Los sapos de la memoria libro completo

Share Button

En esta novela cabe distinguir varias realidades o temas que convergen entre sí: -La miseria de España en el primer tercio del s. XX -La injusticia y el desorden social imperantes -Las costumbres y tradiciones del mundo rural -El estallido de la Guerra Civil española.

 «la estructura externa de esta novela no se compone de capítulos, sino de una serie de secuencias, separadas por espacios en blanco y sin numerar, que narran las distintas etapas de la vida de su protagonista Paco a través de los recuerdos de Mosén Millán, uno de los tres narradores y coprotagonista de la novela.»

Sobre la estructura interna  esta novela dicen que «Réquiem por un campesino español tiene una estructura circular, pues comienza y termina en el mismo punto: Mosén Millán, en la sacristía de la iglesia, se prepara para celebrar una misa de réquiem por Paco el del Molino, asesinado hace justamente un año. Entre la primera página (con el sacerdote ya revestido y esperando a que vengan los familiares y amigos de Paco) y la última (Mosén Millán saliendo al presbiterio para comenzar la misa) transcurre poco más de media hora de tiempo real de 1937.

Los momentos más significativos grabados en la memoria del sacerdote son los sacramentos de la religión católica: bautismo de Paco, confirmación, comunión, matrimonio, confesión y extremaunción; pero también la huida, persecución, delación y asesinato de su joven amigo.

NARRADORES

Desde el punto de vista narrativo, se trata de un tercer narrador de las secuencias del pasado. El primer narrador, objetivo y omnisciente, era Sender. El segundo, narrador subjetivo, era Mosén Millán a través de sus recuerdos. Este tercero es un autor anónimo colectivo al que el monaguillo sirve tan sólo de divulgador. En cuanto a las escenas del presente, el monaguillo va delimitando lo que hay de leyenda y de verosimilitud en el relato, ejerciendo así la función de testigo inocente y veraz:

Las PARTES NARRATIVAS presentan algunas diferencias: En las secuencias del presente, la casi ausencia de acción se contrarresta con las reflexiones de Mosén Millán, la sucesión de preguntas y respuestas con el monaguillo y los diálogos con los tres personajes que van llegando. Hay un predominio de los elementos dramáticos. En las secuencias del pasado hasta el regreso del viaje de bodas, el narrador se va demorando en cada uno de los acontecimientos, como participando de alguna manera en lo que nos va contando. Se hace palpable una actitud de proximidad, de compenetración con los personajes y con las situaciones. Predomina el tono nostálgico. Hay un cambio radical en las últimas escenas, especialmente desde la llegada de los señoritos de la ciudad: las atrocidades que se cometen están narradas con absoluta frialdad, con un distanciamiento que sorprende, como si los personajes que van muriendo -el zapatero, los concejales, las mujeres del carasol- fueran seres lejanos a nosotros. Predomina una actitud impersonal.

RESUMEN

En este libro se narra la historia de la memoria de una vida, donde el cura de un pueblito de Aragón conocido como Mosén Millán, recuerda las vivencias de un joven mientras se realiza su funeral.  Resumen El cura, mosén Millán, espera en la sacristía antes de dar la misa de réquiem por Paco, el campesino, en el primer aniversario de su muerte. Sentado allí, recuerda varios episodios de la vida de Paco mientras espera la llegada de los vecinos del pueblo. Observa que, aparte de las familias ricas, todos habían sido amigos del difunto. Durante sus remembranzas, y a través de la novela entera, el monaguillo va y viene. En este momento, el cura le pregunta si ya ha llegado alguien. El monaguillo había estado presente en el momento de la muerte de Paco asistiendo al cura en la extremaunción. De vez en cuando, se acuerda de trozos del romance que se ha escrito sobre Paco y los canta, interrumpiendo los recuerdos del cura y devolvíéndole al presente. Mosén Millán supone que las tareas de los campos están retrasando a los campesinos. Mientras sigue esperando, mira los zapatos viejos y empieza a acordarse del zapatero, que también había sido amigo de Paco. La historia gira en torno a una serie de escenas retrospectivas que empiezan, cada vez, con los recuerdos del cura.

Mosén Millan 

Es una personalidad mucho más compleja que Paco. Desde la primera hasta la última página del libro lo vemos vacilante, indeciso, con una conciencia de culpabilidad que lo abate. El más significativo rasgo de su personalidad es su aceptación resignada del estado de la sociedad, por más que ésta se le revele como injusta: el episodio de las cuevas y las discusiones con Paco acerca de las tierras del duque lo definen claramente

La Jerónima

Mosén Millán representa, además de su papel religioso, un elemento de orden, de respeto por lo establecido, mientras que la Jerónima es un ejemplo de un modo de vivir más ancestral y primitivo, en constante oposición con el sistema: era «partera y saludadora» y se la tenía por medio bruja que recitaba extraños conjuros en «latinajos».

Paco el del Molino

Representa idealizadamente al pueblo español, respetuoso con las tradiciones de sus mayores, sincero, valiente, decidido, con un fuerte sentido de lo justo y lo injusto. En Paco se resume la dignidad del pueblo español, que no se somete al poder arbitrario (duque), ni a la hipocresía (los ricos del pueblo), ni a la componenda (Mosén Millán)

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *