Poesía vanguardísta

Share Button

LA POESÍA ESPAÑOLA DE 1939 A FINALES DEL Siglo XX


Al final de la guerra, el panorama cultural es desolador:muerte, exilio,silencio…El año 1939 es un “año cero” de poesía en España. Con la desaparición de Lorca y Machado y gran parte de los poetas del 27 exiliados, el panorama poético queda vacío. Se da una doble visión cultural: la de la “España peregrina” y la de los poetas que no se exiliaron y que se podían dividir en vencedores y vencidos. Así, los poetas que se quedaron o bien se alinearon con la ideología y estética de los vencedores (poesía arraigada), o permanecieron a la espera de que llegara el momento de poder expresarse con libertad (poesía desarraigada) En la década de los cuarenta, destaca sin duda la figura de Miguel Hernández. Poeta que algunos críticos incluyen dentro de la Generación del 27 o epígono de la misma. Pastor y analfabeto en su infancia, se forma de manera autodidacta. Se traslada a Madrid donde conoce a algunos poetas del 27 y a Pablo Neruda. Defensor de la República, combatíó y fue hecho prisionero. Murió en la cárcel de Alicante. Por razones políticassu poesía no se conocíó hasta años después, convirtiéndose en símbolo de poesía comprometida. Escribíó El rayo que no cesa (incluye especialmente la estructura delsoneto), Viento del pueblo (temas patrióticos y bélicos) y su libro póstumo Cancionero y romancero de ausencias (conjunto de poemas sobre la cárcel y la angustia por el destino de su esposa e hijo). La poesía arraigada se da a conocer en las revistas Escorial y Garcilaso, en la que aparecen autores como Leopoldo Panero o Luis Rosales, miembros, entre otros, de la Generación del 36. Estos poetas, que en principio quedan enmarcados en este grupo, evolucionan hacia otras concepciones poéticas diferentes. De Panero destaca Escrito a cada instante y de Luis Rosales La casa encendida. La poesía desarraigada,relacionada con la

 revista Espadaña, abogó por una poesía comprometida con el ser humano. En 1944 se publican doslibrosfundamentales: Sombra del paraíso (V. Aleixandre) e Hijos de la ira (Dámaso Alonso) haciendo referencia este título a losfrutos de la angustia y la rabia ante el horror de la guerra. La ruptura temática y formal es total. Los versos son larguísimos, el léxico está cargado de palabras antipoéticas (hipopótamo, amebas) y, de manera existencialista,muestra a unDiossilencioso al que el poeta pide respuestas. En la década de los cincuenta, cobra importancia la poesía social, que pretende mostrar la realidad delser humano y del país, muy distinta de la versión oficial. La poesía debe denunciar lasinjusticias y ha de servir comomedio para cambiarla sociedad ymejorarla. La poesía,según Gabriel Celaya, es un instrumento para transformar el mundo. Como temas permanentes, la preocupación por España, el recuerdo y la superación de los odios de la Guerra Civil. Su destinatario es “la inmensa mayoría”, debe dejar de ser un arte elitista, porlo que se utiliza un lenguaje directo, coloquial. Los principales poetas de esta corriente son: Blas de Otero autor de Pido la paz y la palabra, José Hierro, Cuanto sé de mí y Gabriel Celaya, Cantos iberos queincluye el famoso poema “La poesía es un arma cargada de futuro”. En los sesenta aparece un nuevo grupo de poetas que une al compromiso con los problemas humanos la preocupación por el carácter artístico de la poesía. Destacan Ángel González (Tratado de urbanismo), Claudio Rodríguez (Don de la ebriedad) y Félix Grande (Blanco Spirituals), entre otros. A varios de ellosles une una estrecha amistad y el hecho de ser “niños de la

 guerra”. Se aprecia la influencia de la poesía social y Machado se convierte enreferente ético y estético. Su poesía se concibe como medio de conocimiento de la realidad y vivencias personales, los temas tienden al intimismo y la recreación de la experiencia individual (de ahí elsobrenombre de “poesía de la experiencia”) los aspectos cotidianos de la vida son poetizados, el tratamiento del lenguaje busca un estilo individual pretendiendo una conversación íntima y acogedora con el lector. En lossetenta se publica una antología que reúne a los Nueve novísimos poetas españoles entre los que destacan Manuel Vázquez Montalbán, Pedro Gimferrer (ganador de innumerables premios, destaca su obra Arde el mar) o Leopoldo María Panero (Contra España y otros poemas de no amor). Esta antología nos muestra un profundo cambio con la poesía anterior:se mitifica la cultura de los medios de comunicación (radio, cine, tebeos…), conocen la poesía extranjera y están influenciados por poetas como Cernuda u Octavio Paz. Su poesía experimenta de manera cercana a las vanguardias (escritura automática, collage…), al Modernismo (lo exótico, el ritmo, el léxico culto…). Se preocupan por el uso del lenguaje. La influencia de la poesía novísima se ramifica en algunas tendencias que se como: la corriente culturalista (el poema se centra en sucesos o personajes culturales, el poeta muestra su conocimiento y sensibilidad cultural. Destacan Luis Alberto de Cuenca (con cargos como Director de la Biblioteca Nacional o Secretario de Estado de Cultura, importante traductor de un importante número de idiomas, colaborador en diversos medios comunicativos, destaca La

caja de plata) o Antonio Colinas (ganador del Premio Nacional de Literatura, escribíó Noche más allá de la noche), que evolucionaron hacia otro tipo de poesía); la corriente clasicista (se inspira en la métrica y estilo clásicos); la corriente experimental (se profundiza en la investigación vanguardista mediante la creación de poesías visuales y collages); la corriente metapoética (indagación sobre la naturaleza de la poesía, poemas minimalistasinfluidos porla poesía oriental.DestacaGuillermo Carnero). En las últimas décadas, las tendencias poéticas más destacadas son: la poesía surrealista, basada en el verso de inspiración irracional, representada por Blanca Andréu; la poesía épica, que vincula las experiencias personales con la épica; la poesía intimista, cercana al minimalismo, representada por Álvaro Salvador; la poesía de la experiencia, poesía urbana con una visión crítica del mundo actual, representada por Luis García Montero (El jardín extranjero). En Hispanoamérica destacan autores con importante influencia en la poesía de la Península, como César Vallejo (Trilce) un poeta que clama contra la crueldad, el dolor, el sufrimiento de los seres humanos, y denuncia a sus causantes. Jorge Luis Borges, tras varias décadas dedicado a la narrativa, retoma la poesía a medida que su ceguera avanza, trata los temas habituales en su literatura: sus antepasados, el transcurso del tiempo, la filosofía, sus libros y escritoresfavoritos o las desdichas de amor. El hacedor. PabloNeruda obtiene un éxito importantísimo con Veinte poemas de amor y una canción desesperada. Muy vinculado con los poetas del 27, vivíó durante un tiempo en España, donde publicó su revista literaria Caballo verde para la poesía. Octavio Paz escribíó poesía combativa durante la Guerra Civil española, que le marcó profundamente. Busca su propio camino expresivo: su personal uníón del Surrealismo y Simbolismo aparece en Libertad bajo palabra. Creó “topoemas” o poemas visuales y enriquecíó su poesía con conocimientosfilosóficas y poesía oriental

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.