Principales obras del Romanticismo

Share Button

El Romanticismo



1. Marco histórico y cultural

Las peculiares circunstancias históricas y políticas que atraviesa España durante el primer tercio del Siglo XIX son las que explican el tardío y extraño desarrollo que el movimiento ROMántico tiene en la literatura española. La guerra de la independencia y el reinado de Fernando VII fueron las causas por las que el Romanticismo no llegó a España en sus años de auge en Europa. Tras el reinado de este rey, y con la vuelta de los exiliados, finalmente se consiguió que este estilo penetrase en nuestro país pero tuvo poca fuerza y hondura.

2. Carácterísticas:

Se conoce como Romanticismo al movimiento cultural que se opone a los principios carácterísticos de la Ilustración, resultado de la profunda crisis social e ideológica del momento. Las carácterísticas principales son:  

1) Irracionalismo:

se niega que la razón explique por completo la realidad, lo que justifica el gusto por lo sobrenatural, lo mágico y lo misterios. 

2) Subjetivismo:

necesitan otras formas de conocimiento distintas a la ra-zón como la intuición o la imaginación. Son muy importantes las emociones, los sueños y las fantasías. La pasión es superior a la razón.

3) Idealismo:

los ROMánticos sienten predilección por lo absoluto, lo ideal. Hay una búsqueda de la Libertad, del Progreso, y de la Belleza. También tienen una sensación de no plenitud que les hace buscar lo absoluto. Sus anhelos siem-pre se ven insatisfechos, lo que les conduce a la frustración y a la infelicidad. 

4) Individualismo:

los ROMánticos afirman constantemente el yo frente a to-do lo que le rodea, ya que se siente superior a todo lo demás. Esto les conduce a la soledad.  

5) El genio creador:

el arte es la forma de expresión del genio creador que llevan dentro. Hay una revalorización de lo espontáneo, lo intuitivo, etc.  

6) Inseguridad radical:

al haber perdido la confianza en la razón, los ro-mánticos ya no tienen certezas absolutas en el mundo.  

7) Desengaño:

el choque entre el yo ROMántico y la gris realidad produce en el artista un hondo desengaño, por lo que se revelan contra todas las normas. 

8) Evasión:

El ROMántico huye de la realidad que no le gusta, lo que le lleva a épocas pasadas como la Edad Media, lugares exóticos, Oriente, etc. La forma extrema de evasión es el suicidio.

9) Soledad:

tiene mucha importancia la huida de la realidad mediante el refugio en sí mismo. El gusto por la soledad es el tema más importante para los ROMánticos. Tienen gusto por los castillos, cementerios, etc.

10) Naturaleza dinámica:

se representa la naturaleza en forma dramática, en movimiento y con preferencia por la ambientación nocturna. La naturaleza se identifica con los estados de ánimo del autor.  

11) Nueva sensibilidad:

destaca la intimidad, la nostalgia, la tristeza, la me-lancolía, etc. Hay un gusto por lo sombrío o crepuscular.

12) Nacionalismo:

hay un interés especial por conocer lo particular de la propia nacíón y por la búsqueda de las raíces y de la historia de cada pueblo. Hay una exaltación de la patria.

3. Autores y obras más significativas:


– La poesía:

La poesía lírica es la más destacada en el Romanticismo, ya que expresa sus temas carácterísticos: los sentimientos, la melancolía, el amor, la mujer ideal, etc. En la poesía ROMántica española falta la sensación autenticidad y desgarro propios del yo ROMántico. Otros rasgos carácterísticos son la mezcla de géneros y la polimetría: Destacan:

1. José Zorrilla:

su poesía se divide en lírica y narrativa. Cambia de registro poético con facilidad y maneja con soltura estilos diferentes. Tiene un  gran sentí-do del ritmo y de la musicalidad y domina los efectos verbales y recursos retóri-cos. Tiene gran influencia en los premodernistas. 

2. Espronceda:

en su poesía ROMántica abundan los temas sociales como la defensa de los marginados, el desprecio de las leyes, el anhelo de la libertad, etc. Por ejemplo, “El diablo mundo” o “Canción del pirata”.
Prefiere las sensacio-nes extremas, tiene un gusto por las sonoridades retumbantes, las rimas agudas, las exclamaciones, etc.

3. Bécquer:

es un autor postromántico que destaca como poeta por sus “Rimas”.
Los temas principales son el amor y la poesía. Bécquer se aparta del Romanticismo estruendoso, y sus poemas se caracterizan por una apariencia sencilla, sintética y nada grandilocuente. Su estilo es presimbolista: utiliza metáfo-ras, símiles, etc.
“El miserere”, “El beso”, “El rayo de luna”, etc.

– La prosa:

No hay prosistas de gran calidad literaria, pero se van forjando las condicio-nes de la novela realista. Son frecuentes las leyendas. La novela histórica ROMán-tica ambienta en pasado las narraciones. Destacan “Sancho Saldaña”, de Es-pronceda y “El señor de Bembibre” de Enrique Gil y Carrasco. Una variante importante de la novela es el folletín.
Se desarrolla el artículo de costumbres.
* El prosista por excelencia es Larra:
Destaca por sus artículos de periódico, aun-que también cultiva otros géneros. Sus artículos más importantes son “El casarse pronto y mal”, “El castellano viejo”, “Vuelva usted mañana”, etc. Larra utiliza el molde del artículo costumbrista para modificar una realidad social.

– El teatro:

Los dramas ROMánticos tienen mucho éxito. El tema principal es el amor abso-luto e ideal, que está por encima de las convenciones sociales. Los finales son trágicos. Los personajes no cambian, son siempre iguales. Es muy importante la escenografía, la intriga, etc. Se pretende conmover  y emocionar al público. Aparecen paisajes líricos, el inevitable paso del tiempo, etc. * Algunas obras importantes son “La conjuración de Venecia” de Martínez de la Rosa, “Macías” de Larra, “El trovador” de Antonio García Gutiérrez. *
José Zorrilla es el dramaturgo más importante. Destaca por “Don Juan Teno-rio”, “El zapatero” y “El rey y traidor, inconfeso y mártir”.
Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.