Ideas del Renacimiento

Share Button

El Renacimiento: un contexto para Lazarillo de Tormes


La Edad Media fue un extenso periodo histórico social y cultural que se extendíó, aproximadamente, entre los siglos v y xv. Durante ese periodo, tuvo lugar una gran diversidad de manifestaciones estéticas, que llegaron a su apogeo en los últimos Siglos, a los que se considera como preludio del Renacimiento o Prerrenacimiento. El Renacimiento surgíó en Italia a fines del Siglo XIII e inicios del Xiv pero recién un siglo después sus ideas adquieren relevancia en España. Estas ideas llegan a la península en un momento en que la Corona se veía fortalecida por la asunción al trono, en 1516, de Carlos 1 quien cuatro años después se convertiría en emperador de Alemania. Al tener bajo su dominio la península ibérica, los territorios de América, el norte de África, el sur de Italia y los territorios heredados de los Habsburgo (actuales Holanda, Bélgica, Alemania y Austria), el monarca impuso el absolutismo monárquico Por medio de este régimen, el monarca concentraba todas las atribuciones del Estado, y su poder solo estaba condicionado por el juicio de Dios. Cuando, en 1556, Felipe ll heredó el trono se mantuvo esta concepción del poder, pero el Imperio comenzó a tambalearse en lo económico. A pesar de las riquezas provenientes, principalmente, de México y Perú, Carlos1 se había visto en la necesidad de pedir préstamos a banqueros privados para solventar las guerras contra Francia e impedir el avance de los turcos en el Mediterráneo.

Reforma Contrarreforma


Tras la llegada a América, España -consolidada como Imperio- se dedicó a extender la religión católica en los nuevos territorios, pero, hacia 1530, la Reforma protestante puso en jaque el poder de la Iglesia. Bajo el liderazgo del sacerdote alemán Martín Lutero y del teólogo francés Juan Ítalo Calvino, el protestantismo comenzó a extenderse por Europa y a provocar fuertes enfrentamientos en diversos territorios: la protesta se encausaba hacia el poder económico del papado y la corrupción en el seno de la iglesia católica. La respuesta de dicha lglesia al protestantismo de Lutero y de Calvino se denominó Contrarreforma y tuvo como consecuencia, entre otras, la creación del Tribunal del Santo Oficio, conocido como Inquisición. Esta institución era la encargada de vigilar y castigar a quienes no respetaran las normas y los valores tradicionales de la iglesia o pusieran en duda el poder del clero. Tal Circunstancia explica, en parte, el anonimato de Lazarillo de Tormes.

El hombre renacentista: un lugar en el mundo

El Renacimiento se opuso a la Edad Media en su concepción del ser humano y su relación con el mundo. Si la sociedad medieval consideraba a Dios como centro de toda su actividad, en el Renacimiento ese lugar es ocupado por el ser humano. Esta valoración se denomina antropocentrismo: el sujeto renacentista, sin abandonar su visión cristiana, comienza a ver su figura como preponderante y a cuestionarse qué significa ser un humano. Dicha tendencia se manifiesta también en otras características del periodo: °Redescubrimiento de las culturas griega y romana: el Renacimiento debe su nombre a que los artistas de este movimiento cultural buscaron en los modelos de la cultura clásica la inspiración para sus obras. Este renacer o redescubrimiento de la cultura clásica se hizo desde una óptica cristiana. °Nueva concepción de la naturaleza: la experimentación Científica y la filosofía instauraron la idea de una naturaleza al servicio del ser humano. °Valoración del cuerpo y de la inteligencia del humano: la belleza de las formas humanas y la búsqueda del conocimiento dan una imagen global del hombre.


El arte renacentista: equilibrio y razón


Tanto los modelos dela cultura clásica como la valoración de la inteligencia humana tienen repercusiones en las manifestaciones del arte renacentista: °La representación humana se basa en los cuerpos de la escultura clásica.°La razón predomina por sobre los sentimientos (equilibrio delas formas).º Se le da gran atención a la expresión delas figuras, al estudio de la luz en los cuadros y a la búsqueda de la perspectiva. º El artista recrea la naturaleza y coloca al ser humano dentro de ella.

Una nueva estética

El Decamerón fue escrito entre los años 1351 y 1353, y está enmarcado en la peste bubónica (peste negra) que asoló a Florencia en 1348. Si bien estas fechas lo definirían como una expresión literaria medieval, sus elementos de ruptura lo ubican en el Prerrenacimiento: un período de transición entre las expresiones típicas de la Edad Media y las renacentistas. En el seno del Renacimiento italiano, surge una corriente intelectual denominada humanismo cuyos máximos exponentes literarios son Dante Alighieri, Francesco Petrarca y el autor de El Decamerón, Giovanni Boccaccio.
El humanismo vuelve su mirada a la Antigbedad clásica y propone una nueva concepción del ser humano, de carácter más individualista, desligado de los rígidos preceptos de la religión. En esta época comienzan a proponerse ‘ otras representaciones artísticas; nace, así, una estética que refleja con más Realismo la naturaleza humana y abandona los motivos religiosos.

Carácterísticas renacentistas de EI Decamerón

En esta obra se reflejan temáticas propias del Prerrenacimiento, cuyo origen se vincula con el surgimiento del comercio como forma de vida. Es en esa época que surgen las ciudades y, con ellas, la burguésía y el comercio. Como la ciudad de Florencia fue el epicentro del Renacimiento, resulta lógico que una obra allí contextualizada presente los primeros rasgos de la literatura renacentista. Estos son: °Mayor extensión: El Decamerón se propone como un texto extenso frente a las nouvelles (novelas de extensión breve) frecuentes en la época.°Lengua romance: la de Boccaccio es la primera obra en prosa que adopta el italiano, lengua romance, en reemplazo del habitual y consagrado latín. °Temática: se proponen temas eróticos y se presenta un amor sensual aleado del modelo medieval. En esta obra, hombres y mujeres se muestran desinados al amor carnal y a los placeres que este genera. Se considera que la ‘gura femenina es la incitadora que hace caer al hombre en la tentación.°Condición humana de los protagonistas: ya no se trata de personajes nobles o héroes consagrados, sino individuos comunes que pueden encontrarse en cualquier ciudad de la época. Así, los relatos poseen una clara mirada antropocéntrica Este carácter humanista se ve también en el tópico del carpe diem (aprovecha el dia), opuesto al del ubí sunt (‘¿dónde están?, pregunta que se hacían los poetas medievales relacionada con la vida trascendente, para la que la vida terrenal es solo un paso). En El Decamerón, frente a la mortandad y la finitud vital que ofrece la peste, el carpe diem parece ser la única posibilidad. °carácter anticlerical:la obra expone una fuerte crítica a la lglesia, motivo que la aleja del protagonismo que esta ejercía en la literatura de la Edad Media.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.