Feijoo teatro critico universal resumen

Share Button

Literatura Española del s. XVIII



A través da prosa didáctica e o teatro Carácterísticas y principales Autores

El siglo XVIII se conoce como el siglo de la Ilustración y en él, haciendo un ejercicio de síntesis, podemos decir que se Perseguían dos grandes objetivos: el de respetar los cánones clásicos (por ello Recibe también el nombre de Neoclasicismo) y la finalidad didáctica (propia de La Ilustración).

A comienzos de la centuria, en los tres grandes Géneros, dominaba todavía el arte Barroco, aunque no tardó demasiado el cambio Hacia una mentalidad acorde con la época.

El Siglo XVIII no fue homogéneo, por lo que podemos Dividirla en tres grandes periodos: el de transición, en el que se mantuvo la Literatura barroca; el clasicismo, que representó el triunfo en las artes de Las ideas ilustradas; y finalmente, el prerromanticismo, en los últimos años Del siglo, en el que comenzó a surgir una preocupación por la libertad y la Sensibilidad.

Uno de los aspectos que más inquietud provocó en las Tertulias literarias de la época fueron los criterios estéticos que se debían Seguir, y debido, en gran parte, al afán didáctico de la época, se eligió un Modelo que propónía la vuelta a los clásicos (el respeto por las tres unidades Aristotélicas, la simetría y la proporción). Así lo recoge Ignacio de Luzán en Su Poética.

Dentro de la narrativa debemos destacar un género Que se cultivó profusamente: el ensayo.

El ensayo se convirtió en el género predilecto para La divulgación de los principios de la Ilustración. Adoptó formas muy diversas: La técnica epistolar, la autobiografía, el informe, los libros de viajes… Debemos citar como los grandes ensayistas de la época a Feijoo, Cadalso y Jovellanos.

El principal ensayista español del s.XVIII fue Feijoo. Con sus textos pretendía educar al “vulgo” (pueblo). Intentó en ellos Demostrar la falsedad de las supersticiones, los milagros, las creencias Populares y rechazó la oposición de las instituciones a las novedades Intelectuales. Utilizaba para ello el método científico y técnicas de análisis Muy rigurosas, pero amenas, aunque en ocasiones apeló también al sentido común. Destacan entre sus obras El teatro crítico universal y Cartas Eruditas y curiosas.

Cadalso fue otra de las grandes figuras. Cadalso Critica sobre todo las costumbres españolas de la época y siente una Preocupación importante por la educación. Su obra más destacada es Cartas Marruecas. Con forma epistolar esta obra refleja a través de tres puntos de Vista (un español, en joven marroquí y un sabio, marroquí también) la sociedad Española.

Jovellanos es la tercera figura ensayista que Destaca en este siglo. Su labor ensayística se volcá en propuestas reformistas Dirigidas, no al pueblo, sino a los dirigentes para solucionar los problemas Que agobiaban a su país. La agricultura fue uno de los grandes temas a los que Dedica su Informe sobre la Ley Agraria y debemos destacar también la Dignificación que hace del teatro en su Memoria sobre espectáculos y Diversiones públicas.

El estilo escogido para todas estas obras era claro, Sencillo acorde con la intencionalidad didáctica y expositiva que tenían.

Al igual que en el ensayo, la poesía también Perseguía el objetivo de instruir y educar. Existíó una poesía social que Criticaba la realidad española, en la que destaca la poesía satírica de Jovellanos; y una poesía didáctica en la que las fábulas recobran importancia. Imitando a La Fontaine y Esopo, los fabulistas españoles pretendían enseñar Modelos de buenas costumbres y virtudes. Destacaron Tomas de Iriarte y Félix María de Samaniego.

Por lo que respecta al género dramático, a mediados De la centuria se observan los primeros grandes cambios hacia un teatro Neoclásico que no fueron demasiado bien acogidos por el público, que todavía se Divertía con las comedias de enredo barrocas.

El pensamiento de la Ilustración fue impregnando Este género concebido como un medio para educar al público y a enseñarle a Pensar acorde con la razón.

El teatro neoclásico seguiría la regla de las tres Unidades y los personajes eran pocos para evitar la distracción del auditorio.

Destaca Leandro Fernández de Moratín y su comedia Neoclásica. Entre sus obras destacan La niña y el viejo, El barón, La mojigata y El sí de las niñas (con gran éxito de taquilla). En Todas ellas Moratín trata el tema de la libertad de elección de matrimonio Frente a los matrimonios concertados tan habituales en la época. Es notorio Pues, su finalidad didáctica.

El Modernismo

El Modernismo surgíó en Hispanoamérica como fuerza subversiva y expresión de la Resistencia al mercantilismo de la revolución burguesa. Los modernistas se Alzaron contra el materialismo, el imperialismo, la sociedad burguésía y lo Utilitario.

A Pesar de que no fue un movimiento que se limitó a las artes, sino que supuso Una verdadera actitud vital, como rasgo general del movimiento modernista Podemos destacar su insistencia en la experimentación con el lenguaje y las Formas. Como fuente inmediata acudieron a la poesía francesa y vieron en el Parnasianismo y el simbolismo un modelo a seguir.

Los Modernistas buscaron la evasión de este mundo que conllevó, en literario, a una Fuga en el espacio y en el tiempo. La inclinación de los poetas por el pasado y Las tierras lejanas y exóticas fue general. Los modernistas crearon un mundo Propio e ideal que les permitíó afrontar la rutina diaria. Darío lo expresa Magistralmente en una de sus famosas citas: “Veréis en mis versos princesas, Reyes, (…) ¡qué queréis!, yo detesto el tiempo y la vida que me tocó vivir”.

Los Poetas modernistas reivindican la belleza, que recrean a través de objetos Hermosos, lujosos y paisajes coloristas.
En relación al lenguaje, intentan su renovación completa buscando la sonoridad, Utilizando para ello rimas consonantes y recursos como las anáforas, Paralelismos, sinestesias…
Por otra parte, renovaron la métrica utilizando eneasílabos, dodecasílabos, Alejandrinos…, adaptados a las estrofas clásicas como el soneto, recuperando Viejas formas españolas y creando nuevos metros que prepararán el verso libre De la vanguardia posterior.

A Finales del s. XIX, el Modernismo ejercíó su influencia en España. Para ello Fue determinante la segunda vistita de Darío a Madrid.

El Panorama poético español necesitaba un cambio. Los síntomas de cambio son Observables ya a principios de la centuria, en revistas literarias como Electra O La vida literaria. De principios de este Siglo XX datan las primeras Obras de Juan Ramón Jiménez (Jardines lejanos, Baladas de primavera), Antonio y Manuel Machado (Soledades), Ramón María del Valle Inclán  (Sonatas) que se sumaron a la Corriente innovadora en sus primeros momentos creadores.

El Modernismo en España, en su faceta más preciosista, colorista y retórica tuvo Escasa duración. Los escritores pronto iniciaron la búsqueda de temas Metafísicos y trascendentales y se fueron centrando en la realidad de su país.

El Principal autor modernista es el nicaragüense Rubén Darío,especialmente en sus obras Azul y Prosas Profanas. Darío recrea un mundo de princesas, hadas y cisnes en el que Incluye gran cantidad de elementos exóticos y sensoriales que refleja a través De símbolos. La concepción del arte por el arte y el rechazo por la sociedad Burguesa son notas comunes en sus obras.

Sin Embargo, en Cantos de vida y esperanza, una obra más tardía, emplea un Tono más personal y reflexivo, y manifiesta una expresión más sobria, aunque Sin eliminar las palabras brillantes ni las innovaciones métricas.

Es En esta obra cuando se reconoce a él mismo como iniciador del Modernismo e Incluye en ella temas políticos y los problemas del mundo hispanoamericano.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.