Escritores del novecentismo

Share Button

NOVECENTISMO Y Vanguardismo

La pérdida de las últimas colonias españolas (el desastre de 1898) hizo que los intelectuales y políticos españoles tomaran conciencia de la crisis de España. Iniciaría España un periodo de decadencia en el Siglo XIX, sucedíéndose diversos regíMenes políticos: la monarquía parlamentaria con Alfonso XIII, la dictadura de Primo de Rivera, la Segunda República, la Guerra Civil y el inicio de la dictadura de Franco.

Desde el punto de vista social, lo más significativo que vivíó España fue unos años de tensiones y de conflictos entre el mundo obrero, por una parte, y la patronal y el gobierno, por otra.

La economía española conocíó un relativo progreso en ese periodo, pero siguió sin resolver sus muchos problemas.

La cuestión educativa fue muy importante en las preocupaciones de los intelectuales y los políticos (un 65% de la población era analfabeta). Se creó el Ministerio de Instrucción Pública para encauzar la educación española y, además, se fundó la Residencia de Estudiantes.

Dentro de la Generación del 14 o Novecentismo se incluye a un grupo de intelectuales situados entre los escritores modernistas y del 98 y las vanguardias que se avecinan. Éstos comienzan a escribir a principios del Siglo XX y adquieren relevancia en torno a 1914, pero no tienen realmente conciencia de pertenencia a grupo alguno.

Estos escritores tienen una gran formación intelectual que se refleja tanto en la profundidad y rigor de su pensamiento como en la propia creación literaria. No olvidan los problemas de España, pero la tratan con mayor serenidad y menos dramatismo que los autores del 98. Sus obras son elaboradas y reflexivas, buscando la estética y la pulcritud formal, concibiendo el arte como un juego alejado de la vida. Algunos escribirán para la minoría culta. El ensayo es, junto con la novela, el género que más cultivan.

Entre las dos guerras mundiales, se produce en Europa una revolución estética y de transgresión artística: los movimientos vanguardistas.
En la literatura, la corriente vanguardista más importante es el Surrealismo, que busca más allá de la realidad y la lógica, liberando y manifestando los impulsos reprimidos, el fondo inconsciente del ser humano.

En la poesía, los escritores surrealistas utilizan la escritura automática (transcribir lo que sugiera la mente sin control alguno). Así, quieren que aflore el «superrealismo» mediante una auténtica expresión libre del lenguaje. En castellano, adquieren relevancia dos corrientes poéticas vanguardistas: el Ultraísmo y el Creacionismo.

Ramón Pérez de Ayala introduce técnicas narrativas innovadoras, como la variedad de puntos de vista, lo que enriquece mucho el relato. Sus novelas suelen contener aspectos intelectuales, usando la ironía y el humor incisivo. Su lenguaje es cuidado y elegante, caracterizado por la gran riqueza, variedad y selección del léxico, a la vez que utiliza las formas del habla popular.

Se distinguen dos etapas en este autor:  la primera época contiene novelas con rasgos autobiográficos como Tinieblas en las cumbres, con un tono pesimista y actitud crítica ante la situación española. La segunda época contiene novelas con menor Realismo, acentuando el simbolismo y la carga intelectual. El autor reflexiona sobre temas de carácter universal en esta segunda época: la comunicación, en Berlamino y Apolonio
; el amor y la sexualidad, en Luna de miel, luna de hiel, etc.

José Ortega y Gasset es uno de los intelectuales más relevantes y de mayor prestigio del Siglo XX español. En su abundante obra filosófica y ensayista se expresa con un estilo singular, brillante y cuidado, sin eludir la metáfora o la ironía. Entre sus obras destacan:
La rebelión de las masas(donde expone su pensamiento aristocrático en relación con la sociedad), El espectador (el autor medita sobre varios temas), La deshumanización del arte (donde defiende que el arte ha de tener valor por sí mismo) e Ideas sobre la novela (donde trata diversas cuestiones sobre este género literario y reflexiona sobre su decadencia).

Ramón Gómez de la Serna fue un prolífico escritorperiodistavanguardistaespañol, generalmente adscrito a la Generación de 1914o Novecentismo, e inventor del género literario conocido como greguería(frase que expresa de forma muy aguda pensamientos de cualquier índole). Posee una obra literaria extensa que va desde el ensayo costumbrista, la biografía (Automoribundia, su autobiografía), la novela y el teatro. Su vida y obra es una ruptura contra las convenciones. Es así, una encarnación con el espíritu y la actuación de las vanguardias, a las que dedicará un libro llamado Ismos.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.