela en 1936. Es uno de los escritores más brillantes de su época; fue novelista, poeta, dramaturgo, ensayista y periodista. Su imagen física, con largas barbas, gafas redondas y aspecto desaliñado, lo hizo muy popular. Domina absolutamente el lenguaje, presentando una variedad de estilos que va desde la prosa poética modernista hasta un estilo crítico e irónico. Sus temas son muy variados, con una presencia importante del mundo rural, la influencia de la religión o la crítica política y social.
La mayoría de sus novelas se agrupan en ciclos, como el de las Sonatas (1902-1905), el de La guerra carlista (1908-1909) o El ruedo ibérico (1927-1928), sobre la historia española del XIX. Novela independiente es Tirano Banderas (1926), de crítica política ambientada en Hispanoamérica, con un dictador grotesco como protagonista.
-Azorín
Nacíó en Monóvar (Alicante) en 1873 y murió en Madrid en 1967. Su nombre real era José Martínez Ruiz; el seudónimo Azorín es el apellido del protagonista de sus primeras novelas. Fue él quien creó la etiqueta de «Generación del 98». Como escritor fue principalmente periodista y ensayista, y se dedicó temporalmente a la política. Su evolución ideológica lo llevó del anarquismo de su juventud al conservadurismo extremo.
Entre sus temas están los habituales del noventayochismo: la regeneración de España, el paso del tiempo, el enfrentamiento entre voluntad y abulia. Su estilo es claro y simple, con abundantes descripciones. Sus novelas carecen casi de argumento, y es importante el análisis interior de los personajes, así como el paisaje en que se mueven. Sus principales novelas son La voluntad (1902), Antonio Azorín (1903), Las confesiones de un pequeño filósofo (1904).
-Ramón Pérez de Ayala
Nacíó en Oviedo en 1880 y murió en Madrid en 1962. Fue periodista, ensayista, poeta y novelista. Viajó por varios países y fue corresponsal de guerra en la Primera Guerra Mundial. Fue uno de los impulsores intelectuales de la república, junto con Ortega y Gasset y Marañón,
entre otros. En su estilo evoluciona desde una prosa lírica a una novela intelectual. Es importante el ingrediente autobiográfico, así como la crítica social, estética y política. Sus novelas más importantes son AMDG (1910), Troteras y danzaderas (1913), Belarmino y Apolonio (1921).
-Gabriel Miró
Nacíó en Alicante en 1879 y murió en Madrid en 1930. Vivíó desde su infancia en diversos lugares de España. De carácter hipersensible y melancólico, tendía a la introversión y la reflexión. Fue admirado como escritor por sus contemporáneos, pero también atacado por su postura crítica anticlerical.Reúne las principales tendencias de su época, con elementos modernistas y noventayochistas junto a los del novecentismo. Su estilo es lírico, con una gran preocupación por el lenguaje.
Muestra una visión crítica de la España de su tiempo, y profundiza en los personajes. Sus novelas principales son Nuestro padre san Daniel (1921) y El obispo leproso (1926).
Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *