Clasificación del mester de clerecía

Share Button

LA Edad Media. LA ESCUELA Alfonsí


El rey Alfonso X el sabio, reuníó en su corte a sabios hebreos, árabes y latino-cristianos, para abordar con su ayuda la ingente empresa de sistematizar y traducir al castellano todo el saber conocido en su época.

EL Método DE TRABAJO

El rey Alfonso X no compónía personalmente sus obras, sino que era el director del equipo de expertos y el supervisor del resultado de su trabajo. La escuela alfonsí iniciaba su labor recopilando las fuentes latinas, árabes y judías que necesitaban para cada obra.

LAS OBRAS DE ALFONSO 10

El derecho-las siete partidas son una completa recopilación de las leyes de la época. La historia. La ciencia- en los libros del saber de la astronomía se recogen conocimientos sobre los astros. El entretenimiento-
libro de axedrez, dados et tablas.

DON Juan Manuel

Noble ambicioso, escritor orgulloso de serlo, sobrino de alfonso 10, es el primer caballero que encarna el ideal de cultivar a la vez las armas y las letras. Su obra, teñida de intención moral y didáctica, bien por que suele elegir los temas que interesaban a los nobles de su tiempo, o bien por que aporta abundantes datos autobiográficos en sus libros. Predominan en sus obras las fuentes orientales. Igual que los demás autores medievales, don Juan Manuel no siente la necesidad de ser original, pero si maneja sus fuentes con cierta libertad.

11.4 LA Poesía NARRATIVA : EL MESTER DE Clerecía

Surge en la literatura española una nueva escuela poética, quizás la primera escuela poética consciente de serlo, el mester de clerecía, cuyas obras aparecen a partir de 1240. El mester de clerecía es el oficio de los clérigos, las nuevas obras nacen con una intención didáctica. Las obras del mester de clerecía tratan temas religiosos y de historia antigua. Sus autores escriben vidas de santos, milagros de la virgen maría, etc . Frente a la oralidad de la literatura de los juglares, los clérigos manifiestan continuamente su respeto por lo escrito. Los autores de esta nueva corriente poética utilizan una estrofa. Se trata de la cuaderna vía, llamada también tetrástrofo monorrimo, formada por cuatro versos de catorce silabas y una misma rima consonante. Cada verso esta dividido en dos mitades o hemistiquios. Los poemas de clerecía del siglo 13 son narraciones en cuaderna vía, de carácter, religioso o erudito, con finalidad didáctica y doctrinal. Ademas de las obras de Gonzalo de Berceo, se conservan otros tres poemas anónimos: el libro de Apolonio, el poema de Fernán González, el libro de Alexandre.

Gonzalo de Berceo

Es el primer poeta castellano cuyo nombre propio rompe el anonimato, y el único conocido de entre los autores de clerecía. Hay bastantes datos que hacen pensar que esa idea de humilde clérigo no se ajusta a la realidad. A pesar de la sencillez de su estilo y de su tono cordial y cercano, una observación detenida permite descubrir en sus obras profundos conocimientos de retorica, de letras latinas medievales e incluso de literaturas romances de otros países.

MILAGROS DE NUESTRA SEÑORA

Es una colección de veinticinco relatos breves de cuaderna vía, enmarcados en la oleada de devoción a la virgen que avían provocado las predicaciones de san bernardo. Sin embargo, al autor riojano tiene el merito de infundir viveza en el relato latino, de añadirle diálogos, detalles cotidianos, diminutivos y comentarios personales. El estilo popular de Gonzalo de Berceo, que no es obstáculo para que aparezcan númerosísimos cultismos en sus libros, se manifiesta también en la manera en que se dirige al publico imitado a los juglares.

EL MESTER DE Clerecía DEL SIGLO 14

El libro de buen amor, de Juan Ruiz, arcipreste de hita, y las obras del canciller Ayala representan la producción mas importante del mester d clerecía del siglo 14. Por un lado, se rompe la uniformidad de la cuaderna vía, y por otro, los contenidos eruditos y religiosos dejan paso a un fuerte Realismo, bien sea en forma de la sátira risueña de Juan Ruiz o de la sombría critica de López de Ayala


LA Intención DE Juan RUIZ, ARCIPRESTE DE HITA


Solo contamos con algunos indicios bastante imprecisos de la existencia real de Juan Ruiz, arcipreste de hita. Desde luego, dadas las carácterísticas de su obra, no seria raro que el autor hubiese ocultado su identidad y que el arcipreste fuese simplemente el protagonista ficticio del libro. En consecuencia, existe la posibilidad de entender el libro de buen amor mas como una invitación a gozar de los placeres del amor que como un tratado didáctico. Perece mas bien que el arcipreste aprovecha las formas literarias del mester de clerecía para construir una parodia que pretende entretener y hacer reír a su publico. La ideología burguesa abre la puerta a una literatura antiheroica, poco respetuosa con los valores de los caballeros y de los clérigos medievales.

ESTRUCTURA Y ESTILO DEL LIBRO DEL BUEN AMOR

Otros de los rasgos sobresalientes de la obra son, su originalidad y su variedad. El hilo argumental, que a veces resulta difícil de seguir, es una auto biografiá amorosa ficticia, salpicada de otros materiales que, en general, el arcipreste transforma y parodia a su gusto. Los mas importantes son los siguientes: las aventuras amorosas del protagonista-tras sus primeros fracasos , recibe los consejos del propio don amor, don amor le recomienda que elija bien a la mujer amada y busque la ayuda de alguna intermediaria. Una imitación de una comedia anónima del siglo 12, el Pamphilus- el protagonista se enamora de la joven viuda y consigue su amor con engaños. La alegórica lucha entre don carnal y doña cuaresma-es una parodia de las batallas descritas por la épica. Don carnal, acompañado de perdices, lechones y otros manjares , pelea valientemente con doña cuaresma, que esta rodeada de pescados de todo tipo. Numerosas fabulas de animales y cuentos diversos-aunque muchos son de origen oriental, circulaban por Europa colecciones traducidas a las lenguas vulgares. Composiciones líricas. Digresiones moralizadoras.

A. Ramón LLULL

Fue, un hombre de energía desbordante, pues, ademas de viajar, escribíó aproximadamente doscientos cincuenta libros en catalán, en árabe y en latín. Con ramón llull, el catalán se convierte en lengua literaria.

LOS NARRADORES BURGUESES:BOCCACCIO Y CHAUCER


Boccaccio, profundo conocedor de la literatura latina, escribíó poemas y novelas como fiammetta, pero es el decamerón la que nos interesa. Se trata de una colección de 100 cuentos, narrados durante diez días por otros tantos jóvenes que han abandonado Florencia por miedo a la peste de 1348. El libro contiene desde apasionados relatos de amor cortes hasta narraciones escabrosas, a menudo protagonizadas por monjas y frailes. Su intención, mas que enseñar, es hacer reír.

Los cuentos de Canterbury de Chaucer

Tienen un planteamiento parecido:unos peregrinos se dirigen a Canterbury para visitar la tumba de Santo Tomás de Becket y van contando cuentos para entretenerse. Estos relatos, en verso, recorren con Realismo e ironía todos los grupos sociales del siglo 14.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.