Las ratas Miguel Delibes resumen

Share Button

LA NOVELA ESPAÑOLA DE 1934 A 1974

El Periodo comenzó con obras de alabanza al nuevo régimen y recuerdo de la guerra Para evolucionar a distintas formas de Realismo y llegar, desde principios de Los 60 a una orientación renovadora y experimental.

@En los años 40;
Junto a producciones de relativa importancia de Realismo tradicional vinculadas al Moralismo vencedor de autores como Agustí, destacan las novelas de Realismo Existencial que relatan las vivencias de personajes que luchan con un destino y Un entorno hostiles en un mundo que hace casi imposible la comunicación con los Demás. La familia Pascual Duarte, de Camilo José Cela inicia además la corriente denominada tremendismo, variante Que incorpora los elementos de miseria y violencia más sórdidos y brutales de La sociedad. Nada, de Carmen Laforet Es aún más existencialista, se trata de una novela de tono existencialista que Muestra, a través de la joven protagonista, Andrea, la sociedad barcelonesa de La época de un modo amargo y directo. La publicación de las primeras obras de Miguel Delibes como La sombra del ciprés Es alargada.

@En los años 50, además de los autores que siguen con el Realismo Tradicional y algunos que escriben relatos fantásticos, predomina un tipo de Novela social cultivado por los autores de la denominada Generación del Medio siglo que se esconden en dos corrientes muy similares: el objetivismo y el Realismo crítico.
Se caracterizan por el deseo de denunciar las Injusticias, el compromiso humano, el narrador distanciado, el diálogo abundante Y un protagonista colectivo. Los temas que predominan son los problemas de la Vida diaria, las pésimas condiciones laborales, el egoísmo y ociosidad de la Burguésía y el aislamiento del individuo. El primer impulso viene dado por La Colmena de Camilo José Cela. Es muy Influyente Miguel Delibes con El Camino. Entre los autores representativos del objetivismo destacan: Rafael Sánchez Ferlioso con El Jarama y Ignacio Aldecoa con El fulgor de la sangre. En torno al Realismo crítico destaca Juan Goytisolo con Duelo en el paraíso.

@A Partir de los años 60:
Estos y otros autores emprenden una etapa de profunda renovación formal de la Novela con influencia de autores hispanoamericanos como Vargas Llosa o García Márquez. Surge la novela experimental caracterizada por la pérdida del Argumento y de la acción, la indagación en la personalidad, el uso libre de Personas verbales y los diálogos y el estilo indirecto libre. Abundan los finales abiertos, los saltos al pasado y la Pérdida del tratamiento tradicional del espacio.
Todo ello unido a los Juegos con el lenguaje, con el léxico, con la tipografía y con la disposición Externa acaba con la concepción tradicional de la novela. Son muy importantes Luis Martín Santos con Tiempo de silencio, Introduce importantes novedades como mezcla de perspectivas o narrador Omnisciente; Juan Benet que crea en Volverás A Regíón un espacio mítico, fantasmal e imaginario; Juan Goytisolo escribe Señas de Identidad, una reflexión sobre España; Juan Marsé supera la novela social con Últimas tardes con Teresa y Miguel Delibes destaca con Cinco horas con Mario.

LA POESÍA ESPAÑOLA DE 1934 A 1974

Durante La Guerra Civil se cultivó en ambos bandos una poesía marcada por la exaltación Ideológica y la combatividad.

ÄEn los años 40, surge muy pronto la poesía arraigada, de tono optimista y esperanzado con poetas que se Conforman con el mundo que les ha tocado vivir, esta poesía se agrupa en torno A dos revistas: Garcilaso y Escorial. Destacan Luis Felipe Vivanco con Temas de la familia y la vida cotidiana que recoge en Continuación de la vida; Dionisio Ridruejo destaca con Fábula de la doncella y el río y en sus Elegías. En 1944 con la publicación de Sombra de paraíso, de Aleixandre, Hijos de la ira de Dámaso Alonso y la Fundación de la revista Espadaña surge la poesía desarraigada en una línea de rechazo de la realidad Inmediata. Están en esta corriente Blas de Otero con Ángel fieramente humano y José Hierro con Tierra sin nosotros, ambos muestran la indiferencia a Dios. Junto a Ambas corrientes aparece la poesía Vanguardista enfocada desde tres perspectivas: la reflejada en la revista Cántico; Una poesía surrealista en la que destaca Miguel Labordeta y el postismo.

ÄEn los años 50, predomina la poesía De Realismo social, con un lenguaje sencillo y coloquial, concebida como un Instrumento de toma de conciencia de realidad y de transformación social. Gabriel Celaya describe la poesía como un instrumento para cambiar el mundo Centrándose así en la falta de libertad política, la deshumanización del Trabajo y la lucha revolucionaria. Destacan Blas de Otero con Pido la paz y la palabra, Gabriel Celaya Con Cantos Íberos y José Hierro con Quinta del 42. Todos estos denuncian las Injusticias y en búsqueda de soluciones. Son algunos de los mejores poetas del Siglo. Los cambios sociales y económicos de los años 60 produjeron un rápido Agotamiento de la poesía social.

ÄEn los años 60, comienzan con el predominio de unos poetas que habían Empezado a escribir en la década anterior que cultivaban la llamada poesía de experiencia, pues se inclina Al intimismo y a la recreación de experiencias individuales como la amistad, el Amor, el trabajo, la infancia y la adolescencia, a menudo desde un punto de Vista irónico. Buscan conocer la realidad e iluminar las zonas oscuras del ser Humano. Huyen del lenguaje coloquial e intentan elevarlo a nivel más artístico. Entre los más importantes están José Ángel Valente con Poemas a Lázaro y La memoria Y los signos y Jaime Gil de Biedma que fue el poeta que más influyó en su generación Y poetas posteriores, destacan Compañeros De Viaje, Moralidades y Poemas Póstumos.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *