Teatro cómico características

Share Button

EL TEATRO ANTERIOR A LA Guerra Civil

Durante la época anterior a la Guerra Civil española se notó una gran conciencia de crisis ya que la demografía, la economía y la mentalidad estaban en pleno declive; se iba perdiendo la idea de libertad. Mientras, en Europa, comienzan los fascismos y las propuestas de renovación política de mano dura.

El panorama teatral comenzó a caracterizarse por los intentos de renovación y por el drama realista, los españoles estuvieron influenciados principalmente de autores europeos como D’Anunzzio, Ibsen, o Wilde.

En primer lugar, hay que destacar el teatro comercial, el cual vino con algunas tendencias que tuvieron gran éxito, de manos de Jacinto Benavente, así como el teatro cómico y el teatro en verso.

También cabe destacar ciertos intentos de renovación por parte de Jacinto Grau, Miguel de Unamuno, Azorín, del Valle-Inclán, y García Lorca.

Jacinto Benavente se basó en una obra de temática relacionada siempre con la burguésía, ya que este era su público habitual. Concebía el teatro como un instrumento de ilusión y evasión donde el diálogo era natural y fluido. Su obra se clasifica en interiores burgueses ciudadanos, interiores cosmopolitas, interiores provincianos, e interiores rurales. Entre sus obras destacan Los intereses creados; situado en el ámbito de la farsa y desarrollando el tema del dinero y el poder que conlleva tenerlo, así como La malquerida; esta trata de la honra en los dramas rurales, intentando reproducir el habla popular y la lucha entre la pasión y su prohibición.

El teatro cómicobuscaba el entretenimiento del público, dentro de éste nacieron otros subgéneros como son la opereta, la revista, el vodevil, el juguete cómico, el sainete, o el astracán, algunos de ellos acompañados de elementos líricos como la música o el baile. Destacaron autores como los hermanos Álvarez Quintero, quienes trataban una Andalucía de ilusión e ironía, siempre reflejando la vida con una acción sin complicaciones, una de sus obras fue Mariquilla Terremoto. 
Pedro Muñoz Seca, creador del astracán, estrenó más de trescientas obras entre las que destacan La venganza de don Mendo, y Los extremeños se tocan.
Carlos Arniches, en cambio, trató el sainete extenso y la tragedia grotesca, la cual era su forma de denunciar a la realidad nacional, escribíó La señorita de Trevélez y Los caciques.

Entre los intentos de renovación teatral, como ya mencionamos anteriormente, destaca el teatro desnudo de Unamuno, que supónía la reducción de los personajes al mínimo, creando un dramatismo esencial y desnudo constituyéndose así, en método de conocimiento. Escribíó obras como Soledad y Raquel encadenada, o El hermano Juan.
El antirrealismo de Azorín se caracterizó por su experimentación, así como por su estética naturalista, incluyendo lo subconsciente y lo fantástico. Su obra más importante fue la trilogía Lo invisible.

Valle-Inclán cultivó una técnica que buscaba romper con el teatro de su época. Su obra puede dividirse en cuatro etapas;

  • inicios dramáticos: dramas decadentistas, éste se basaba en un teatro poético rebelde y realista, sus obras más importantes de esta época fueron El marqués de Bradomín, y El yermo de las almas.
  • En su segunda etapa escribíó dramas de ambiente galaico, relacionados por sus temas y personajes desarrollados en una Galicia mítica e intemporal, cargada de lujuria, soberbia, crueldad, pecado, magia y despotismo. Pertenecen a esta etapa Comedias bárbaras y Divinas palabras.
  • También escribíó farsas en las cuales introduce personajes de farándula usando disfraces y buscando la ruptura del efecto de realidad escénica, escribíó La marquesa Rosalinda, La cabeza del dragón, La enamorada del rey, y La Reina castiza.
  • Por último, también cultivó el esperpento, deformando así determinados aspectos del personaje y de las situaciones, produciendo una visión caricaturizada, cómica y macabra, entre estos esperpentos destacan dos; Luces de bohemia y Martes de carnaval.

Lorca llevó a la escena un gran espectáculo cargado de poesía, su dramática expresa los problemas de la vida y de la historia, dejándolos caer en forma de connotaciones mayoritariamente. Su obra teatral puede dividirse en tres etapas;

  • En primer lugar se encuentran los primeros dramas y farsas, donde cultivó un teatro modernista, presenta el ideal de la perfección de forma confrontada con la cotidianidad. Sus cuatro farsas desarrollan el conflicto de matrimonio entre el viejo y la joven ( , ). Escribíó también algunas farsas para guiñol y otras obras como La zapatera prodigiosa o Tragicomedia de don Cristóbal y la señá Rositá.
  • En segundo lugar nos encontramos con sus comedias “imposibles”, en ellas desarrolla una influencia surrealista anticipando también la ruptura de la lógica espacio-temporal, dando la posibilidad de realizar varias interpretaciones de su obras entre las cuales destacan Así que pasen cinco años, El público y Comedia sin título.
  • Finalmente cabe destacar las tragedias, en las que desarrolla unas historias en un ambiente rural en las que el destino siempre se antepone de forma trágica, dándole especial importancia a pocos personajes. Destacan Bodas de sangre, Yerma, y La casa de Bernarda Alba, éstas son tres de las obras más relevantes de la historia del teatro español, desarrollan un principio de libertad donde el argumento tiene poca importancia.
Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.