Estructura luces de bohemia

Share Button


El teatro anterior a 1936 tenía la máxima de servir como espectáculo, ser representado, estaba condicionado por lo comercial, ya que pretendía agradar al público que acudía a las salas, es decir la clase media-alta constituida por la burguésía. El teatro pretendía dar una respuesta a las peticiones del público, esto trajo dos consecuencias, por un lado, ideológicamente, el teatro no iba más allá de la capacidad autocrítica del público, y estéticamente se encontró una resistencia a las formas tradicionales, a las cuales les costaría llegar a escena
. Ambas consecuencias dieron como resultado una respuesta de los autores dramáticos, que se dividíó en aquellos que se resignaron a que sus obras queden relegadas a una lectura minoritaria, teatro innovador, y aquellos que resignaron las condiciones impuestas, teatro que triunfa. El teatro que triunfa fue continuador de las formas tradicionales del S. XIX, se puede clasificar en comedia burguesa cuyo máximo representante es Jacinto Benavente, el teatro en verso, donde destaca Francisco Villaespesa y Eduardo Marquina y el teatro cómico, con Carlos Arniches a la cabeza.
Por su parte, el teatro innovador, aportó nuevos enfoques ideológicos desde el punto de vista técnico. Se habla de los impulsos renovadores de la generación del 27 con Lorca como representante y las experiencias teatrales de final de siglo con la generación del 98, donde destaca Valle Inclán. El dramaturgo, poeta y novelista Valle Inclán, evoluciona ideológicamente de posiciones conservadores a posiciones muy críticas, igual ocurríó en su literatura, ya que pasó del Modernismo canónico al expresionismo de los esperpentos. La andadura teatral de Valle Inclán comienza, al igual que su prosa con su estética modernista, donde asoma la ironía y la caricatura con «El marqués de Bradomín» o «cuento de Abril».
Algunos rasgos anticipan ya la estética del esperpento , entre ellos, los personajes, los cambios de escena o las acotaciones. Su segunda etapa, las farsas, aporta a Valle Inclán las raíces teatrales y las posibilidades festivas de las máscaras y el carnaval. Los bufones, disfraces y marionetas, son la alternativa a los personajes y las situaciones reales del teatro comercial. Esta visión de los personajes desde arriba favorece el distanciamiento hacia unas vidas artificiales cuyos hilos mueve Valle-Dios.
Toda la producción anterior desemboca en la creación del esperpento, cuya definición consciente no se produce hasta 1920 en luces de Bohemia. Son sus personajes quienes hablan en la escena XII . Supieso el primer intento de transformar lo grotesco en estético, porque el esperpento consiste en la deformación para ofrecer una imagen grotesca de nuestro presente. El esperpento es más que una técnica dramática, es un el modo de ver un mundo absurdo, y un medio para la denuncia de una realidad social y política contemporánea.
Se caracteriza por la animalización, muñequizacion o cosificación de los personajes para mostrar lo grotesco y miserable, los ambientes degradadores como tabernas o burdeles, el lenguaje con una técnica expresionista, se emplean todos los registros, las acotaciones donde adquiere importancia por la caracterización de personajes, actitudes, espacios, ambientes. Toda la deformación la lleva a cabo a partir de los espejos cóncavos mediante una apariencia ridícula del ser humano, el término de esperpento aparece definido en la escena XII de luces de Bohemia donde se explica su origen y carácterísticas a partir de la teoría de los espejos cóncavos del callejón del gato. La Caricaturización de los personajes se refleja en el lenguaje utilizado y la variedad de registros empleados, según su nivel social y cultural. Destacable las novedades en las acotaciones del autor, con las que caracteriza subjetivamente personajes y ambientes.
En su viaje Max se enfrenta a la dolorosa realidad española a través del encuentro con diversos personajes, vende su capacidad para comprar un boleto de lotería, que finalmente cobrará don latino, y es encarcelado. La obra termina con la muerte de Max y el suicidio de su familia. Los personajes principales de la obra son Max estrella, héroe tráfico que debe enfrentarse a su destino bohemio y antiburgués, don Latino, ruin y egoísta y Madama Collet y claudinita, esposa e hija de Max. El espacio de la obra ocurre en su descenso a los infiernos, Max atraviesa lugares miserables y vulgares del inframundo madrileño.
La obra tiene 15 escenas organizadas en dos partes, de la escena I/XII de estructura circular, pues la muerte une la primera escena y la última. El título de la obra remite al pasado modernista, bohemio y decadente y por otro a la iluminación nocturna de la ciudad, un claroscuro intencionado tanbien distorsionador que juega con la ceguera del personaje cuya lucidez va descubriendo la verdad. En martes de carnaval se incluyen tres esperpento, los cuernos de don friolera, describe el adulterio de la mujer y la vergüenza de este, las balas del difunto, Juanito ven tolerancia, soldado vuelto de Cuba roba el traje de un muerto que resulta ser el padre de la muchacha que le gusta y la hija del capitán, representación de primo de Ribera, Narea la implantación de la dictadura para salvar el honor de la patria. En conclusión Valle Inclán es una de las grandes figuras de la literatura española por su originalidad en los planteamientos dramáticos y lenguaje jocó-serio, su inquietud lo llevó mucho más alto de lo que permitían las convenciones estéticas de su tiempo, creando así un teatro en libertad.
Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *