Teatro del 40

Share Button

EL TEATRO DE POSTGUERRA

    -Tras la Guerra Civil, la dictadura fue muy consciente de la doble función del teatro tanto como trasmisor de la ideología de los vencedores, como de elemento de concienciación y debate de ideas contrarias al régimen.

    -Esto da lugar a una vigilancia especial del fenómeno teatral, mediante la aplicación de una severa censura que borra inicialmente la línea innovadora marcada por un Valle Inclán o un Lorca.

    -Así, en un primer período, se mantiene el teatro realista, la alta comedia, caracterizada por:

· reflejo, amable, de costumbres sociales,

· argumento no conflictivo

· escenografía realista,

que sigue la línea marcada por Jacinto Benavente.

    -Los autores más destacados serán:

            ·
José Mª Pemán, cuya obra, muy apoyada por el régimen, tiene una dirección de tipo histórico/ religioso:
El divino impaciente (la vida de San Francisco Javier) y otra de comedia humorística como Los tres etcéteras de don Simón.
[Pone la letra al himno nacional]

            ·
Juan Ignacio Luca de Tena, autor de obras historicistas como ¿Dónde vas Alfonso XII?
Y ¿Dónde vas triste de ti?
, de relativo éxito, que aumenta al ser llevadas al cine.

            ·
Víctor Ruiz Iriarte, con comedias amorosas como El landó de seis caballos.

    -Intentan un teatro más innovador, al menos en la forma, pero despolitizado y sin ideología:

·
Enrique Jardiel Poncela, con obras en las destaca el absurdo de las situaciones / personajes y una cierta innovación escénica:
Cuatro corazones con freno y marcha atrás, Eloísa está debajo de un almendro.


·
Miguel Mihura, anticipa con su obra el teatro del absurdo de Samuel Beckett y Eugène

Ionesco en obras como Tres sombreros de copa.
El rechazo de empresarios y público, le hizo escribir obras acentuando el aspecto humorístico como El caso de la mujer asesinadita, en colaboración con Álvaro de Laiglesia, u otras con ligero fondo de sátira social:
Sublime decisión, Maribel y la extraña familia.

    –
Segundo período, en los años cincuenta y sesenta, coincidiendo con la novela del Realismo social aparece un teatro de compromiso político / ideológico y de renovación escénica. Los autores más destacados serán:

            ·
Antonio Buero Vallejo, la gran figura del teatro español de la segunda mitad de siglo. Su teatro se centra en el hombre y en su necesario compromiso político / social, tratado con un lenguaje que mezcla Realismo y simbolismo, todo ello con una preocupación por la innovación escénica en la que obtiene logros magistrales. Sus obras más destacadas son:

Historia de una escalera

Tres generaciones de clase obrera que repiten sus

  esperanzas e ilusiones en un mundo sin futuro ni salida.

En la ardiente oscuridad

Un simbólico mundo de ciegos dividido entre los que se

  resignan y los que buscan salida.

La tejedora de sueños

Revisión, también simbólica, de la figura clásica de

  Penélope.

El tragaluz

Otra de sus grandes obras; visión durísima de las consecuencias, en una

  familia (reflejo de la sociedad) de la Guerra Civil.

La fundación

Excelente y sorprendente montaje para un contenido que recuerda a

                          Kafka.

Alfonso Sastre

Autor muy comprometido políticamente, lo que hizo que su obra se representase en ambientes minoritarios (Colegios mayores Universitarios). Destacan:
Escuadra hacia la muerte y La mordaza.

Antonio Gala

Teatro muy poético y simbolista sobre temas clásicos de la literatura: el amor, la muerte. Gusto muy Barroco en la representación. Destacan:
Anillos para una dama (sobre doña Jimena), ¿Por qué corres Ulises?
, Petra Regalada.

José Martín Recuerda

Regresa del exilio en los años 70 para fundar, en la Universidad de Salamanca, la primera cátedra de teatro (bajo la denominación de Juan del Encina, el poeta y dramaturgo salamantino del Renacimiento), que será un laboratorio de creatividad y donde representarán las compañías más innovadoras de España y del extranjero. Su teatro sigue muy de cerca el de Lorca, del que se considera discípulo, sobre todo por la presencia y tratamiento del personaje femenino. Destacan sus obras:

Las salvajes de

Puente San Gil y Las arrecogías del beaterio de Santa María Egipcíaca.

    –
Tercer período, corresponde a los años setenta y en paralelo con la corriente innovadora de la novela. Como en ella el teatro se decanta por una innovación total, algunos de cuyos aspectos más destacados serían:

            · ruptura de la cuarta pared:
El escenario y los actores salen,

            · búsqueda de la participación del público,

            · introducción de elementos tradicionalmente ajenos al teatro: música, baile, coreografías,

            · recuperación del coro clásico,

· recuperación de temáticas clásicas, folclóricas o tópicas: Romeo y Julieta, la tragedia

  clásica, La Cenicienta…,

            · incorporación de las nuevas tecnologías, sobre todo la luz,

            · se prescinde del decorado y vestuario realistas en favor de uno simbólico.

    -Es también el momento de la eclosión de los grupos de teatro independiente, generalmente provenientes de agrupaciones universitarias:
Los Goliardos, Tábano, TEI (Teatro
Experimental Independiente), La Cuadra de Sevilla, Els Joglars, La Fura Dels Baus, creadores de textos propios. Son radicalmente innovadores y con carga muy política y satírica.

    -Principales figuras:

Francisco Nieva

Se inicia como escenógrafo, lo que se sigue manifestando en su obra, basada en originales montajes que aúna con un contenido muy crítico. Principales obras:
La carroza de plomo candente, Malditas sean Coronada y sus hijas, Sombra y quimera de Larra.

Fernando Arrabal

En su inicio y al no tener éxito en España se exilia a Francia donde obtiene un éxito con su teatro pánico, total, basado en la provocación. El relativo éxito externo no ha tenido ningún reflejo en este país. Actualmente es colaborador del periódico El Mundo. Obras:
El cementerio de automóviles, El arquitecto y el emperador de Asiria.

    –
Cuarto período, el teatro actual: como en el caso de la novela, se ha producido una reducción del aspecto innovador, aunque consolidando sus logros y una vuelta a contar historias.

    -Los aspectos más destacados son:

· permanencia de los autores consagrados de los períodos anteriores,

· consolidación de algunos de los grupos de teatro independiente y conversión en grupos

  Comerciales: teatro de La Abadía, dirigido por José Luis Gómez (actor); Rafael Álvarez El Brujo (iniciado en Tábano y el TEI) [y derechización: Albert Boadella director de Els Joglars es contratado por ¡Esperanza Aguirre! Para dirigir los Teatros del Canal],

· máxima llegada del teatro al público a través de los Centros Culturales, certáMenes de

  teatro aficionado, teatros de las Comunidades (Buero Vallejo de Alcorcón),

· incorporación de la asignatura de teatro a las aulas,

· proliferación de los grupos de teatro de aficionados:

G

T.

Iturralde


    -Algunos de los nuevos autores:

Fernando Fernán Gómez

Las bicicletas son para el verano;

José Luis Alonso de Santos


La estanquera de Vallecas, ambas llevadas al cine.

La fundación

Excelente y sorprendente montaje para un contenido que recuerda a

                          Kafka.

Alfonso Sastre

Autor muy comprometido políticamente, lo que hizo que su obra se representase en ambientes minoritarios (Colegios mayores Universitarios). Destacan:
Escuadra hacia la muerte y La mordaza.

Antonio Gala

Teatro muy poético y simbolista sobre temas clásicos de la literatura: el amor, la muerte. Gusto muy Barroco en la representación. Destacan:
Anillos para una dama (sobre doña Jimena), ¿Por qué corres Ulises?
, Petra Regalada.

José Martín Recuerda

Regresa del exilio en los años 70 para fundar, en la Universidad de Salamanca, la primera cátedra de teatro (bajo la denominación de Juan del Encina, el poeta y dramaturgo salamantino del Renacimiento), que será un laboratorio de creatividad y donde representarán las compañías más innovadoras de España y del extranjero. Su teatro sigue muy de cerca el de Lorca, del que se considera discípulo, sobre todo por la presencia y tratamiento del personaje femenino. Destacan sus obras:

Las salvajes de

Puente San Gil y Las arrecogías del beaterio de Santa María Egipcíaca.

    –
Tercer período, corresponde a los años setenta y en paralelo con la corriente innovadora de la novela. Como en ella el teatro se decanta por una innovación total, algunos de cuyos aspectos más destacados serían:

            · ruptura de la cuarta pared:
El escenario y los actores salen,

            · búsqueda de la participación del público,

            · introducción de elementos tradicionalmente ajenos al teatro: música, baile, coreografías,

            · recuperación del coro clásico,

· recuperación de temáticas clásicas, folclóricas o tópicas: Romeo y Julieta, la tragedia clásica, La Cenicienta…,

            · incorporación de las nuevas tecnologías, sobre todo la luz,

            · se prescinde del decorado y vestuario realistas en favor de uno simbólico.

    -Es también el momento de la eclosión de los grupos de teatro independiente, generalmente provenientes de agrupaciones universitarias:
Los Goliardos, Tábano, TEI (Teatro Experimental Independiente), La Cuadra de Sevilla, Els Joglars, La Fura Dels Baus, creadores de textos propios. Son radicalmente innovadores y con carga muy política y satírica.

    -Principales figuras:

Francisco Nieva

Se inicia como escenógrafo, lo que se sigue manifestando en su obra, basada en originales montajes que aúna con un contenido muy crítico. Principales obras:
La carroza de plomo candente, Malditas sean Coronada y sus hijas, Sombra y quimera de Larra.

Fernando Arrabal

En su inicio y al no tener éxito en España se exilia a Francia donde obtiene un éxito con su teatro pánico, total, basado en la provocación. El relativo éxito externo no ha tenido ningún reflejo en este país. Actualmente es colaborador del periódico El Mundo. Obras:
El cementerio de automóviles, El arquitecto y el emperador de Asiria.

    –
Cuarto período, el teatro actual: como en el caso de la novela, se ha producido una reducción del aspecto innovador, aunque consolidando sus logros y una vuelta a contar historias.

    -Los aspectos más destacados son:

· permanencia de los autores consagrados de los períodos anteriores,

· consolidación de algunos de los grupos de teatro independiente y conversión en grupos

  Comerciales: teatro de La Abadía, dirigido por José Luis Gómez (actor); Rafael Álvarez El Brujo (iniciado en Tábano y el TEI) [y derechización: Albert Boadella director de Els Joglars es contratado por ¡Esperanza Aguirre! Para dirigir los Teatros del Canal],

· máxima llegada del teatro al público a través de los Centros Culturales, certáMenes de

  teatro aficionado, teatros de las Comunidades (Buero Vallejo de Alcorcón),

· incorporación de la asignatura de teatro a las aulas,

· proliferación de los grupos de teatro de aficionados:

G

T.

Iturralde


    -Algunos de los nuevos autores:

Fernando Fernán Gómez

Las bicicletas son para el verano;

José Luis Alonso de Santos


La estanquera de Vallecas, ambas llevadas al cine.

· incorporación de las nuevas tecnologías, sobre todo la luz,

            · se prescinde del decorado y vestuario realistas en favor de uno simbólico.

    -Es también el momento de la eclosión de los grupos de teatro independiente, generalmente provenientes de agrupaciones universitarias:
Los Goliardos, Tábano, TEI (Teatro Experimental Independiente), La Cuadra de Sevilla, Els Joglars, La Fura Dels Baus, creadores de textos propios. Son radicalmente innovadores y con carga muy política y satírica.

    -Principales figuras:

Francisco Nieva

Se inicia como escenógrafo, lo que se sigue manifestando en su obra, basada en originales montajes que aúna con un contenido muy crítico. Principales obras:
La carroza de plomo candente, Malditas sean Coronada y sus hijas, Sombra y quimera de Larra.

Fernando Arrabal

En su inicio y al no tener éxito en España se exilia a Francia donde obtiene un éxito con su teatro pánico, total, basado en la provocación. El relativo éxito externo no ha tenido ningún reflejo en este país. Actualmente es colaborador del periódico El Mundo. Obras:
El cementerio de automóviles, El arquitecto y el emperador de Asiria.

    –
Cuarto período, el teatro actual: como en el caso de la novela, se ha producido una reducción del aspecto innovador, aunque consolidando sus logros y una vuelta a contar historias.

    -Los aspectos más destacados son:

· permanencia de los autores consagrados de los períodos anteriores,

· consolidación de algunos de los grupos de teatro independiente y conversión en grupos


Comerciales: teatro de La Abadía, dirigido por José Luis Gómez (actor); Rafael Álvarez El Brujo (iniciado en Tábano y el TEI) [y derechización: Albert Boadella director de Els Joglars es contratado por ¡Esperanza Aguirre! Para dirigir los Teatros del Canal],

· máxima llegada del teatro al público a través de los Centros Culturales, certáMenes de

  teatro aficionado, teatros de las Comunidades (Buero Vallejo de Alcorcón),

· incorporación de la asignatura de teatro a las aulas,

· proliferación de los grupos de teatro de aficionados:

G

T.

Iturralde


    -Algunos de los nuevos autores:

Fernando Fernán Gómez

Las bicicletas son para el verano;

José Luis Alonso de Santos


La estanquera de Vallecas, ambas llevadas al cine.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.