La casa de Bernarda Alba personajes principales y secundarios

Share Button



1.Hay que distinguir en la obra entre:personajes principales: Bernarda y sus hijas. Personajes secundarios: Mª Josefa, Poncia, la criada, las vecinas y Pepe el Romano. Personajes visibles, que aparecen en escena: protagonistas: Bernarda, sus hijas, Mª Josefa y la Poncia; y secundarios: Criada, Mendiga, Prudencia, Muchacha, Mujeres. Personajes que no aparecen ante nuestros ojos: Pepe el Romano, la hija de la Librada y los segadores. Personajes aludidos sobre los que se menciona alguna particularidad, o de los que se nos refiere alguna historia: Antonio Mª Benavides, Enrique Humanes, Paca la Roseta, Mujer de las lentejuelas, Don Arturo y el hombre de los encajes. El personaje central es Bernarda, caracterizada por ser autoritaria, violenta, intransigente, mezquina, hipócrita… Dispone de un fuerte capital y es dueña de los mejores campos de cultivo. Es temida por su carácter agresivo y por el conocimiento de la vida íntima y del pasado de sus vecinos. Angustias: es la mayor, vieja, fea, enferma, rica e ingenua. Magdalena: inclinada al bien, se ve sumida en la resignación. Aprecia mucho a Adela. Amelía: manifiesta temor y sumisión a la autoridad materna. Es la más simple de todas. Martirio: encarna el resentimiento y la envidia. Adela: representa la fuerza de la pasión amorosa, la llamada del instinto y el deseo de libertad. Mª Josefa: es la única que se enfrenta a Bernarda, rompiendo el silencio y saltándose sus normas. Su locura le permite expresar la verdad de lo que ocurre en la casa. La Poncia: posee una lengua maliciosa y afilada, no siente afecto alguno por Bernarda. Poncia asume su condición de criada sumisa y fiel, con el símbolo habitual del perro. Interviene en las conversaciones, en los conflictos, hace advertencias, augurios, da consejos, amenaza y hasta tutea a Bernarda. Pepe el Romano, es el causante de todos los comportamientos y actitudes. Cualquier alusión a Pepe el Romano desencadena una serie de reacciones en torno a lo erótico.
2.Relación señora / criada.- En ella domina el odio y el resentimiento de clase. Tanto Poncia como la Criada odian a Bernarda y desean su mal. Sin embargo no se atreven a enfrentarse directamente a ella. Peculiares son las relaciones Poncia / Bernarda. Poncia se permite ciertas confianzas, pero Bernarda la corta bruscamente cuando considera que se extralimita. Relación madre / hijas.- Está presidida por el autoritarismo y la rigidez de una educación tradicional y basada en el miedo y en la negación de la libertad. Sólo Adela se rebela. Relación entre hermanas.- Basada en el odio y la envidia. Angustias es odiada por todas sus hermanas y envidiada por su riqueza y matrimonio con Pepe. Martirio envidia a Adela por su juventud, su belleza, su salud y, sobre todo, sus relaciones con Pepe el Romano. Relación entre Bernarda y sus vecinas.- Las vecinas temen a Bernarda y la odian por su rigidez moral y su carácter altivo. Guardan las apariencias, pero se insultan cuando la persona implicada no está. Sólo una vecina, Prudencia, mantiene un trato cordial con Bernarda.
3. Bernarda se sirve del bastón para imponer el silencio y para golpear a sus hijas. Impide a Martirio que se case con Enrique Humanas. Humilla a los situados socialmente más bajos que ella. Las hijas viven entre la reclusión impuesta y el deseo del mundo exterior. Todas ellas sienten impulsos eróticos y la necesidad de amar. El momento culminante será aquél en que Adela rompe el bastón de Bernarda. En su nombre se ha quebrado «la vara de la dominadora». Martirio manifiesta una auténtica rivalidad con su hermana Adela. No para de vigilar a Adela y con su mentira desencadena su muerte. Amelía se muestra resignada, tímida. Participa en menor grado en las conversaciones y junto con Magdalena no está tan implicada en la lucha que mantienen las otras hermanas. Adela termina suicidándose.

4

. Bernarda o los mecanismos de mandato: en Bernarda predominan las intervenciones rápidas, secas y cortantes. Sus parlamentos son autoritarios, bruscos y agresivos. El uso continuo del mandato lo realiza a través de: imperativos verbales, sustantivos o frases nominales con valor interjectivo e imperativo, preguntas que ordenan, no interrogan, infinitivo en lugar del imperativo, locuciones o frases adverbiales, presente de indicativo…El lenguaje de los demás personajes: Angustias, Magdalena y Amelía se caracterizan por la monotonía y el tedio. Martirio abusa de las amenazas y de las insinuaciones. Adela se caracteriza por la fuerza y la violencia verbal: imperativos y frases cortantes y enérgicas. Poncia posee un lenguaje muy rico y variado: utiliza expresiones populares, insinuaciones, tiene sentido del humor y, a la vez, su lenguaje está dotado de encanto poético. Mª Josefa es una mezcla de lenguaje infantil y de habla perturbada; utiliza diminutivos, onomatopeyas..

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.