Autores líricos

Share Button

7. LÍRICA DEL Siglo XX HASTA 1939 Crisis de fin de siglo:


Modernismo: se basa en la estética y evasión de la realidad. Destacan Rubén Darío y los hermanos Machado. Entre sus temas están el mundo sensorial y el mundo interior. GENERACIÓN DEL 98: se basa en la crítica de la situación política, social y económica de España. Antonio Machado (1875-1939): pasa a un estilo sencillo en tres etapas:   -Etapa modernista:

Soledades, galerías y otros poemas

Es una poesía intimista y simbolista.   -Etapa noventayochista:

Campos de Castilla

Critica la realidad de España.  -Inquietud filosófica:

Nuevas canciones

Reflexiones filosóficas entre subjetivismo y objetivismo.

Novecentismo y 14

RASGOS: Racionalismo, Antirromanticismo, defensa del “arte puro”, valor estético y aristocratismo intelectual (literatura para la “inmensa minoría”) Vanguardismo: destaca Ortega y Gasset, que acaba con la literatura anterior y engloba los “ismos”: Futurismo, Cubismo, ultraísmo y Surrealismo. Juan RAMÓN JIMÉNEZ: tiene tres etapas:   -Etapa sensitiva: poesía sentimental influida por Bécquer, simbolismo y Modernismo.

Arias tristes

-Etapa intelectual:
Diario de un poeta recién casado da paso a las vanguardias.  -Etapa última o esencial: busca belleza y perfección en el exilio.

Animal de fondo

Generación del 27:


AUTORES: Formada por 10 autores que admiraban a Góngora. Destacan Pedro Salinas, Dámaso Alonso, García Lorca, Vicente Aleixandre, Rafael Alberti, Luis Cernuda, Altolaguirre. CarácterÍSTICAS: buscan el equilibrio entre extremos opuestos (intelectual-sentimental) mediante el ritmo y los recursos métricos tradicionales. ETAPAS: según Dámaso Alonso, hay tres etapas: -Hasta 1927: poesía intelectual (Marinero en tierra, Alberti) y popular (Libro de poemas, Lorca), influida por            Bécquer y las vanguardias.  -Desde 1927 hasta la Guerra Civil: Surrealismo con poesía humana y apasionada, y lenguaje más cercano al lector (Romancero gitano, Lorca).   -Época de la posguerra: continúa la poesía humana en el exilio con nostalgia. Vicente Aleixandre confirma la nueva “Edad de Plata”.

Miguel Hernández:

Poesía de tono Barroco:

Perito en lunas

Influida por Góngora y vanguardias, usa metáforas y símbolos.  -En 1936:

El rayo que no cesa

Sonetos sobre el amor a su mujer. Poesía más desarraigada.  -Durante la guerra:

Viento del pueblo

Poesía para defender sus ideales.

   -Poesía desnuda y profunda:

Cancionero y romancero de ausencias

Poemas escritos en la cárcel sin perder la esperanza.

8. LA NOVELA DEL Siglo XX HASTA 1939 Generación del 98:

la novela y el ensayo eran las principales vías de transmisión de la ideología. Carácterísticas generales:  -Defensa de la patria con crítica de los males del país (caciquismo, hambre e ignorancia). -Pesimismo por el desastre del 98 y la pérdida de los valores sociales y espirituales. -Influencia de la filosofía como la de Schopenhauer (escepticismo: vida absurda).  -Renovación del estilo: subjetivismo y concepción totalizadora (aparece filosofía, ensayo, lírica).

-Pío Baroja:

sus trilogías se centran en un personaje, con acción y diálogo, comentarios del narrador y descripciones parciales. Destaca El árbol de la ciencia (1911) donde critica la vida burguesa de Madrid y los males de España.

-Unamuno:

asentó el término “nívolá”  como alejamiento de lo tradicional. Con la intervención en sus obras mostró su obsesión por la religión, vida, muerte y conciencia. Destaca Niebla (1914) con el juego vida-literatura: enfrentamiento protagonista-creador con confusión real-ficticio.

-Azorín:

sus novelas impresionistas captan un instante describiendo el ambiente y los personajes, como Don Juan (1922) y Doña Inés (1925). 

-Valle-Inclán:

tuvo dos estilos: Modernismo con las cuatro sonatas (memorias del Marqués de Bradomín) y esperpento con Tirano Banderas (1926), que cuenta la historia de un dictador.
Novecentismo (Generación del 14): se introducen novedades: –

Ayala:

en su primera etapa autobiográfica destaca A.M.D.G.
(1910), que relata la crisis de conciencia individual. Después escribe novelas intelectuales con reflexiones, ironía y contraste   –

Gómez de la Serna:

su novela se basa en la greguería (humorismo+metáfora). Destaca El novelista (1924), historia de un autor que busca motivos para sus novelas. –

Miró:

destaca El obispo leproso (1926) donde el autor pretende rescatar un mundo desaparecido.

Generación del 27:

Novela deshumanizada: planteada por Ortega y Gasset y escrita por republicanos que se exilian, donde importa más el ingenio y el lenguaje que la trama y los personajes. Destaca Ayala. -Novela comprometida: novela social revolucionaria escrita por el “nuevo Romanticismo”. Destaca Sender con novelas históricas como Mr. Witt en el cantón, premio Nacional de Literatura (1935).

9. EL TEATRO DEL Siglo XX HASTA 1939

TEATRO COMERCIAL:

Comedia burlesca de Benavente:

teatro influido por la “alta comedia” que representaba ambientes cotidianos y criticaba amablemente los ideales burgueses (Lo cursi)
. También representó el drama rural (La Malquerida)
Y ganó el Premio Nobel de literatura en 1922.

Teatro poético y simbólico:

los modernistas idealizaron la historia y se expresaban en versos. Destacan Villaespesa con Doña María de Padilla, Marquina con Las hijas del Cid y Manuel y Antonio Machado, que escribían obras entre los dos como La Lola de va a los puertos.

Teatro cómico:

vuelve el Romanticismo.-Los hermanos Quintero: presentan una Andalucía superficial y vulgar como en La reina mora.
-Arniches: sainetes de ambiente madrileño y “tragedia grotesca” como La señorita TréVélez.
Pedro Muñoz Seca: astracán que busca la risa a toda costa como La venganza de Don Mendo.
TEATRO INNOVADOR:

Teatro del 98:

destaca Valle-Inclán, que se agrupa en tres etapas: -El mito: en una Galicia mítica, intemporal (Divinas palabras)
. -La farsa: es un ambiente más “ridículo” con jardines, rosas y cisnes (La marquesa Rosalina)
.  -El esperpento: critica una realidad deformada, burlesca y sin sentido (Luces de Bohemia de 1920, cuenta el recorrido de Max y Don Latino por Madrid. Max muere después de perder su trabajo, sin poder mantener a su familia y haber sido encarcelado y humillado. Algunos personajes de ficción representan personajes reales).

Teatro del 27:

destaca Federico García Lorca, que se agrupa en tres etapas:  -Primeras piezas:
El maleficio de la mariposa (1920), obra de influencia modernista sobre el amo insatisfecho entre una cucaracha y una mariposa. El fracaso lo compensó con el drama histórico de Mariana Pineda.
Teatro Vanguardista: comedias de carácter surrealista. En El público defiende el amor como un instinto, introduciendo la homosexualidad, y critica una sociedad que condena lo diferente.  -La etapa de plenitud: obras como La casa de Bernarda Alba alcanzaron el éxito comercial, donde el autoritarismo familiar desemboca en muerte y dolor.

10- LA LÍRICA DESDE 1940 HASTA LOS AÑOS 70 Últimas etapas de: -Miguel Hernández:

poemas de amor y guerra con esperanza, escritos en la cárcel, recogidos en Cancionero y Romancero de ausencias (1938-1941) –

Juan Ramón Jiménez:

escribe en el exilio buscando la belleza y perfección.  –

Los poetas del 27:

en el exilio muestran nostalgia y en España, Dámaso Alonso publica Hijos de la ira (1944) y Vicente Aleixandre, Sombra del Paraíso (premio Nobel 1977).

Años cuarenta:

la poesía se desarrolló en torno a tres revistas:  –

Escorial

Poesía intimista de temas tradicionales (Generación del 36).  

-Garcilaso:

poesía “arraigada”, estética y de evasión con positivismo.  –

Espadaña:

poesía “desarraigada·, humana y existencial con angustia (Celaya y Blas de Otero).  –

Postismo:

poesía surrealista con el deseo como motor del mundo (Generación del 27).

Años cincuenta:

se consolida el Realismo social y crítico donde se publican Pido la paz y la palabra de Blas de Otero y Cantos íberos de Gabriel Celaya. Predominan el estilo claro y coloquial, y temas como la injusticia social, trabajo y libertad.

Años sesenta:

aparecíó la “promoción de los sesenta”, que buscaba una poesía de tono elevado y personal, donde se encuentra Ángel González. Temas: paso del tiempo, amor, sociedad y política.

Años setenta:

“Los Novísimos” (Nueve novísimos poetas españoles)
Acaban con lo tradicional y se inspiran en el cine, deporte, televisión… Aparece el culturalismo y autores extranjeros como Pere Gimferrer, Ana María Moix o Vivente Molina Foix.

11. NARRATIVA DESDE 1940 HASTA LOS AÑOS 70 Novela del exilio (años 30):

tiende hacia la rehumanización y el compromiso social. Los autores que apoyaban a la república, se exilian al acabar la guerra.  -Ramón J. Sender: sus temas son la evocación autobiográfica (Crónica del alba, 1942) y la Guerra Civil. .Francisco Ayala: cuida el estilo y el lenguaje. Sus temas son la historia de España y crítica a la dictadura (Muertes de perro, 1958).

Los años 40:

predominan la censura y el exilio, y destacan dos tendencias:-

Novela existencial

Se basa en la desorientación, hostilidad de la vida y angustia. Destacan Nada (1944) de Carmen Laforet, y La sombra del ciprés es alargada (1947) de Delibes.-Tremendismo: se basa en la desgracia. Destaca La familia de Pascual Duarte (1944) de Cela.

Los años 50:

disminuye e aislamiento y los jóvenes de la guerra adoptan actitudes críticas. Destacan dos tendencias:-Neorrealismo: se basa en los problemas del hombre y destacan Rafael Sánchez Ferlosio con El Jarama (1956) y Carmen Martín Gaite con Entre visillos.
Novela social:
La Colmena (1951) de Cela, hace de precedente introduciendo los problemas sociales. Se basa en la crítica y el estilo sencillo para llegar a un amplio público. Destaca Salinas con La Mina.

Los años 60:

se basa en la experimentación y la renovación. Los escritores son influidos por autores europeos, norteamericanos y latinoamericanos. Aumenta la complejidad. También aparece la denuncia social aunque ya no es el principal objetivo. Destacan  Tiempo de silencio (1962) de Santos y Señas de identidad (1966) de Juan Goytisolo.

12. LA NOVELA Y EL CUENTO HISPANOAMERICANO Novela regionalista:

hasta los años 40 siguieron con el Realismo costumbrista. Se dan las siguientes tendencias temáticas:  -Novela de tierra: describe la naturaleza con grandiosidad (La Vorágine)
-Novela indigenista: narra las injusticias provocadas por los blancos (El mundo es ancho)
-Novela política: referidas a la revolución mexicana (Los de abajo)

Realismo mágico:

entre 1945 y 1960 la literatura muestra una nuevo concepción del mundo y de la vida. Los principales cambios fueron:  -Abandono del interés por lo rural e integración en lo urbano y los problemas del hombre contemporáneo  -Introducción de lo fantástico, lo onírico y lo irracional (Realismo mágico   -Se adoptan nuevas técnicas narrativas. Destacan El pozo de Juan Carlos Onetti y La vida breve del mismo.

El boom del Realismo mágico:

en los 60 se produce el boom de la literatura Hispanoamericana debido al apoyo recibido por las editoriales españolas. Las principales carácterísticas son: el uso de elementos fantásticos que son normales en los personajes, presencia de lo sensorial, abarcamiento de mitos y leyendas y múltiples narradores. Los temas que destacan son: la crisis existencial del individuo, el dictador y la historia de Hispanoamérica. Destacan La ciudad y los perros de Vargas Llosa y Cien años de soledad de García Márquez.

Novela más reciente:

a partir de los años 60 se reduce la complejidad técnica, prevalece la narración realista incluyendo el habla coloquial y el Realismo mágico. Destacan:
Crónicas de una muerte anunciada y El amor en los tiempos del cólera de García Márquez y La casa de los espíritus de Isabel Allende.

El cuento hispanoamericano:

ha sido cultivado en Hispanoamérica, destacan Horacio Quiroga, José Luís Borges, Onetti, Isabel Allende y Monterroso, quién también ha cultivado el microrrelato junto con Juan José Arreola, Luís Britto García y Julio Cortázar.

14. LA NARRATIVA DESDE 1970 HASTA NUESTROS DÍAS Los años 70:

En los años setenta continúa escribíéndose novela experimental,  una novela con ruptura temporal; punto de vista múltiple, con la técnica del contrapunto; uso del monólogo interior y digresiones; lenguaje culto y sintaxis compleja. A partir de 1975 hay un auge de los grupos de comunicación de masas y una generalización de la cultura. Los excesos experimentales comenzaron a mitigarse  con autores como Eduardo Mendoza, quien aúna el experimentalismo con la recuperación de la intriga y el relato tradicional en La verdad sobre el caso Savolta.

Años 80-90:

os autores más destacados de esta etapa pertenecen a distintas generaciones: narradores de posguerra renovados conviven con autores de los años 60 y de los 70. En los años 80 y 90 destacamos a Almudena Grandes, Benjamín Prado, Martín Casariego Córdoba, Lucía Etxebarría, Juan Manuel de Prada, Vizcaya. Hay distintas tendencias narrativas según los temas, la forma (epistolar, dialogada) o el tono (intimista, lírica). En esta diversidad podemos destacar:  -La novela histórica, muchas veces de intención paródica: G. Torrente Ballester en Crónica del rey pasmado, No digas que fue un sueño de Terenci Moix;
En busca del unicornio de Juan Eslava Galán recrea la Edad Media. Miguel Delibes escribe El hereje o Arturo Pérez-Reverté La tabla de Flandes.
Aunque no se consideran obras históricas, se refieren a un pasado muy reciente. -La metanovela o novela especular, consiste en incluir la narración como centro de atención del relato y reflexionar sobre la creación novelística:
Beatus Ille de Antonio Muñoz Molina. -La novela intimista vuelve a lo privado con el análisis psicológico de los personajes femeninos: Rosa Montero con Te trataré como a una reina o El desorden de tu nombre de Juan José Millás. -La novela lírica. Las narraciones intimistas, neoexistenciales, llamadas memorialismo narrativo o relato de formación, desarrollan el proceso de un individuo en formación, su acceso a la experiencia. Destacan:
La lluvia amarilla de Julio Llamazares y las obras de Javier Marías:
Todas las almas y Corazón tan blanco.

El Siglo XXI:

A principios del Siglo XXI, los novelistas actuales en castellano conciben la novela como un espacio de rearfimación de lo que la novela ha sido durante el Siglo XX. Pero una segunda línea parece aspirar a su disolución. Estas novelas se caracterizan por su superación de los géneros, por la ruptura de todas las unidades (espacio, tiempo, narrador) y por estrategias autoficcionales complejas y polisémicas y cierto grado de desconfianza o al menos de inconformidad la definición de novela y el lenguaje que se transcribe. Los personajes, la verosimilitud, el relato se difuminan. En el comienzo del nuevo siglo destaca la novela corta, el cuento y el microrrelato. Destaca Alberto Méndez, que en Los girasoles ciegos (2004) engarza cuatro historias de posguerra y los microrrelatos de Luís Mateo Diez, J. Mª Merino o Juan Pedro Aparicio. En este comienzo de siglo se produce la consolación de autores como Javier Cercas, Pérez Reverté, Luis Mateo Díez y Enrique Vila-Mata.En los últimos años hay eclecticismo: se escriben memorias, autobiografías, libros de viaje, cuentos, relatos, microrrelatos y novela de todas las tendencias. Narrativa de más o menos calidad, en todos los soportes, como los informáticos (blogs, foros…). Si acaso, podemos destacar dos tendencias donde se ha unido la aceptación de la crítica y la del público:  – La novela histórica tanto del pasado remoto como presente- La novela policíaca, que pasa de ser un género best-seller, de subliteratura, para ser cultivada por autores de calidad.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.