Isabel allende en el marco de la narrativa hispanoamericana

Share Button

1-Isabel Allende en el marco de la narrativa…

En 1962 se publicaba La Ciudad y los perros.
En 1967 Cien años de Soledad, Sobre héroes y tumbas, El Astillero de Oneti etc… Para los lectores españoles obras como estas produjeron el llamado boom de la novela hispanoamericana. Se imponía la existencia de una gran narrativa.
Los nuevos novelistas innovan y enriquecen la novela con nuevos recursos.

Aportación a la nueva narrativa de Isabel Allende

Su primera novela es La casa de los espíritus, próxima al llamado realismo mágico. El ambiente y los sucesos que condujeron al golpe militar dieron forma a esta obra. Fue comparada con Cien años de soledad, y la narración se convirtió en un best-seller en muchos países americanos, europeos y en España. Su habilidad para narrar se puso de moda en los folletines de la época. Se volvió a un tipo de narración más ágil, con mezcla de fantasía y realidad. Allende es la precursora del post-boom y la primera mujer en la moderna narrativa hispanoamericana. La obra incorpora la capacidad de vivir más allá de la muerte, como Clara, y es un alegato contra los horrores de la dictadura de Pinochet.

2-Rasgos temáticos y formales de la nueva narrativa hispanoamericana y su reflejo en La casa de los espíritus

Los rasgos temáticos, narrativos y estilísticos de La casa de los espíritus podemos incluirlos en la corriente literaria denominada El post-boom (generación de 1980), y que es posterior a la generación llamada el Realismo mágico (generación de 1960)
de la que es continuadora en algunos temas y formas. En el post-boom irrumpen los siguientes ejes que caracterizan la Nueva narrativa de la década de 1980, más centrada en mostrar una realidad dominada por la pobreza o las dictaduras:

Testimonio realista:

los personajes-símbolo y el contexto de la realidad hispanoamericana se interrelacionan con una permeabilidad muy lúcida. –

Cultura popular:

es una novela sentimental con rasgos de folletín, muy de moda por la presencia de telenovelas. –

Feminismo:

 es determinante la presencia femenina y la lucha de las mujeres por aumentar su independencia de los valores patriarcales y alcanzar la libertad.

-Elementos de la cultura juvenil:

drogas, sexo, marginalidad…


Presencia del amor y del humor

Reivindicación del tema del amor e inclusión del humor como integrante de la comunicación cotidiana
Rasgos formales de la nueva narrativa en La casa de los espíritus:>El tiempo: La distorsión del tiempo narrativo es una de las principales características

El presente es cíclico, se repite, se intercalan el presente, el pasado y el futuro según.
>El espacio: El espacio fundamental es el interior de las casas, donde las mujeres ejercen su dominio. La historia transcurre en dos hogares:
la Gran casa de la esquina en la capital, Santiago de Chile, y el fundo Las tres Marías.
>El dominio del poder masculino se desarrolla en ámbitos públicos cerrados (casino, prostíbulo)
y en ámbitos privados abiertos (el fundo).

>El punto de vista y los narradores:

La multiplicidad de narradores y la distorsión del tiempo son los dos rasgos formales de mayor trascendencia. Constante alternancia entre las voces de los dos narradores-protagonistas: un punto de vista tradicional y conservador y otro punto de vista progresista.

>Estilo: Formas de elocución predominantes:

Son abundantes descripciones y la narración de los hechos, Registro idiomático:
El lenguaje sencillo y llano.

>Estructura:

La novela consta de 14 capítulos y un epílogo.Se divide en dos partes: 1:La intrahistoria: Es de ámbito personal y se propone una continuidad de la derecha política. 2:La historia: De ámbito nacional y se propone un cambio político.

3. Aspectos políticos y sociales reflejados en La casa de los espíritus


Novela se sitúa dentro del ámbito y las peculiaridades de la literatura hispanoamericana. La obra es hija de una época que influirá de una manera u otra en la obra. Se hace patente ya que La casa de los espíritus es la historia de una saga familiar ambientada en una Latinoamérica sacudida ferozmente por un pasado confuso e impreciso y por un presente marcado por cambios políticos y económicos, dictaduras y lucha por las libertades. Las alusiones a la historia del Chile de 1970 y años siguientes se ciñen a la historia oficial contada por los demócratas destituidos y perseguidos: el candidato y presidente socialista Salvador Allende.La política y los conflictos sociales son los dos ejes centrales de la novela: marco envolvente de la cosmovisión reflejada por Isabel Allende.La obra recoge, grosso modo, dos períodos de la política chilena del último siglo: un amplio lapso antidemocrático y de políticas de desigualdad y una fugaz implantación democrática de tan solo tres años; después de la esperanzadora aventura, vendrá un futuro incierto nuevamente dictatorial. El trasfondo histórico tendrá gran importancia, pues los abusos que Esteban Trueba somete a los campesinos que trabajan sus tierras, y, específicamente, la violación de una de las campesinas, Pancha García, será la chispa que desencadene una serie de circunstancias trágicas y que los conducirá irremediablemente hacia la fatalidad, el error y , por tanto a la infelicidad. Estos conflictos podemos verlos reflejados en la situación familiar y personal de cada uno de los personajes. El golpe de estado por los militares es una representación del golpe de estado chileno efectuado por Pinochet. La historia nos traslada a un periodo de dictadura donde las cosas se resuelven para la familia Trueba, pero el problema en la nación no termina aún. Cada generación vive en un contexto diferente, podemos ver los cambios políticos, sociales e ideológicos.Las diferencias sociales provocan conflictos y lucha de clases.

La clase alta

La casa de los espíritus muestra la existencia de un modelo socioeconómico latifundista y un deplorable comportamiento moral de los caciques, que se comportan como señores feudales con numerosos actos de violación de adolescentes.

La clase social baja

Clase sumisa y resignada que padece los mayores atropellos, como las vejaciones a Pedro Segundo.También surgen en ella voces discrepantes que propagan ideas revolucionarias marxistas: representado por Pedro Tercero y por Miguel.En La casa de los espíritus presenciamos tres apasionadas historias de amor. Muestran dos modos de comportamiento ante la pasión amorosa: -Los que respetan las normas sociales: Clara y Esteban Trueba; ambos se casan siendo de similar clase social y tienen sus hijos dentro del matrimonio. -Los que trasgreden las normas sociales: Blanca y Pedro Tercero y Alba y Miguel. Ellos, de clases sociales distanciadas, transgreden las normas sociales.

4- El Realismo mágico y La casa de los espíritus


Recibe el nombre de Realismo mágico la corriente de la novelística del siglo XX en Hispanoamérica que se difunde con el llamado boom comercial de la narrativa en español a partir de 1960.Es un intento de renovación literaria. Procede del deseo de descubrir la peculiaridad americana desde la realidad y la fantasía, dado que el realismo era incapaz de recoger la asombrosa realidad del mundo hispanoamericano.

Rasgos generales del Realismo mágico:
– lo fantástico, es un componente básico de la realidad que la enriquece.
-Aparecen en estas novelas estructuras narrativas complicadas, polifonías y rupturas del tiempo narrativo.
– espacios con frecuencia rurales, donde la concepción mágica y mítica forma parte de la vida cotidiana de las gentes.
-La muerte está muy presente en la vida de los personajes
-Rechazo del humor en la literatura.

Características formales del Realismo mágico:



Multiplicidad de narradores combinando la primera y la tercera persona narrativa, con el fin de darle distintos puntos de vista.

Polifonía:

diversos puntos de vista nos ofrecen simultáneamente una realidad compleja.

Estructuras narrativas no lineales con frecuentes saltos temporales

Varga Llosa distingue cuatro tipos de hechos en el Realismo mágico, que también encontramos en La casa de los espíritus: lo mágico, lo fantástico, lo milagroso y lo mítico legendario. Allende demuestra rasgos mágico-reales que no son más que los elementos de la imaginación que exaltan la realidad. Destaca la unión de lo cotidiano y lo insólito. En sus libros hay elementos de imaginación, hay hipérbole, hay exageraciones brutales, hay uso de la premonición, hay bastantes elementos del realismo mágico presentes en la novela.

5. Los personajes en La casa de los espíritus

Multitud de personajes. Son personajes complejos que maduran y cambian sus inquietudes con los sucesos.

Esteban Trueba:

Tiene presencia en toda la obra y encarna el discurso del poder. Contemplamos su ascenso, su éxito económico y político, su derrota y su conversión moral ya tardía. Él representa la autoridad del patrón en el ámbito rural. Lo comprendemos como hombre multidimensional: al morir su esposa Clara, oye espíritus. Reconoce los errores cometidos y el daño causado. Sus últimos momentos lo dejarán humillado, infeliz y casi solo, con la única compañía de su nieta Alba.

Los luminosos nombres de las mujeres

Las mujeres se encuentran entre dos mundos enfrentados: las clases acomodadas y las asalariadas. Su rol es el de socavar el régimen familiar machista y patriarcal. Son cada vez más independientes y autónomas.

Clara

Clara constituye el eje de la acción durante la primera parte de la novela. Es bondadosa, sensible. Tiene poderes sobrenaturales, la clarividencia. Clara hereda de su madre, Nívea, la clara conciencia de justicia social: ayuda al necesitado. Protege a los pobres y analfabetos.

Blanca

En todas las generaciones de La casa de los espíritus existen fuertes y sublimadas relaciones entre madres e hijas; su comunicación profunda y amorosa transgrede los límites del tiempo y continúa más allá de la madre. Blanca entabla una intensa relación con Pedro Tercero, que con el tiempo pasará del cariño infantil al amor adolescente y adulto. Cuando Pedro Tercero y Esteban Trueba chocan por sus posiciones ideológicas, Blanca se enfrenta a su padre. Embarazada es obligada a casarse con el conde Jean de Satigny. Pronto abandona al conde y regresa al hogar familiar. Oculta a su hija Alba la identidad de su padre. Cuando se precipita el asedio militar, Blanca se exilia a Canadá con su gran amor, Pedro Tercero, padre de Alba, cuya vida peligra en su país.

Alba

Alba se habituó a convivir con lo sobrenatural desde pequeña junto a su abuela Clara; sin embargo, ella no ha heredado sus poderes. Alba sufre prisión y tortura durante la barbarie golpista. Supera las adversidades y se erige en la clave de interpretación de la novela: nos aclara que ella ha recopilado y redactado casi todo lo que hemos leído. Y formula un deseo:
un mundo mejor para su hija nonata.

El mundo espiritual que converge en La casa de los espíritus, es el referido a las protagonistas femeninas cuyos nombres están cargados de simbolismo. El mundo de los hombres choca con todas estas extravagancias, se trata de lo material, de la lucha por el poder. Estas dos esferas se mezclan y es el ingrediente fundamental de la novela: la búsqueda de la felicidad. Todos buscan la felicidad, pero ninguno de ellos la hallará.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.