Literatura realista y naturalista panameña

Share Button

LAS VANGUARDIAS

En las primeras décadas del Siglo XX se desarrollan en Occidente una serie de transformaciones que afectarán a la política, la economía y el arte, como el estallido de la I Guerra Mundial, la Revolución Rusa y la crisis económica de la Gran Depresión. La consecuencia de todo ello será el avance de movimientos como el comunismo y el anarquismo, así como de los movimientos fascistas que llevarán a cabo la 2ªGM (1939-1945). 

En las primeras décadas del Siglo XX, surgen un conjunto de movimientos artísticos y literarios que reciben el nombre de vanguardias históricas, y cuyo denominador común es elt deseo de acabar con la tradición, con todo el arte anterior:. El término “vanguardias” ya incorpora el sema de la destrucción, pues es un vocablo de uso militar empleado para designar a los soldados que van delante. 

Entre los movimientos de vanguardia europeos sobresalen el Cubismo, el Futurismo, el dadaísmo y el Surrealismo. 

El Cubismo tuvo más repercusión en la pintura que en la literatura.
Su principal exponente fue el poeta francés Guillaume Apollinaire cuyas composiciones más innovadoras fueron los caligramas en los que el texto forma un dibujo ligado con el tema.
La carácterística fundamental de este movimiento de vanguardia, en arte, destacando a Picasso o Juan Gris, era plasmar la realidad desde diferentes puntos de vista  para evitar el engaño visual de la pintura realista.
La literatura cubista utilizaba, por tanto, técnicas propias de la pintura como la superposición de planos y diferentes tipografías.


El Futurismo está liderado por el poeta italiano Marinetti, que publica, en 1909, su primer manifiesto. Es un movimiento de sentido agresivo que pretende destruir todo el arte anterior y empezar de cero. Se caracteriza por la exaltación de la velocidad, objetos modernos, el deporte,  la violencia y la guerra, el arte para ellos es acción, movimiento. Los poetas futuristas proponen una poesía dinámica, mediante el uso de onomatopeyas, signos no verbales e innovaciones tipográficas.Se eliminan los adjetivos y adverbios, las conjunciones y los signos de puntuación. El dadaísmo, liderado por Tristan Tzara y Marcel Duchamp.Este movimiento protesta contra el sistema de valores y pretende destruir la cultura burguesa y todo el arte anterior por medio de la burla y la provocación. Su arte se basa en el azar y en la irracionalidad y opta por el ready-made es decir un objeto cotidiano que, descontextualizado, adquiere la condición de arte. En cambio en la literatura optan por la poesía fonética y el collage. Las actuaciones polémicas de los dadaístas se basaron en la burla y en la destrucción, pero no proponen nada nuevo, y el público acabó cansándose de unos actos cada vez más mecánicos y predecibles.

El Surrealismo, fundado por el poeta francés André Bretón, es un movimiento de liberación integral del ser humano que pretende romper las ataduras derivadas de la moral y la razón. En él se reivindica el amor loco, la imaginación, los sueños, el azar… Por influencia del psicoanálisis. Para ello emplearán estrategias como la escritura automática que es escribir rápidamente lo primero que viene a la mente, sin control de la razón, por otro lado, en  el collage se asocian elementos de contextos muy distintos o el cadáver exquisito, un texto basado en el azar. 


Entre los movimientos de vanguardia propiamente hispánicos destaca el ultraísmo, movimiento poético influenciado por el Futurismo, que da importancia a la disposición visual de las palabras, al empleo de metáforas irracionales, al verso libre y a la supresión de signos de puntuación. Respecto a los temas, se inspiran en los nuevos avances técnicos y en los objetos modernos, empleando un tono juguetón, juvenil y optimista. En él se inscriben autores como Guillermo de Torre y Cansinos-Assens.

En América destaca el creacionismo, fundado por Vicente Huidobro, un movimiento que defiende la creación por medio del lenguaje, de una nueva realidad que no imite el mundo exterior, ni tenga relación con él. El poeta se parece a un Dios que crea una nueva realidad. Es decir, pretende la creación de un mundo nuevo, autónomo, que solo existe en su mente y no es comparable a nada. 

Ramón Gómez de la Serna, destaca en la literatura de vanguardia española,es el único integrante de un nuevo istmo, el Ramonismo, asociado más al Novecentismo. Asimismo, este fue director de la revista Prometeo, donde aparecieron manifiestos futuristas  traducidos  y se dieron a conocer los primeros textos vanguardistas españoles. Mencionar también que Gómez de la Serna es el creador de un género  la greguería,que pretende lograr un efecto de sorpresa o risa, mediante “metáfora + humor”, en ella se evidencia la atracción que ejercen sobre él los objetos más vulgares de la vida cotidiana y el tono travieso y despreocupado de la primera vanguardia. Para acabar, añadir que sus novelas, son un conjunto de greguerías. Entre ellas, destacan: El secreto del acueducto y El novelista y entre sus prosas con temas monográficos resaltan: El rastro, Senos y El circo.


Las primeras décadas del Siglo XX en España están marcadas por hechos de la historia que tendrán un   reflejo en la literatura. En 1923 se instaura la dictadura de Primo de Rivera y tras su dimisión se  proclama la Segunda República.  Sin embargo, la oposición a esta, acaba en un Golpe de Estado que da 
paso a la Guerra Civil que finaliza con la instauración de la dictadura de Franco.

En el teatro anterior a 1936 podemos diferenciar un teatro comercial y uno innovador. Para empezar, el teatro comercial busca satisfacer los gustos conservadores del público burgués y tiene  tendencia realista. Además, conviven 3 líneas, las comedias de salón de Benavente; el teatro cómico; y el teatro poético y destacan dos autores, Carlos Arniches y Jacinto Benavente. Entre sus obras  destacan La comida de las fieras, cuya carácterística es la naturalidad del diálogo.  Además en este teatro podemos distinguir tres tendencias, en primer lugar, la comedia burguesa, donde destacado es Jacinto Benavente, que se acerca al público burgués con las “comedias de salón”. Plantea conflictos burgueses abordando temas como el adulterio, el matrimonio y la maternidad. En segundo lugar, el teatro poético que busca rescatar mitos y héroes del pasado español con personajes de cartón piedra destacando Las hijas del cid de Marquina. Por último, el teatro cómico-costumbrista donde se presentan personajes tipo populares


, ambientes pintorescos y humor con final feliz. Se representan con gran éxito los sainetes y comedias de los hermanos Álvarez  Quintero, y los sainetes y las tragicomedias grotescas de Carlos Arniches, y Pedro Muñoz Seca, inventa un género nuevo, con La venganza de don Mendo.

En cambio, el teatro innovador,  se atreve a romper con las convenciones típicas de las obras de teatro tradicionales y, se centra en los aspectos formales. Sus autores presentan carácterísticas comunes como el abandono del Realismo, la reflexión filosófica y la recuperación de formas primitivas de teatralidad. La  auténtica renovación del teatro español la encontramos en Valle-Inclán, y su creación del esperpento, observado en Luces de bohemia, y en Federico García Lorca, unirá en teatro música, poesía y plástica. Por otro lado consideramos iniciadores a Unamuno, Azorín, Valle-Inclán y Federico García Lorca. Además, las carácterísticas principales que aportan la innovación al teatro son, la obra no tiene por qué representarse en un espacio teatral convencional, asimismo, el vestuario suele emplearse de forma creativa y alejada de la realidad, asimismo estas obras suelen reflejar asuntos alejados de las preocupaciones cotidianas, y por último el texto dramático puede presentar una extensión desmedida, o ser breve.      


Ramón Valle-Inclán es un autor típico de la generación del 98 que en teatro destaca por que propone una  renovación total de este. De esta manera crea el esperpento una obra que distorsiona la realidad para  realizar una crítica a la sociedad del momento y se distinguen cuatro etapas. Empezando con el Ciclo de teatro poético, donde se incluyen sus primeras obras dramáticas con estilo  modernista, como Cenizas y Voces de gesta. Seguidamente encontramos el Ciclo mítico o galaico,  donde se presenta una Galicia, rural y mítica con personajes extraños y violentos, destacando la trilogía  Comedias bárbaras. Por otro lado, el Ciclo de la farsa se caracteriza por mezclar elementos modernistas  y esperpénticos,destacando La marquesa Rosalinda, Farsa de la cabeza del dragón. Para acabar,   tenemos el Ciclo del esperpento donde deforma la realidad y mezcla lo trágico y lo burlesco, iniciada con Luces de bohemia,crítica al militarismo y a la dictadura de Primo de Rivera.


Lorca El autor fundamental del teatro innovador es Federico García Lorca quien a través de sus obras expresa su personalidad, una vitalidad intensa pero angustiada por la muerte, Las carácterísticas son la alternancia de la prosa y el verso o la fusión de lo popular y lo culto, lo tradicional y vanguardista. Además usa un lenguaje muy poético lleno de figuras retóricas y, se distinguen tres etapas:La etapa inicial donde este busca una voz dramática propia. Su primera obra es El maleficio de la mariposa, que plantea el amor inalcanzable y La zapatera prodigiosa que trata de una joven hermosa casada con un zapatero viejo. En segundo lugar, la etapa vanguardista donde busca un nuevo lenguaje, que encuentra en el Surrealismo para así superar el teatro convencional.En Así que pasen cinco años,  el tema fundamental es el tiempo. A continuación, la etapa de tragedias donde expone temas universales a partir de historias particulares. En ellas mezcla prosa y verso, introduce elementos simbólicos y se ambientan en una Andalucía rural ,destacando Bodas de sangre que escenifica el amor imposible.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *