Características de la novela regionalista

Share Button

DESDE LA NOVELA MODERNISTA HASTA LOS AÑOS 40


En los movimientos de la literatura del Siglo XX hay huellas del Modernismo. Esta influencia del Modernismo se manifiesta sobre todo en el cuento. Durante esta primera etapa se produce un proceso de americanización, es decir, buscar lo esencialmente americano. Se apartan del Modernismo y van hacia la novela de la naturaleza. En América Latina también existe una gran conflictividad social, lo que da lugar a la aparición de una novela de corte social, como la novela indigenista y la novela mejicana. Del 40 al 45, la novela hispanoamericana presenta un estilo arcaizante con técnicas básicamente realistas, renovación de temas y, sobre todo, influencia del mito y de la leyenda. Existen fundamentalmente dos temas: la naturaleza, que da lugar a la novela de la Revolución Mexicana, y los problemas y desigualdades sociales, asociados a los intereses de las grandes empresas hispanoamericanas, que dan lugar a la aparición de la novela indigenista.

La novela de selva:

reproduce el conflicto entre civilización y barbarie, progreso y retraso. Destaca La vorágine de José Eustasio Rivera (descripción de la selva devoradora). De la novela gauchesca destaca Don Segundo Sombra de Ricardo Güiraldes.

La novela política:

recoge los problemas de una zona que está en constante inquietud, inseguridad… se enlaza con la novela de dictador. Destaca Los de debajo de Mariano Azuela. Relacionada con Gabriel García Márquez.

La novela regionalista:

es un tipo de novela social en la que una minoría se impone sobre una mayoría, es una novela de denuncia y a la vez una novela en la que se buscan las raíces indígenas. De Ciro Alegría destacamos la novela El mundo es ancho y ajeno.

LA NOVELA DEL BOOM

En 1962 se publican las novelas hispanoamericanas más llamativas e introduce a esta novela en el mundo de la literatura. El boom irrumpe en el panorama europeo pero no deja de ser una “operación editorial”. Es descubierto por el poeta español  Carlos Barral que publica sus obras y a partir de ahí comienza su expansión. El boom no tiene carácter generacional pues no todos los escritores son iguales: distintas épocas, educación, etc. Pero todos tienen en común que forman parte de un proceso de renovación, comparten también un cierto gusto por el mundo urbano (el rural lo tratan de forma diferente). Todos defienden la integración de lo fantástico a lo real. Se confirma la inviabilidad del Realismo puro como vehículo de expresión del mundo americano. En consecuencia,  se insiste en la renovación de las técnicas dando lugar a la novela experimental. Se rompe con la técnica realista pero no hay un alojamiento de la realidad sino que se aborda desde diferentes ángulos:

Preocupación por el desarrollo de las estructuras narrativas

Lo que exige un lector activo dispuesto a organizar la materia narrativa.

Gran variedad de recursos narrativos

Desde que se rompe la linealidad del discurso, se utiliza la técnica del contrapunto, la analepsis, el caos temporal, el monólogo interior, la superposición de personas narrativas…

Uníón de diversos géneros literarios en una misma obra

Bajo la forma de novela pueden incluirse textos de corte ensayístico, poesía, etc.

Experimentación lingüística

Descripciones muy minuciosas, un lenguaje que identifique al autor. A veces el autor se plantea la propia creación literaria como tema y se consolida la integración de lo fantástico y lo real (el Realismo mágico iniciado en la década de los 60). Importancia de lo histórico social, del mundo real, por eso esta novela se aproxima a la propia realidad. Estos puntos no persiguen sólo un proceso de renovación que se quede sólo en lo estético, lo formal sino que los ponen al servicio de una literatura comprometida con el medio, la realidad de una tierra sometida a traumáticos sucesos históricos. Es una novela en la que las nuevas formas se ponen al servicio de la defensa de un tema.


LA NOVELA DE LOS AÑOS 40 A LOS AÑOS 60

La renovación narrativa entre los años 40 y 60, es cuando empieza el Realismo mágico. Se enriquece la literatura y aparece la nueva novela hispanoamericana. Destacan: Borges, Miguel Ángel Asturias o Alejo Carpentier. En esta renovación intervino el influjo del Realismo, el peso de los renovadores europeos y americanos como Kafka y las teorías filosóficas existencialistas de Sartre. 

Las principales innovaciones son:

Sustitución del mundo rural por el urbano

Nuevo tratamiento del mundo rural.
Recuperación de los elementos mágicos de mitos y leyendas americanas. Presencia del onirismo (mundo de los sueños).

Abandono de la estructura realista tradicional. Adopción de los elementos narrativos más innovadores y renovación del lenguaje.

Durante estas dos épocas conviven diversas tendencias: Los relatos metafísicos de Borges. La narrativa existencial de Sábato. La novel indigenista da lugar a una corriente que funde lo fantástico con la naturaleza dando lugar al Realismo mágico que fue la tendencia más destacada.

El Realismo mágico

Se sabe que este nombre nacíó para designar una corriente pictórica alemana de principio de siglo pero más tarde fue utilizado para referirse a una corriente sudamericana que reaccionaba contra las formas excesivamente realistas. Se definía como algo que venía a ser una superación del Realismo nacional añadiéndole la dimensión  fantástica o mágica.

Aparece una nueva denominación, la empleada por Alejo Carpentier “lo real maravilloso”. Él habla de que la realidad americana varía de la europea y que no pueden ser entendidos como la misma. El autor cubano tiene tres obras destacadas: Los pasos perdidos narración alegórica sobre el retorno del protagonista a las raíces de la selva. Los siglos de las luces una reflexión alegórica sobre la revolución y El recurso del método una peculiar visión de la novela de dictador.

En 1932 aparecen unos ensayos de Borges que intentan sentar las bases el Realismo fantástico. Borges tiene preferencia por géneros menores como el de aventuras o el policíaco pero siempre tratando temas que desarrollen problemas metafísicos como el tiempo concebido como una ilusión, el mundo concebido como un laberinto, la vida concebida como un sueño… todo ello mezclado con intriga de corte policíaco, lo sobrenatural, etc.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.