Obras de la novela realista

Share Button

EL Realismo


1. Contexto

Durante la segunda mitad del XIX hay en Europa grandes movimientos sociales. El proletariado se organiza y aparecen ideologías como el socialismo, marxismo y anarquismo. La burguésía se afianza como la clase dominante y realiza un giro hacia el conservadurismo para mantener sus privilegios.

Bajo el reinado de Isabel II (1843-1868) se suceden gobiernos conservadores impuestos por pronunciamientos militares hasta que en 1868 se produce una revolución progresista, La Gloriosa, que provoca el exilio de la familia real. Se produce el Sexenio Revolucionario, donde se promulga una constitución, sufragio universal y la proclamación de la I República. 

En 1875 un pronunciamiento militar inicia la Restauración de los Borbones, siendo rey Alfonso XII. Hay una alternancia en el gobierno entre liberales y conservadores. Hay muchos problemas económicos e industriales.

El idealismo ROMántico es sustituido por el Empirismo, que defiende la confianza en la ciencia y en el progreso. El positivismo es la filosofía de moda (se basa en la observación y en la experimentación). Se formulan las teorías de Darwin y Mendel.

Durante esta segunda mitad del siglo se produce un cambio en los escritores y en los lectores: hay escritores que viven de escribir y hay un público más formado que quiere verse reflejado en las obras literarias.

El Realismo surge como rechazo al Romanticismo y se caracteriza por:


el interés por la realidad; la observación se convierte en un procedimiento creativo. La localización espacio temporal es muy próxima a la realidad. Tendencia a la objetividad y al verismo. Estilo más sencillo que busca la fidelidad de lo que relata. Intención crítica; el narrador interviene en la narración con sus propias observaciones.

Derivada del Realismo surge una corriente literaria, el Naturalismo. Aparece en Francia de la mano de Èmile Zola. Éste establecíó las bases de la nueva estética siguiendo la corriente que afirmaba que el ser humano no es libre, sino que está sujeto por las leyes biológicas y por el influjo del medio.

Los rasgos del Naturalismo son:


la obra literaria se convierte en un método de estudio del comportamiento humano. Hay interés por lo feo y sórdido; aumento del léxico científico y se recurre a descripciones pormenorizadas y objetivas.

2. La novela realista

Carácterísticas:


Se reproducen los conflictos de la sociedad de la época. Los personajes son extraídos de la realidad cotidiana; se da importancia a la figura femenina y a lo colectivo. Narrador omnisciente. Uso del estilo indirecto libre y del diálogo. El argumento presenta sucesos que se conciben como fragmentos de una realidad más amplia.
El espacio se corresponde con lugares verdaderos y concretos. El tratamiento del tiempo es lineal; a veces se recurre a la analepsis (saltos atrás) para explicar el presente en el que se sitúa la novela. Hay una gran precisión en las descripciones y diálogos ágiles. El lenguaje es sencillo y a veces con regionalismos o coloquialismos.

Fases


Prerrealismo


Se inicia en 1849 con la publicación de La Gaviota, de Fernán Caballero (seudónimo de Cecilia Böhl de Faber). Obras de tintes costumbristas e intención moralizante. El principal representante es Pedro Antonio de Alarcón (El sombrero de tres picos). Realismo. Comienza con la publicación de La Fontana de Oro, de Galdós. Actitud más positiva y objetiva hacia los personajes y el retrato sicológico es el eje central. Junto a Galdós destacan Clarín, Pereda y Valera.

José María Pereda se inicia en el prerrealismo pero acaba evolucionando hacia posturas más objetivas. Sus obras están situadas en Cantabria. Destacan Sotileza y Peñas arriba.

Juan Valera es autor de Pepita Jiménez, una obra que trata sobre el enamoramiento de un seminarista, Luis de Vargas, y la joven viuda Pepita Jiménez.

Naturalismo. Aparece hacia 1880 con la publicación de La desheredada, de Galdós. Sus principales representantes son Emilia Pardo Bazán  y Vicente Blasco Ibáñez.

Pardo Bazán subordina en su obra la capacidad de sobreponerse del hombre a la fe católica. Sus obras principales son Los pazos de Ulloa y La madre naturaleza. Ambas obras están ambientadas en la Galicia rural.

Vicente Blasco Ibáñez ambienta sus obras en tierras valencianas. La barraca, Entre naranjos y Cañas y barro son sus principales obras. Los personajes están sumidos en miseria, odio, venganza y fatalidad.

En la década de los 90 se produce un cambio en la concepción de la novela, dándosele más importancia a la sicología de los personajes, a la imaginación o espiritualidad. Así nace la novela espiritualista con Misericordia de Galdós o Su único hijo de Clarín.

3. Escritores realistas

3.1. Benito Pérez Galdós. Nace en Canarias y muere en Madrid. Esta influido por Balzac, Dickens y Cervantes. Fue diputado por el Partido Liberal y por el Partido Republicano. Escribíó también teatro, entre las que destaca Electra.

Obras:


Episodios Nacionales. 46 novelas que abarcan desde Trafalgar hasta la Restauración borbónica. Trafalgar, Bailén, Zaragoza. Novelas de tesis. Muestra su aspecto más progresista, con personajes que encarnan sus ideas enfrentándose a personajes conservadores que son muestra de intolerancia e intransigencia. Los personajes no son muy complejos y los hechos sirven a una idea. Doña Perfecta, Gloria y La familia de León Roch.
En esta etapa adopta una postura más objetiva, dando una mayor profundidad sicológica. Influencia naturalista. Se centra en la clase media, entremezclando personajes de varias novelas. Destacan Tormento, La de Bringas, Miau y Fortunata y Jacinta. En el último período de producción Galdós se vuelve más espiritualista, centrándose en el ser humano y en el sentido de su existencia. Introduce nuevas técnicas narrativas y elementos simbólicos, fantásticos y oníricos. Realidad, Ángel Guerra, Tristana, Nazarín y Misericordia.

Temas e ideas


Crítica social: permanente en sus obras. Gran respecto por las clases desfavorecidas y desprecio hacia los que no se adaptan a los nuevos tiempos. La clase social que protagoniza sus obras es la burguésía. Política: aparece la ideología liberal, republicana y socialista. Visión pesimista de España. Religión: se opone al poder del clero y a su oposición al progreso.

Estilo


La sociedad contemporánea es su fuente de inspiración. Los diálogos cobran gran importancia porque muestran la forma de ser de los personajes y hacen progresar la acción y la caracterizan. Otro rasgo es el humor y el gusto por la ironía y la caricatura, cosa que a veces se manifiesta en el nombre de los personajes.

3.2. Leopoldo Alas Clarín. Liberal, anticlerical y republicano. Escribe prosa periodística, cuentos (¡Adiós, Cordera! Y Pipá) y una novela, La Regenta.

En esta novela se narra la degeneración moral de Ana Ozores en una ciudad de provincias, de ambiente cerrado, llamada Vetusta.

El narrador es omnisciente, mostrando neutralidad ideológica. Presenta a los personajes a través de las opiniones de otros antes de que aparezcan.

Esta dividida en dos partes. La 1ª comprende los capítulos del 1 al 15. Se desarrolla en 3 días y, básicamente, se presentan los personajes y el ambiente. En la 2ª, capítulos 16 a 30) se presentan los conflictos entre Ana y Vetusta, Fermín con Vetusta y Ana con el magistral. Dura 3 años. Es una estructura circular: la obra comienza y termina en el mismo mes y en el mismo lugar.

Los personajes:


Ana Ozores: mujer atormentada pero envidiada por las demás mujeres por su belleza y moral. Duda entre el deber y el deseo, sucumbiendo ante éste, y quedando avergonzada ante toda la ciudad. Fermín de Pas: cura ambicioso que se enamora de Ana Ozores. Álvaro Mesía: conquistador simple y vulgar del que se enamora la protagonista. Vetusta: la ciudad es un personaje más. Es un resumen de la sociedad española de la época.

Ideología. Se expresa la decepción ante el mundo y el fracaso del amor como salvación espiritual. Se critica la falsedad presente en la sociedad.

EL Realismo



1. Contexto

Durante la segunda mitad del XIX hay en Europa grandes movimientos sociales. El proletariado se organiza y aparecen ideologías como el socialismo, marxismo y anarquismo. La burguésía se afianza como la clase dominante y realiza un giro hacia el conservadurismo para mantener sus privilegios.

Bajo el reinado de Isabel II (1843-1868) se suceden gobiernos conservadores impuestos por pronunciamientos militares hasta que en 1868 se produce una revolución progresista, La Gloriosa, que provoca el exilio de la familia real. Se produce el Sexenio Revolucionario, donde se promulga una constitución, sufragio universal y la proclamación de la I República. 

En 1875 un pronunciamiento militar inicia la Restauración de los Borbones, siendo rey Alfonso XII. Hay una alternancia en el gobierno entre liberales y conservadores. Hay muchos problemas económicos e industriales.

El idealismo ROMántico es sustituido por el Empirismo, que defiende la confianza en la ciencia y en el progreso. El positivismo es la filosofía de moda (se basa en la observación y en la experimentación). Se formulan las teorías de Darwin y Mendel.

Durante esta segunda mitad del siglo se produce un cambio en los escritores y en los lectores: hay escritores que viven de escribir y hay un público más formado que quiere verse reflejado en las obras literarias.

El Realismo surge como rechazo al Romanticismo y se caracteriza por:


el interés por la realidad; la observación se convierte en un procedimiento creativo. La localización espacio temporal es muy próxima a la realidad. Tendencia a la objetividad y al verismo. Estilo más sencillo que busca la fidelidad de lo que relata. Intención crítica; el narrador interviene en la narración con sus propias observaciones.

Derivada del Realismo surge una corriente literaria, el Naturalismo. Aparece en Francia de la mano de Èmile Zola. Éste establecíó las bases de la nueva estética siguiendo la corriente que afirmaba que el ser humano no es libre, sino que está sujeto por las leyes biológicas y por el influjo del medio.

Los rasgos del Naturalismo son:


la obra literaria se convierte en un método de estudio del comportamiento humano. Hay interés por lo feo y sórdido; aumento del léxico científico y se recurre a descripciones pormenorizadas y objetivas.

2. La novela realista

Carácterísticas:


Se reproducen los conflictos de la sociedad de la época. Los personajes son extraídos de la realidad cotidiana; se da importancia a la figura femenina y a lo colectivo. Narrador omnisciente. Uso del estilo indirecto libre y del diálogo. El argumento presenta sucesos que se conciben como fragmentos de una realidad más amplia. El espacio se corresponde con lugares verdaderos y concretos.
El tratamiento del tiempo es lineal; a veces se recurre a la analepsis (saltos atrás) para explicar el presente en el que se sitúa la novela. Hay una gran precisión en las descripciones y diálogos ágiles. El lenguaje es sencillo y a veces con regionalismos o coloquialismos.

Fases


Prerrealismo. Se inicia en 1849 con la publicación de La Gaviota, de Fernán Caballero (seudónimo de Cecilia Böhl de Faber). Obras de tintes costumbristas e intención moralizante. El principal representante es Pedro Antonio de Alarcón (El sombrero de tres picos). Realismo. Comienza con la publicación de La Fontana de Oro, de Galdós. Actitud más positiva y objetiva hacia los personajes y el retrato sicológico es el eje central. Junto a Galdós destacan Clarín, Pereda y Valera.

José María Pereda se inicia en el prerrealismo pero acaba evolucionando hacia posturas más objetivas. Sus obras están situadas en Cantabria. Destacan Sotileza y Peñas arriba.

Juan Valera es autor de Pepita Jiménez, una obra que trata sobre el enamoramiento de un seminarista, Luis de Vargas, y la joven viuda Pepita Jiménez.

Naturalismo. Aparece hacia 1880 con la publicación de La desheredada, de Galdós. Sus principales representantes son Emilia Pardo Bazán  y Vicente Blasco Ibáñez.

Pardo Bazán subordina en su obra la capacidad de sobreponerse del hombre a la fe católica. Sus obras principales son Los pazos de Ulloa y La madre naturaleza. Ambas obras están ambientadas en la Galicia rural.

Vicente Blasco Ibáñez ambienta sus obras en tierras valencianas. La barraca, Entre naranjos y Cañas y barro son sus principales obras. Los personajes están sumidos en miseria, odio, venganza y fatalidad.

En la década de los 90 se produce un cambio en la concepción de la novela, dándosele más importancia a la sicología de los personajes, a la imaginación o espiritualidad. Así nace la novela espiritualista con Misericordia de Galdós o Su único hijo de Clarín.

3. Escritores realistas

3.1. Benito Pérez Galdós. Nace en Canarias y muere en Madrid. Esta influido por Balzac, Dickens y Cervantes. Fue diputado por el Partido Liberal y por el Partido Republicano. Escribíó también teatro, entre las que destaca Electra.

Obras:


Episodios Nacionales. 46 novelas que abarcan desde Trafalgar hasta la Restauración borbónica. Trafalgar, Bailén, Zaragoza. Novelas de tesis. Muestra su aspecto más progresista, con personajes que encarnan sus ideas enfrentándose a personajes conservadores que son muestra de intolerancia e intransigencia. Los personajes no son muy complejos y los hechos sirven a una idea. Doña Perfecta, Gloria y La familia de León Roch. En esta etapa adopta una postura más objetiva, dando una mayor profundidad sicológica. Influencia naturalista. Se centra en la clase media, entremezclando personajes de varias novelas. Destacan Tormento, La de Bringas, Miau y Fortunata y Jacinta.
En el último período de producción Galdós se vuelve más espiritualista, centrándose en el ser humano y en el sentido de su existencia. Introduce nuevas técnicas narrativas y elementos simbólicos, fantásticos y oníricos. Realidad, Ángel Guerra, Tristana, Nazarín y Misericordia.

Temas e ideas


Crítica social: permanente en sus obras. Gran respecto por las clases desfavorecidas y desprecio hacia los que no se adaptan a los nuevos tiempos. La clase social que protagoniza sus obras es la burguésía. Política: aparece la ideología liberal, republicana y socialista. Visión pesimista de España. Religión: se opone al poder del clero y a su oposición al progreso.

Estilo


La sociedad contemporánea es su fuente de inspiración. Los diálogos cobran gran importancia porque muestran la forma de ser de los personajes y hacen progresar la acción y la caracterizan. Otro rasgo es el humor y el gusto por la ironía y la caricatura, cosa que a veces se manifiesta en el nombre de los personajes.

3.2. Leopoldo Alas Clarín. Liberal, anticlerical y republicano. Escribe prosa periodística, cuentos (¡Adiós, Cordera! Y Pipá) y una novela, La Regenta.

En esta novela se narra la degeneración moral de Ana Ozores en una ciudad de provincias, de ambiente cerrado, llamada Vetusta.

El narrador es omnisciente, mostrando neutralidad ideológica. Presenta a los personajes a través de las opiniones de otros antes de que aparezcan.

Esta dividida en dos partes. La 1ª comprende los capítulos del 1 al 15. Se desarrolla en 3 días y, básicamente, se presentan los personajes y el ambiente. En la 2ª, capítulos 16 a 30) se presentan los conflictos entre Ana y Vetusta, Fermín con Vetusta y Ana con el magistral. Dura 3 años. Es una estructura circular: la obra comienza y termina en el mismo mes y en el mismo lugar.

Los personajes:


Ana Ozores: mujer atormentada pero envidiada por las demás mujeres por su belleza y moral. Duda entre el deber y el deseo, sucumbiendo ante éste, y quedando avergonzada ante toda la ciudad. Fermín de Pas: cura ambicioso que se enamora de Ana Ozores. Álvaro Mesía: conquistador simple y vulgar del que se enamora la protagonista. Vetusta: la ciudad es un personaje más. Es un resumen de la sociedad española de la época.

Ideología. Se expresa la decepción ante el mundo y el fracaso del amor como salvación espiritual. Se critica la falsedad presente en la sociedad.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *