Lengua y literatura guaraní

Share Button


Con la llegada de cristóbal colón a américa comenzó un proceso de adquisición y adaptación de carácterísticas hispanas, como la lectura, costumbres, religión e idioma, todo esto dentro de un proceso llamado hispanización. Con la intervención de la iglesia católica el idioma español comenzó a expandirse y a difundirse, vinieron misioneros con una sola labor, construir iglesias y escuelas para evangelizar y educar a los niños y jóvenes donde el idioma español era impuesto. Debido a esto muchos dialectos desaparecieron y otros se fueron fusionando con el español. Se dice que en latinoamérica existían más de 100 dialectos diferentes, de los cuales los más importantes eran el quechua, el aimara, el mapudungun, Náhuatl, y el guaraní, su importancia se debe a la cantidad no menor, de personas que las hablaban. Entre estas lenguas de pueblos originarios donde el español no influyó tan fuertemente, fue en la lengua guaraní, la cual hoy en día es reconocida como lengua oficial en Paraguay, que según censos actuales es hablada por cerca de doce millones de personas y en Paraguay aproximadamente el 86% reconoce como lengua materna el guaraní según el censo de 2002 realizado en ese país . Su antigüedad no puede ser calculada, debido a que proviene de una cultura ágrafa, que no escribía, entonces no hay registro de antes de la colonización que es cuando esta empieza ser escrita.


La lengua guaraní, a lo largo de su historia ha sido perseguida y prohibida, pero a pesar de esto sigue más vigente que nunca. En paraguay el guaraní  no  distingue regiones geográficas, estratos sociales ni está centrada en algún grupo étnico, engloba a todo un país el cual se siente identificado con esta lengua. En paraguay el castellano convive con la lengua guaraní, que también es reconocido como lengua oficial, es usado en ámbitos como en asuntos de estado, política, por la prensa, sistema educativo, etc. Pero en contexto de relaciones personales más de intimidad, la gente prefiere el uso del guaraní, en reuniones familiares, con amigos, gente de confianza, en los negocios, en la vida cotidiana, cuestiones no oficiales. Entonces se podría decir que el paraguayo es bilingüe y ocupa el idioma según  la circunstancia.


Se enseña en escuelas y universidades donde los alumnos alegan donde las horas que dedican a la enseñanza del guaraní no son suficientes, porque sienten que es algo que los identifica como paraguayos, los hace sentir patriotas, es un símbolo de pertenencia. Entonces sistema educativo paraguayo tiene una misión a futuro, que es convertir a las próximas generaciones en bilingües, agregando más horas a la enseñanza de este idioma, incluso igualando a las que se dedican al español. Esto es fundamental para los jóvenes para fijar su identidad cultural para la proyección futura, en un mundo que está siendo cada vez mas invadido por culturas extranjeras. Lo interesante de esto es que los jóvenes están dispuestos ha aprender y a formar parte de este gran desafío a nivel país.


La importancia que tiene el idioma guaraní y el gran énfasis que le dan en paraguay por incentivar el aprendizaje y la conservación de esta, hace verlo como un elemento identitario de américa latina, es una lengua que es asumida por un país entero, además trasciende las a otros países de latinoamérica, como Bolivia, Brasil y Argentina, podemos encontrar diversas manifestaciones culturales en relación al guaraní, como música, representaciones artísticas, literatura, donde el activista de la lengua y cultura guaraní David Galeano ha escrito varios libros en este idioma, también podemos encontrar páginas web que han puesto el idioma guaraní en sus sitios, como Google. El guaraní también ha llegado al cine, películas completas habladas en este dialecto han salido últimamente, entre las más destacadas esta Hamaca Paraguaya, película dirigida por Paz Encina, que trata de del término de la guerra del chaco. Muestra la vida de unos campesinos paraguayos que tienen un hijo combatiendo en esta guerra donde Bolivia y paraguay combatían. Refleja muy bien la vida campesina de paraguay, mostrando paisajes, el clima caluroso y húmedo y costumbres típicas de ese país.  




David Galeano, escritor, afirma “Pese a las represiones que sufríó a lo largo de su historia, el guaraní está hoy más vivo que nunca. Fue prohibido en algunas familias y hasta hace poco, aquellos que lo hablaran recibían una especie de castigo. Ahora, existe una actitud más positiva hacia el idioma’’ Esto ratifica de que hay una visión de futuro para seguir con el fomento de esta lengua, con la creación del Ateneo de lengua y cultura guaraní que el mismo Galeano fundó, La Fundación Yvy Marãe’ỹ que vela por la reproducción de la lengua guaraní además de todas las cosas que se están haciendo para la preservación de esta lengua, son un gran ejemplo de que la cultura propia de un país puede ser valorada.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *