No duerme nadie por el cielo verso libre

Share Button

Localización

El poema de García Lorca lo situamos entre los años 1929 y 1930. Federico García Lorca nació en Granada en una familia que poseía terrenos en la vega, donde se cultivaba remolacha y tabaco. Desde pequeño destacó por su imaginación, su talento para escribir y su gusto por la música, clásica y popular. Fue un destacado poeta, dramaturgo y prosista. Él pertenece a la Generación del 27 y es el poeta de mayor influencia y popularidad de la literatura del siglo XX en España.

Este relato pertenece a su poemario “poeta en Nueva York” en la cual explicaba sus experiencias de la gran ciudad con su extensa prosa. García Lorca hizo un viaje a Nueva York a finales de los años 30 para dar una conferencia en la universidad de Columbia, pero al ver la ciudad de nueva
York, no perdió el tiempo y expreso sus experiencias de la ciudad en un poemario, ciudad sin sueño es uno de esos poemas.

Tema

El tema principal del poema es una crítica hacia la ciudad de Nueva York, y a la situación y evolución de esta misma, ya que el poeta crítica a lo largo del poema a la sociedad de Nueva York de aquel entonces, y tiene una visión muy negativa de esta sociedad materialista y mecanizada, la cual destruye lo humano, la libertad, y el contacto con la naturaleza y las personas.

Durante el poema observamos como el yo poético describe de una forma negativa las noches de Nueva York, donde de la gente se mantiene despierta, además el yo poético advierte sobre lo que podría pasar si la sociedad siguiera por este camino materialista, donde a las personas en la escala más baja de la sociedad quedaran marginadas.

Estructura

Estructura externa

El poema de ciudad sin sueño está compuesto por 49 versos divididos en 6 estrofas de diferentes versos cada una, en las cuales los versos son libres y suelen ser de arte mayor, no tiene rima y no sigue un esquema métrico fijo.

Estructura interna

En este poema el yo poético describe la noche de Nueva York, y lo hace de una forma negativa, ya que ve la ciudad como algo malo que no encaja con el mundo natural, y que se ha convertido en una ciudad tecnológica y mecanizada en la cual se ha perdido parte de la ética humana.

En el poema podemos ver como el autor divide el argumento en tres partes, estas partes son:

-Primera parte: Esta parte abarca las dos primeras estrofas, en las cuales el yo poético nos introduce el tema y nos describe el ambiente. “No duerme nadie en el cielo” “No duerme nadie en el mundo”

-Segunda parte: Esta parte va de la estrofa 3 a la 5 y en ella se advierte sobre lo que puede ocurrir si la sociedad sigue por ese camino, nos describe lo que ocurre en la ciudad y hace una predicción de futuro de cómo estaremos dentro de un tiempo “¡Alerta…!” “Un día los caballos vivirán en las tabernas”. Además el yo poético deja constancia de su descontento con esta sociedad tecnológica y mecanizada.

-Tercera parte: La tercera parte abarca la última estrofa, en ella el yo poético hace una relación con la primera, ya que la comienza igual “No duerme nadie por el cielo”, también sigue describiendo la ciudad de forma negativa pero nos da soluciones para las diferentes situaciones que se viven en la ciudad de Nueva York. “Pero si alguien tiene por la noche exceso de musgo en las sienes, abrid los escotillones para que vea bajo la luna las copas falsas, el veneno y la calavera de los teatros.”

Análisis de la forma partiendo del contenido

Este poema está dividido en seis estrofas, no tiene ninguna rima, no tiene métrica fija, casi todos los versos son de arte mayor y todos los versos son libres. Esto lo pudo haber hecho expresamente el autor García Lorca ya que si miramos la forma de este poema nos podemos dar cuenta que al girar el poema quedan muchos picos, esto posiblemente hace referencia a los rascacielos de Nueva York, ya que aparte, está inspirado en este lugar.

En el poema ciudad sin sueño destaca unos versos que siempre se repiten el primero “No duerme nadie por el cielo/mundo. Nadie, nadie. No duerme nadie.” Aquí el yo poético nos quiere demostrar la penuria que se vivía en esa ciudad, al decir que nadie puede dormir. Estas palabras nos quieren decir lo que sucedía en la ciudad, la tristeza, que era como una pesadilla pero despiertos, ya que el hecho de no dormir nos carcome por dentro. Este nadie, hace referencia a las personas que viven en la gran ciudad. También se repite “¡Alerta! ¡Alerta! ¡Alerta!”, aquí Lorca se quiere acercar al espectador y darle un toque de atención.

El poema va variando las personas, nos habla en tercera persona (huelen, rondan, vendrán, tiene…), también en primera del singular i del plural para acercase al lector (caemos, subimos, veremos, he dicho…).

El yo poético hace crear al espectador unas imágenes surrealistas con el uso de los animales: vendrán las iguanas vivas a morder a los hombres, los cocodrilos acechan tras las esquinas, los caballos vivirán en las tabernas y las hormigas furiosas atacarán los cielos amarillos que se refugian en los ojos de las vacas…

Lorca resalta algunos sustantivos con adjetivos para darles importancia: increíble cocodrilo, paisaje seco, tierra húmeda, dalias muertas, amargas llagas encendidas, copas falsas…

El uso de los sustantivos son comunes, pero él juega con eso para hacer imágenes surrealistas, usa lo sencillo para finalmente convertirlo en abstracto y irreal.

Recursos estilísticos:

En los versos 1-2, 7-8, 38-39, 44 y 46 hay un paralelismo que usa como estribillo.

En el verso
6 nos podemos encontrar con un epíteto, increíble cocodrilo, hace resaltar el cocodrilo, i una personificación la tierna protesta de los astros.

En el verso 10 hay un hipérbaton se queja tres años, usa la exageración para destacar que ni los muertos pueden descansar en paz.

En el verso 16 podemos encontrar otra personificación, el coro de las dalias muertas.

En los versos 20-21 podemos encontrar una anáfora, y al que.

En el verso 24 podemos observar otra personificación, las hormigas furiosas

En los versos 35-36 hay otra anáfora donde espera.

Conclusión

El poema de García Lorca “ciudad sin sueño” cuentan las experiencias del poeta en la gran manzana. El poema trata a Nueva York como un lugar tenebroso y oscuro, en el que sus habitantes son menos agradables si cabe. El relato es una crítica a la hipocresía que vio y sintió en su corta estancia en la ciudad, mostrándolo como un lugar corrompido por la maldad y la oscuridad. El poema, hay que decir, es bastante difícil de comprender, ya que su significado está muy escondido entre las palabras del poeta, pero aun así, pensamos que es uno de sus mejores poemas, ya que denuncia el capitalismo y la poca humanidad de la Nueva York de entonces.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.