Gustave flaubert

Share Button

GUSTAVE FLAUBERT

Gustave Flaubert (1821 – 1880) fue un escritor francés. Está considerado uno de los mejores novelistas occidentales y es conocido principalmente por su primera novela publicada, “Madame Bovary”, y por su escrupulosa devoción a su arte y su estilo. Estudió derecho en París, realizó un viaje a pie por las regiones de Turena, Bretaña y Normandía. A este viaje siguió otro, más importante (1849-1851), a Egipto, Asia Menor, Turquía, Grecia e Italia, cuyos recuerdos le servirían más adelante para su novela “Salambó”(trata de un amor imposible entre una princesa y un mercenario barbaro en la antigua Cartago). Entre 1847 y 1856 mantuvo una relación inestable pero apasionada con la poetisa Louise Colet, aunque su gran amor fue sin duda Elisa Schlésinger, quien le inspiró el personaje de Marie Arnoux de “La educación sentimental” (se proponía describir las esperanzas y decepciones de la generación de la revolución de 1848), pero nunca llegó a ser su amante. Su última gran obra, Bouvard y Pécuchet, que quedaría inconclusa a su muerte, es una sátira a la vez terrible y tierna del ideal de conocimiento de la Ilustración. Su primera gran novela publicada, y para muchos su obra maestra, es Madame Bovary (1856), cuya protagonista, una mujer mal casada que es víctima de sus propios sueños románticos, representa, a pesar de su propia mediocridad, toda la frustración que, según Flaubert, había producido el siglo XIX, siglo que él odiaba por identificarlo con la mezquindad y la estupidez que a su juicio caracterizaba a la burguesía. 

CONTEXTO HISTORICO-LITERARIO

En el contexto histórico de la época, se dio la Revolución de Febrero de 1848, en Francia, se dio la caída de la monarquía del Luis Felipe I de Francia, el cual fue elegido rey debido a las tres gloriosas jornadas revolucionarias de 1830. Es después de esto que se impone un régimen moderado a cargo de Luis Napoleón Bonaparte, primero como presidente y luego como emperador. También tuvo lugar la guerra Franco-Prusiana de 1870, se produce cuando Napoleón III quiere impedir la unidad de los estados alemanes, y entran en guerra con Prusia. Sin embargo, será esta guerra la que conforme la unidad, al tener Prusia presencia militar en los estados del sur. El pretexto de la guerra es la vacante al trono de España.  En 1821 muere Napoleón, quejándose una continua pesadez y un dolor en el costado derecho, se sospechó que sufría de la misma dolencia de su padre, cáncer de estómago. En el pensamiento filosófico se dieron las corrientes del Funcionalismo (estudio de la mente como una parte funcional, esencialmente útil del organismo humano) y el existencialismo (se basa en que la existencia precede su esencia, es decir, que no hay una naturaleza humana que determine a los individuos, sino que son sus actos los que determinan quiénes son, así como el significado de sus vidas).

El Realismo es un movimiento artístico que triunfó en Europa a mediados del siglo XIX y que pretendía retratar la realidad lo más fielmente posible. El Realismo supone una superación del Romanticismo y es la expresión de la sociedad burguesa que se va consolidando. Como continuación de los procesos de industrialización ocurridos en la primera mitad del siglo XIX, la Europa posterior a 1848 se caracteriza por la expansión económica y por un gran progreso técnico. Se consolida el poder de la burguesía, la cual deriva hacia posiciones conservadoras por la necesidad de defender sus nuevos privilegios frente al proletariado. La novela realista refleja el mundo burgués, el cual no está libre de cierta crítica. La sociedad aparece como un lugar donde pululan oportunistas, especuladores y avaros. En estas novelas tenemos un individuo problemático que aspira a conseguir unos valores auténticos, pero que se encuentra con una sociedad degradada que le imposibilita encontrarlos. Si el romántico, ante su insatisfacción frente a lo real, huye del mundo hacia civilizaciones pasadas o exóticas, los realistas se enfrentan al conflicto con una decidida voluntad de análisis para encontrar una solución. Esa solución se basa en el pacto entre la sociedad y ese individuo problemático. Esto se deriva de la confianza de los escritores realistas en la perfección del sistema, de ahí que condenen toda solución que implique una ruptura con la sociedad. Por tanto, con la novela realista los narradores se imponen la tarea de abordar al hombre en su dimensión sociológica. No es posible proponer a un héroe aislado de su contexto.


“MADAME BOVARY”

“Madame Bovary” fue publicada en 1856, en la “Revue de Paris”, por entregas y, a principios de 1857 se inició un proceso judicial contra la revista y contra Flaubert bajo la acusación de “ofensa a la moral y a la religión”.  El novelista fue absuelto y el escándalo supuso una excelente publicidad para la novela. La novela se inspira en hecho real: la muerte en 1848de Delphine  Delamare,  segunda esposa de un  oficial de Sanidad establecido en un pueblo de Normandía. Las circunstancias de su matrimonio, el número y profesión de sus amantes…, coinciden con la situación novelística de “Madame Bovary”.La novela consta de treinta y cinco capítulos, y está dividida en tres partes.

 Trata la historia de Charles Bovary, un medico que se queda viudo, él un día cuando va a visitar a un paciente conoce a Emma y se enamora de ella, le pide la mano al padre de la joven y le da su consentimiento, por lo que Emma se convierte en Madame Bovary. Ella aficionada a las novelas románticas se da cuenta de lo monótono de su vida y cae enferma, su marido piensa que un cambio de aires la curará y se trasladan a Yonville. Allí conoce a León Depuis y mantiene con él un amor imposible, pero León se va a Ruan a continuar sus estudios. Por esto Emma mantendrá relaciones con un Don Juan llamado Rodolphe Boulanger, deciden fugarse juntos, pero en el último momento él se va sin ella. Por el dolor que siente cae enferma, su marido decide llevarla a la opera en Ruan, y allí se encontrará a León y este se convertirá en su amante. Ella seguirá aumentando sus deudas. Debido al abandono de sus amantes, decide suicidarse con arsénico, dejando así a su marido endeudado y con su hija. Él morirá, y la niña quedará huérfana y viviendo con su tía.

 El tema central de la novela es el del adulterio, tema que interesaba a Flaubert desde muy joven. (A  los dieciséis años había escrito  “Pasión y virtud”, historia de una mujer adúltera que se suicida). Otros temas que aparecen son la insatisfacción de Emma hacia su marido y la rebeldía por serle infiel. El dinero también es un tema que aparece en la novela, ya que por desear una vida ostentosa acaba endeudada.

Los personajes principales son: Emma Bovary, hija de un labrador adinerado, que debido a leer novelas románticas ve insatisfecha su vida amorosa. Charles Bovary, en comparación con las mujeres de su vida es pasivo, incluso llega a ser ignorante cuando su mujer le es infiel. León Depuis, joven que evoluciona en la novela, al principio es sentimental y sensible como Emma por leer historias de amor, pero tras el rechazo de esta, se convierte en un hombre maduro. Y por último Rodolphe Boulanger, noble mujeriego, que decide seducir a Emma, pero cuando se cansa de ella no duda en abandonarla sin pensar en sus sentimientos.

En cuanto al narrador hay varios, el “nous” este narrador es el que inicia el relato, es un narrador que oye e incluso participa, solo aparece en el primer capítulo. Luego aparece un narrador omnisciente que aparece en casi toda la novela, está narrado en tercera persona. Y el último narrador en estilo indirecto, de tal forma que el lector no diferencia si el narrador es un relator invisible o es un personaje.

Los escenarios donde se recrea la historia son ficticios a excepción de Ruan.

La obsesión que Flaubert tenía por la ‘forma’ también se extiende a la búsqueda de la perfección en el lenguaje, a la creación de un estilo donde no sobre ni falte nada. Por un lado, le obsesiona la precisión, propia del Realismo. Para conseguirla se vale de la experiencia propia o de personas que conocía, de la observación de la realidad y de la documentación. Pero también le preocupa la estética de su prosa. El autor no solo pretende relatar hechos o comunicar ideas, sino que busca un estilo con sonoridad, ritmo y capacidad evocadora. Los recursos que emplea para conseguirlo son diversos: paralelismo, anáfora, adjetivación, enumeraciones, símiles, metáforas…. Además, el lenguaje se adapta a la posición social de los personajes, a su oficio y a los estados emocionales. Así, existen grandes diferencias entre el lenguaje empleado por la gente del pueblo (Posadera, Justin, Félicité) y el lenguaje de la burguesía; y también cambia el lenguaje según sea el estado de ánimo de Emma.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.