Novecentismo arte puro

Share Button

NOVECENTISMO O Generación DEL 14

1-Introducción:

Se conoce como Novecentismo el movimiento cultural que en la segunda década española del Siglo XX, se opone a cuanto se considera propio del ochocientos. En literatura se tienen por decimonónicos el Romanticismo, el Realismo y el Modernismo. Las revistas literarias, toman auge y preconizan una literatura diferente que da cauce a las nuevas inquietudes intelectuales. Los autores de esta época son intelectuales teniendo una formación académica muy solida formándose en el extranjero, eran grandes profesionales, participaban en la vida pública. Muchos de ellos eran liberales como Ortega, Azaña, D’Ors, Marañón…etc. Y no defendían la neutralidad de España en la Guerra Mundial (1º GM 1911).

2-Carácterísticas:

-Racionalismo: prefieren el rigor intelectual, el análisis frio y objetivo de las circunstancias y la claridad expositiva.

-Antirromanticos: se rechaza lo sentimental y pasional y se prefiere lo clásico, actitudes equilibradas y la expresión intelectualizada de las emociones, lejos de todo patetismo.

-Defensa del arte puro: el arte ha de tener entidad por si mismo y depuración y especialización. Tiene que limitarse a proporcionar placer estético y es concebido como algo autónomo de la vida.

Aristocratismo intelectual

Buscan en la literatura la objetividad y la perfección que hacen que los textos se dirijan a entendidos. Son para minorías selectas.

-Estilo cuidado: el ideal de la obra bien hecha lleva a una extrema preocupación con la concepción y estructura de las obras y por su lenguaje.

3-Autores

3.1-Ensayo

-Ortega y Gasset: Se convirtió en la figura intelectual de referencia durante varios lustros. Entre sus ensayos cabe destacar: España invertebrada, la rebelión de las masas, La deshumanización del arte, esta última es un ensayo de carácter estético donde realiza un análisis sociológico del arte de vanguardia. Para el el arte es hermético, solo accesible a minorías escogidas, intelectual, antirromantico y antirrealista. Debe ser un arte puro, alejado de la psicología, sociología, de la vida y de las experiencias.

-D’ Ors: gran animador de la cultura catalana postmodernista a través de sus glosas con temas diversos que recogíó en su Glosari. En ellas defendíó la vuelta al clasicismo, un estilo elegante y una actitud vital optimista que se opónía al Modernismo. También fue crítico de arte Tres horas en el Museo del Prado, Barroco.

-Azaña: destacado intelectual y político. Dirigíó las revistas La Pluma y España fue presidente de la República durante tres años. Gran cultura publico diversos ensayos sobre Juan Valera, Ángel Ganivet, el Quijote…Escribíó diarios personales en distintas fases de su vida.


3.2-Novela

-Gabriel Miro: ejemplo de escritor puro. Pueden distinguirse 2 etapas en su producción: La primera que es de influencia modernista con ambientes enfermizos y decadentes, personajes inadaptados y una atmósfera sensual con tono  melancólico Las cerezas del cementerio, y la segunda etapa donde encuentra su estilo personal con una prosa elaboradísima que busca la perfección formal, describe sensaciones y ambientes donde la acción es mínima. Adopta una actitud de observador distante, aunque es crítico e irónico, rozando a veces la caricatura deformante. Nuestro padre San Daniel y El obispo leproso. Son también notables sus libros de relatos breves: El humo dormido, Años y leguas.

-Pérez de Ayala: Sus primeras 4 novelas, Tinieblas en las costumbres, A.M.D.G, La pata de la raposa y Troteras y danzaderas tienen un mismo protagonista, un fuerte contenido autobiográfico y se nota en ellas la huella de Galdós. En la década de los 20 escribe Berlamino y Apolonio, Luna de miel, Luna de hiel, Los trabajos de Urbano y Simona, Tigre Juan y  El curandero de su honra, que son novelas intelectuales en las que se adelgaza la acción porque lo importante son las reflexiones. Predomina en el el componente reflexivo, la ironía, la cuidada construcción y un relativismo ideológico.

3.3-Poesía

-J.Ramón Jiménez: Vivíó en la residencia de estudiantes. Hay tres etapas en su producción: época sensitiva, intelectual y verdadera. Su época sensitiva llega hasta 1915 con Ninfeas y Almas de violeta, Rimas y  Arias tristes y Jardines lejanos, Elegías, Las hojas verdes, Pastorales, La soledad sonora…En estas obras se reiteran los motivos modernistas, pero con un intento de superación y hay otros elementos que subrayan su carácter personal. Con Melancolía, Laberinto y Estío cambia a una poesía conceptual y formalmente sencilla dando paso a la época intelectual que se inicia con su obra Un poeta recién casado (1917) que supone una nueva concepción poética en sentido más profundo. Los libros siguientes Eternidades, Piedra y cielo, Poesía, Belleza y La estación total  prosiguen un proceso de intelectualización y abstracción, siendo  más breves y densos.  Su etapa verdadera comprende toda su producción de los años de exilio. En el otro costado y Dios deseado y deseante.

Su obra en prosa lírica más destacada será Platero y yo ( 1914) donde presenta su anhelo de armónía con la naturaleza. Hay una exaltación vital y felicidad pero la armónía se ve amenazada por la violencia, el odio, la injusticia, el dolor y la muerte.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.