Lenguaje poético-comer al mediodía

Share Button
El teatro de fin del Siglo XIX no siguió una trayectoria tan intensa como la poesía o la Narrativa, aunque comenzaron a aparecer nuevos modos de concebir la obra dramática. Teatro comercial. En la cartelera de la escena española triunfaban obras cuyo objetivo Principal era el entretenimiento de un público burgués. Se trata de obras de corte Tradicional, en general dramas y comedias, que no plantean conflictos trascendentales. Según los temas que tratan podemos distinguir tres corrientes: -el teatro poético en verso. Influido por la estética modernista y el drama ROMántico, Recuperó con nostalgia personajes, temas y valores de un pasado idealizado, para revalorizar Mitos nacionales. Encontramos a Eduardo Marquina, con Las hijas del Cid, o Francisco Villaespesa, con La Leona de Castilla. -el teatro cómico. Emparentado con los sainetes del Siglo XVII y el género chico del Siglo XIX, trata costumbres y tipos populares. Las comicidad de Carlos Arniches residía en el lenguaje y en la deformación de expresiones con fin humorístico, aunque sus obras ganaron En profundidad humana y dramática en sus tragicomedias grotescas, en las que lo ridículo del Personaje vulgar choca con su dignidad humana, como en La señorita de Trevélez. También Destaca el costumbrismo andaluz de los hermanos Álvarez Quintero y Pedro Muñoz Seca, Con La venganza de don Mendo. -la comedia burguesa o de salón. Estas obras de ambiente burgués criticaban Superficialmente algunas costumbres de la clase media, y trataban de reflejar de forma Realista su lenguaje. El autor de mayor éxito es Jacinto Benavente. Su obra más Representativa y representada es Los intereses creados, en la que el autor recupera personajes Arquetípicos de la commedia dell’arte y también del teatro clásico, como la pareja amo-criado Gracioso. En la obra, los sentimientos sinceros triunfan sobre las convenciones sociales y se Representa la lucha entre el idealismo y el materialismo, simbolizados en las actitudes de Leandro y su criado Crispín. Teatro renovador. Algunas propuestas más innovadoras no tuvieron una gran Aceptación del público. Entre los autores que trataron de renovar este género destacan los Noventayochistas Miguel de Unamuno, Azorín y Valle-Inclán. Para Unamuno, que seguía con interés las tendencias europeas que apostaban por un Teatro depurado, consideraba que la importancia de la obra dramática recaía en la Construcción de un personaje y su conflicto interno, por lo que era necesario reducir al Mínimo lo superfluo y ornamental, tanto en el lenguaje como en las acciones presentadas y la Escenografía. En su obras, la acción es esquemática y predominan los diálogos, en los que hay Un intercambio intelectual de ideas, como en La venda, un drama simbólico sobre la fe y la Razón. También destaca El otro, en la que un hermano ha matado a su gemelo y Unamuno Aprovecha la intriga de asesinato e investigación para reflexionar sobre el tema de la Personalidad, del otro yo que llevamos dentro. En Azorín, su concepción dramática partía de una óptica antirrealista, pues entendía Que se debía abandonar la representación de la realidad material y llevar a escena el mundo de Las ideas. El eje de sus obras es el diálogo, a partir del cual se debe deducir lo relacionado con Los personajes y la acción. También destaca la reducción de las acotaciones hasta su práctica Eliminación. Algunas de sus obras se estructuran a partir de dos conceptos enfrentados, como En Old Spain (tradición frente a progreso) o Comedia del arte (ficción y realidad), pero su Obra más relevante, Angelita, es un drama simbólico cuyo asunto central es la angustia por el Paso del tiempo. La obra de Valle-Inclán se considera una de las más originales de la escena española y Europea de principios del Siglo XX. Su teatro evoluciona considerablemente a lo largo de su Trayectoria debido a un constante deseo de crear un teatro distinto. Se puede dividir en cuatro Etapas: -el teatro poético. En su primeras obras, como El marqués de Bradomín, aún no se Percibe una ruptura con el teatro de la época, pues en ellas trató temas realistas. Es un estilo Muy influido todavía por el Modernismo, aunque lo lleva a un nivel de refinamiento extremo. -el ciclo mítico. Las obras de esta etapa (Divinas palabras o la trilogía de las Comedias Bárbaras) tienen por escenario una Galicia rural y arcaica, transformada en un ambiente Donde la existencia del hombre se rige por los instintos primarios y lo irracional. La trilogía Representa el final de la decadente estirpe de los Montenegro y de su mundo, dominado por el Mal, la lujuria y la muerte: don Juan Manuel de Montenegro es el protagonista y cabeza de Familia, aunque morirá a manos de sus hijos. El personaje más original es Fuso Negro, que Representa la personificación del diablo. -el ciclo de la farsa. Este ciclo es más crítico repecto a los valores y constumbres de su época y se caracteriza por el uso de personajes y argumentos del propio teatro. Ya se pueden Ver algunos rasgos de los que será el esperpento, como la deshumanización de los personajes y La degradación del ambiente y del lenguaje. Destacan los títulos de Farsa infantil de la cabeza Del dragón y La marquesa Rosalinda. -el esperpento. La técnica del esperpento consiste en someter lugares, personajes y Situaciones contemporáneas a una visión crítica y deformadora, que revela el carácter Grotesco de la realidad, como si esta perspectiva fuera su reflejo en un espejo cóncavo. ValleInclán explicó en una entrevista que la idea surge de una reflexión sobre las tres visiones Posibles de un autor: de rodillas (la literatura da héroes de condición superior a la humana), De pie (los personajes aparecen a la misma altura) o levantado en el aire (los personajes se Representan inferiores y con un tono irónico). En la trilogía Martes de carnaval los temas predominantes son la crítica al Ejército, sus Anticuadas normas y su discutibles decisiones. Los personajes retratadaos pierden el matiz Militar y llegan a deshumanizarse. En Luces de bohemia (1920), asistimos al recorrido nocturno por Madrid del poeta Ciego y fracasado Max Estrella, acompañado de don Latino, antes de morir. La gradeza clásica Del Max contrasta con la sordidez de una realidad vulgar en la que viven personajes vacíos y Grotescos. Su itinerario hace presenciar la descomposición de un mundo regido por la Estupidez, la injusticia, la traición y la violencia. El humor y la ironía se emplean con Frecuencia en la crítica de la realidad y se utiliza el lenguaje de los personajes para acentuar el Contraste entre la dignidad del personaje y el resto de las figuras. El teatro de Federico García Lorca es poético y refleja un eje dramático básico: el Choque entre la libertad y el sentimiento contra el orden y la autoridad, que suele acarrear Dolor y muerte. Su obra dramática siguió una evolución pareja a su poética. La influencia surrealista se manifiesta en dos obras de difícil interpretación: Así que Pasen cinco años y El público. La primera se centra en un protagonista que deja pasar el Tiempo despreciando lo que la vida le ofrece y expresando la oposición entre la realidad y los Sueños. En la segunda, el autor vuelca sus proupaciones acerca de la renovación del teatro y el Rechazo de la sociedad contra el amor homosexual. En Doña Rosita la soltera presenta la historia de una mujer que envejece con la Esperanza puesta vanamente en un amor perdido. El vestuario y los diálogos de los personajes Van cambiando para dar cuenta del paso del tiempo, que deja a doña Rosita cada vez más sola Y consciente de su soledad. Mención aparte requieren sus tres obras dramáticas más importantes. Inspiradas en el Mundo rural, reflejan el enfrentamiento entre las convenciones, la libertad y la pasión. En Bodas de sangre, la fatalidad se cierne sobre la huida amorosa de Leonardo y la Novia, porque ella acaba de casarse y él ya está casado. La obra termina con la muerte de Ambos hombres y las soledad de las mujeres. Yerma refleja la lucha entre instinto y represión. La protagoniza una mujer que no Quiere renunciar a ser madre, porque creee que no serlo es una humillación y una injusticia. Aunque su marido se preocupa por ello y no le importa no tener hijos, el rencor que Yerma Siente hacia él crece hasta llegar a matarlo. La casa de Bernarda Alba se una obra en la que las convenciones se enfrentan a las Pasiones reprimidas. Bernarda Alba impone ocho años de encierro y luto a sus hijas, quienes Tienen anhelos de pasión y libertad. Lorca utiliza símbolos para revelar la fatalidad que se cierne sobre los protagonistas De sus obras, como el bastón, el caballo, la luna, la sangre o diferentes colores. Sus Protagonistas femeninas, de férreo carácter, personifican valores absolutos enfrentados Entre sí o contra el mundo.
Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *