La magdalena

Share Button

El fragmento propuesto para comentar pertenece a la obra “Por el camino de Swann”, cuyo autor es Marcel Proust. Este nació en París, el 10 de Julio de 1871. Hijo de un destacado médico y miembro de una familia acomodada, padeció durante toda su vida un asma crónica que lo obligó a tratamientos permanentes. Estudió en el Liceo Condorcet. Comenzó la carrera de derecho, pero pronto abandonó sus estudios para relacionarse con la sociedad elegante de París y dedicarse a escribir. Su primera obra, una colección de ensayos y relatos titulada Los placeres y los días, es sólo discreta, pero muestra dotes de observador para reproducir las impresiones recogidas en los salones de la ciudad. Este material lo emplearía con más eficacia en obras posteriores. En 1913 vio la luz Por el camino de Swann, tras saborear una magdalena que le recuerda su infancia y lo lleva a escribir esta novela. Proust falleció en París en 1922.//La primera parte, Por el camino de Swann, cuya primera edición fue sufragada por el propio Proust ante el desinterés de los editores, pasó desapercibida. Cinco años más tarde apareció A la sombra de las muchachas en flor, que resultó un gran éxito y obtuvo el premio Goncourt. Las partes tercera y cuarta, El mundo de los Guermantes y Sodoma y Gomorra, también recibieron una excelente acogida. Las tres últimas partes, que Proust dejó manuscritas antes de su fallecimiento en 1922, fueron publicadas póstumamente: La prisionera, La desaparición de Albertina y El tiempo recobrado.  La obra, traducida a numerosos idiomas, hizo famoso a su autor en el mundo entero, y su método de escritura, basado en un minucioso análisis del carácter de sus personajes, tuvo una importante repercusión en toda la literatura del siglo XX.

Por otro lado, el contexto socio-histórico de la obra se puede situar en el Siglo XX, un siglo marcado por conflictos bélicos que sacudieron la conciencia de los escritores, incluida la de Proust. Tras ser rechazado su libro más importante “En busca del tiempo perdido” debido a la guerra, Proust se vio motivado a seguir escribiendo, lo cual hizo que terminara escribiendo 7 tomos que conformen un solo libro, el cual sería publicado después de su muerte (Por el camino de Swann). Otro hecho que influenció a Proust fue el progresismo y el conservadurismo, estas dos tendencias recorren todo el Siglo XX francés. Estas tendencias fueron siendo renovadas poco a poco gracias a las obras de Proust.//El texto presenta el género narrativo, puesto que narra la historia de un personaje y de subgénero la novela.//El tema presente en el fragmento es la memoria involuntaria que se presenta tras la sensación de saborear la magdalena.//El fragmento nos muestra como el protagonista después de dar una mordida a la magdalena, este comienza a recordar antiguas sensaciones que no sentía desde hacía mucho tiempo, cuando su tía Leoncia le ofrecía ese trozo de magdalena mojado en té los domingos por la mañana en Combray. Además hace una reflexión sobre la fragilidad que tiene la memoria.//En cuanto a su estructura interna, la obra se divide en tres partes: en la primera se hace una descripción sobre la acción que realiza el protagonista, como se siente y no sabe explicar la sensación que le produce morder la magdalena; en la segunda parte, se identifica con el recuerdo y lo describe; por último, en la tercera parte realiza una reflexión sobre la memoria involuntaria, de la fragilidad de la memoria.

Mientras a la estructura externa, el texto está escrito en prosa y agrupado en dos grandes párrafos: el primero cuenta la acción de llevarse a la boca una magdalena y la sensación que le trae dicha acción; en cuanto al segundo párrafo, hace una reflexión sobre la fragilidad de la memoria tras recordar los desayunos con su tía Leoncia los domingos por la mañana.//En el análisis de la forma, destacamos el uso del narrador omnisciente, el cual conoce los pensamientos de los personajes, el futuro, etc. El texto está narrado en primera persona y el espacio citado es Combray, pueblo rural en el que el autor pasaba el verano en su infancia. En cuanto a los distintos modos de tiempo: en el tiempo externo no hay ninguna marca textual; el tiempo interno es breve, desde la acción de saborear la magdalena hasta el recuerdo de su pasado (flashback); y el tiempo psicológico es la memoria involuntaria. El orden de la narración está alterado, no es lineal, característica de la nueva narrativa. La analepsis o flashback conlleva a la alteración en la narración. En la primera parte del texto podemos observar el campo semántico de evocación: placer, alegría e ilusoria; utiliza la palabra esencia como una hipérbole para hacer evocación  al recuerdo que le produce saborear la magdalena; más adelante se aprecia una interrogación retórica: “¿De dónde podría venirme aquella alegría tan fuerte? Una interrogación para reflexionar de donde había llegado aquella alegría. En las tres últimas líneas del primer párrafo se da cuenta después de la reflexión que la verdad que busca se encuentra en el mismo, haciéndose referencia con el pronombre personal mí. Al comienzo de la segunda parte del fragmento encontrarnos un marcador personal (Y de pronto el recuerdo surge) y se muestra un dato autobiográfico (porque los domingos yo no salía hasta la hora de misa). Más tarde se repite la palabra clave magdalena y se hace referencia a la memoria involuntaria que aparece tras saborear la magdalena como lo hacía en su infancia y no en otros momentos cuando las observaba en el mostrador de una pastelería. Además realiza una descripción literaria de las magdalenas (también aquella tan grasamente sensual de la concha, con sus dobleces severos y devotos, adormecidas o anuladas). Finalmente realiza una reflexión sobre la fragilidad de la memoria y se observa la repetición del adjetivo de grado superlativo  –más.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *