Novela años 70

Share Button

Tema


7:La Guerra Civil supuso una  ruptura con la evolución de la novela, que se manifestó con  el exilio  de jóvenes  novelistas  del 27 y con una vuelta a la tradición de  aquellos que quedaron en España: Es el caso de Mariona Rebull, de Ignacio Agustí…Lo carácterístico de esta época es la llamada novela existencial, común a toda Europa, pero que en España se matiza con las circunstancias de la postguerra. Se trata de visiones pesimistas de unos personajes desorientados en un mundo que resulta  amenazador o incomprensible. Es lo que ocurre en Nada de Carmen Laforet y  La sombra del ciprés es alargada, la primera novela de Miguel Delibes. De los años cuarenta son también las primeras obras de Camilo José Cela. En  La familia de Pascual Duarte, el protagonista  narra su propia biografía: un cúmulo de críMenes y atrocidades condicionadas por un ambiente bárbaro e injusto de pobreza y privaciones, lo que convierte al protagonista en asesino y víctima al mismo tiempo. Más que existencialista, esta novela fue considerada en su época como tremendista. A partir de los años cincuenta la atención se desplaza hacia la política y la crítica social:
Es el llamado Realismo social, cuyas carácterísticas principales son:- Un protagonista colectivo- Las acciones se desarrollan en unos pocos días y en espacios muy concretos.- El tema pretende reflejar la realidad mediocre de la sociedad española, dureza de la vida en el campo,problemas laborales,injusticias sociales… – El autor aparece como un simple transcriptor de la realidad; que aparenta reflejar el lenguaje coloquial con frases cortas, léxico sencillo, vacilaciones o incorrecciones sintácticas. – La intención final de la novela es la denuncia social o política.Camilo José Cela comenzó esta etapa con La colmena. Se estructura  en un mosaico de breves capítulos sin numerar en los que se reflejan breves secuencias de la vida cotidiana de sus protagonistas, más de trescientos personajes mediocres, vulgares, que viven sorteando un presente sin esperanzas o con aspiraciones ilusorias, sin orden cronológico estricto y pasando continuamente de una escena a otra, de un ambiente a otro.Es una novela abierta.Miguel Delibes publicó durante estos años: El camino, La hoja roja o Las ratas. En todas ellas predomina la defensa de los valores humanos  y de la vida natural frente a una sociedad cada vez más materialista y superficial.Otro título significativo es El Jarama de Rafael Sánchez Ferlosio que narra con técnica conductista (presentando a los personajes únicamente por su conducta y sus palabras).


El agotamiento de los presupuestos del Realismo social se reflejó en la literatura de los años sesenta  en un deseo de renovación, apoyada en las técnicas que estaban experimentándose en Europa y Norteamérica desde los años veinte:- Los personajes se convierten en problemáticos o indefinidos.- El tiempo del relato adquiere una duración relativa, en función de la mayor o menor impresión  que los acontecimientos causan  en el protagonista o narrador y se mezclan diferentes tiempos a través de la retrospección y la anticipación.- El argumento cede su importancia a la técnica novelística.- El autor se limita a contar la historia desde una determinada perspectiva (perspectivismo).- Se emplea el monólogo interior, es decir, la transcripción del  pensamiento anterior a toda organización lógica o gramatical; – El contrapunto,  procedimiento que consiste en explicar varias historias a la vez, que suceden simultáneamente, pero en distintos lugares. – Las innovaciones como la invención de palabras, la supresión de los signos tipográficos  tradicionales, la mezcla de diferentes registros…A lo que hay que añadir la influencia del “boom” de la novela hispanoamericana de los sesenta y su Realismo mágico. Tiempo de silencio, de Luis Martín  Santos, representa en España  el triunfo de las novedades que acabamos de enumerar. Delibes publica Cinco horas con Mario. A través de un monólogo interior continuado, Carmen, que está velando a su esposo muerto, Mario, recuerda su vida con  é. Carmen representa lo más retrógrado y clasista del pensamiento conservador mientras Mario encarna la figura del intelectual con preocupaciones sociales y existenciales. Se producen saltos en el tiempo y es el lector el que debe reconstruir el orden de la historia.Publica otras novelas como Los santos inocentes o El hereje, en la que aborda el género de la novela histórica. Cela, a finales de los años sesenta intensifica el experimentalismo en San Camilo, un monólogo interior de tono esperpéntico, que sitúa al comienzo de la guerra una sucesión de pequeños párrafos, sin puntuación y técnica surrealista y caótica.Otros autores y títulos reséñables son: Gonzalo Torrente Ballester (La saga/fuga de J.B) J. Goytisolo (Señas de identidad), Juan Benet (Volverás a Regíón), Juan Marsé (Últimas tardes con Teresa).Durante el último cuarto del Siglo XX se produce la recuperación del argumento.Se recuperan subgéneros narrativos como la novela negra, policíaca, histórica, de aventuras…

Gabriel García Márquez:

Comenzó compaginando su trabajo como periodista y de autor de relatos breves (La hojarasca o El coronel no tiene quien le escriba), en los que aparece su carácterística mezcla entre lo legendario y lo histórico, su facilidad  narrativa e incluso Macondo pueblo mítico en torno al que se desarrollará su principal obra  Cien años de soledad.


En su obra se ejemplifican las principales carácterísticas del boom de la novela hispanoamericana de los años 60:- Realismo mágico: En el mundo recreado en estas novelas han desaparecido las fronteras entre la realidad y la fantasía, entre la historia y el mito, entre lo maravilloso y lo real: es el mundo de lo real maravilloso. – Otras veces es el tratamiento alegórico o poético de la acción, de los personajes o de los ambientes lo que confiere un tono legendario a la realidad cotidiana. – Atención preferente a la experimentación con el lenguaje: superposición de estilos o registros, distorsiones sintácticas, lenguaje poético.Cien años de soledad es el título de su obra más significativa.Es la historia de los Buendía, paralela a la construcción y destrucción de Macondo. Los nombres y los caracteres de los personajes se repiten a través del tiempo para subrayar el carácter cíclico y fatal de los acontecimientos. En Cien años de soledad los relatos se enlazan unos con otros hasta constituir un cuento de cuentos.Otros títulos: El otoño del patriarca, Crónica de una muerte anunciada, El amor en los tiempos del cólera. Premio Nobel en 1982. COMENTARIO:(Cien años de soledad): -Tiene una estructura circular, ya que a lo largo de la historia se repiten hechos de forma periódica. No hay regularidad estructural.-Los mismos nombre y carácterísticas de los personajes se heredan de generación en generación.-Todas las relaciones intraficcionales están conformadas hacia un principio de negatividad, como el dialogo hacia un eje económico, así como hasta la actuación no disimula su potencial.- Se mezclan los elementos del mundo real objetivo con los del mundo maravilloso o de la fantasía; hasta el punto llegan a constituir una sola realidad dentro de la novela.- No existe tiempo cronológico definido.- No existe barrera física entre la muerte y la vida.- Los hombres son criaturas caprichosas, soñadoras y siempre propensos a la ilusión, capaces de momentos de grandeza pero fundamentalmente débiles y descarriados. En cambio las mujeres suelen ser sólidos, constantes, modelos de orden y estabilidad.- Existe una atracción constante y apasionada ente los mismos miembros de la familia.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.