Resumen de la leyenda el miserere

Share Button


11ª leyenda: EL MISERERE


*Resumen:


Esta leyenda habla del monasterio de Fitero, donde una noche llamó un peregrino a Santiago, pidiendo comida y alojamiento. Allí le ofrecieron y él contó que iba de peregrino a Santiago porque era músico, y había hecho mucho pecado con su música, y quería escribir un miserere, el más maravilloso, que le diera la constricción. Entonces uno que había allí le hablo de que no muy lejos estaban las ruinas de lo que antes había sido un convento. Resulta que un hombre desheredó a su hijo y dejó su herencia a los religiosos. El hijo atacó el monasterio, se llevó la fortuna, quemó el monasterio y mató a los monjes. Eso fue una noche de Jueves Santo como esta. Desde entonces dicen que todas las noches de Jueves Santo los cadáveres de los monjes cantan el Miserere de la montaña, esperando a que Dios les abra la puerta del juicio final. El peregrino no vaciló un momento y fue a verlo, pese a las advertencias de los demás. Cuando estuvo allí y ya llevaba un tiempo vio salir a los esqueletos de las aguas del río, llegar a la Iglesia y ponerse a cantar, y cuando ya iban por el final de miserere volvieron a ser de carne y hueso y entonces se abrieron las puertas del cielo y subieron.


Al día siguiente llegó el peregrino y pidió residencia y alimento para escribir el miserere que había escuchado. Los monjes accedieron y estuvo largo tiempo escribiendo allí, hasta que cuando llegó al final de la obra no le salía lo que tenía que poner, hizo miles de borradores, se empezó a volver loco, dejó de dormir y de comer y murió. La obra interminada todavía permanece allí.


*Personajes:


El personaje es el peregrino



*Lugar y tiempo en los que transcurre la acción:


En Fitero, Navarra, en el Siglo XV


*Vocabulario:


Bordón: bastón de los peregrinos, de gran altura y una contera de hierro



Dependientes: eran las gentes que estaban con los monjes en la organización de los trabajos de la abadía



Finis: palabra que se situaba al final de las obras latinas para indicar que había acabado



Hogar: el fuego de la chimenea



Machón: la parte de los pilares básicos en una edificación



Peristilo: galería de columnas



Rabadán: el mayoral del rebaño



Romero: los europeos iban en romería a Santiago



Turbiones: fuertes rachas de lluvia, caídas con violencia intermitente



11ª leyenda: EL MISERERE


*Resumen:


Esta leyenda habla del monasterio de Fitero, donde una noche llamó un peregrino a Santiago, pidiendo comida y alojamiento. Allí le ofrecieron y él contó que iba de peregrino a Santiago porque era músico, y había hecho mucho pecado con su música, y quería escribir un miserere, el más maravilloso, que le diera la constricción. Entonces uno que había allí le hablo de que no muy lejos estaban las ruinas de lo que antes había sido un convento. Resulta que un hombre desheredó a su hijo y dejó su herencia a los religiosos. El hijo atacó el monasterio, se llevó la fortuna, quemó el monasterio y mató a los monjes. Eso fue una noche de Jueves Santo como esta. Desde entonces dicen que todas las noches de Jueves Santo los cadáveres de los monjes cantan el Miserere de la montaña, esperando a que Dios les abra la puerta del juicio final. El peregrino no vaciló un momento y fue a verlo, pese a las advertencias de los demás. Cuando estuvo allí y ya llevaba un tiempo vio salir a los esqueletos de las aguas del río, llegar a la Iglesia y ponerse a cantar, y cuando ya iban por el final de miserere volvieron a ser de carne y hueso y entonces se abrieron las puertas del cielo y subieron.


Al día siguiente llegó el peregrino y pidió residencia y alimento para escribir el miserere que había escuchado. Los monjes accedieron y estuvo largo tiempo escribiendo allí, hasta que cuando llegó al final de la obra no le salía lo que tenía que poner, hizo miles de borradores, se empezó a volver loco, dejó de dormir y de comer y murió. La obra interminada todavía permanece allí.


*Personajes:


El personaje es el peregrino



*Lugar y tiempo en los que transcurre la acción:


En Fitero, Navarra, en el Siglo XV


*Vocabulario:


Bordón: bastón de los peregrinos, de gran altura y una contera de hierro



Dependientes: eran las gentes que estaban con los monjes en la organización de los trabajos de la abadía



Finis: palabra que se situaba al final de las obras latinas para indicar que había acabado



Hogar: el fuego de la chimenea



Machón: la parte de los pilares básicos en una edificación



Peristilo: galería de columnas



Rabadán: el mayoral del rebaño



Romero: los europeos iban en romería a Santiago



Turbiones: fuertes rachas de lluvia, caídas con violencia intermitente


Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *