Sociedad ilustrada

Share Button

Tras la Guerra Civil, el panorama del teatro no es muy alentador. Algunos autores como Lorca


O Unamuno habían muerto, otros como casona, se habían exiliado. El teatro de aquellos que


Siguen escribiendo se ve condicionado por la censura, fruto de la represión política debida a la


Dictadura. Por ello, en ocasiones, se afirma que el mejor teatro de la primera década de


Posguerra se escribíó fuera de españa


Casona, por ejemplo, escribe la mayor parte de sus obras en Argentina. Cuando regresa a


España su teatro, caracterizado por tener un lenguaje cuidado y por estar cargado de


Sentimiento y poesía, tiene una buena acogida. Resaltan sus obras “la barca sin pescador” y


“la dama del alba”. También escriben teatro en el exilio alberti, con obras como “el adefesio”


O “noche de guerra en el museo del prado”, y max aub (“san Juan”) que no goza de mucho


Éxito al regresar a españa


Mientras tanto, en la españa de los años cuarenta predominan dos tipos de teatro. La comedia


Burguesa: un teatro bien construido con obras poco innovadoras y poco críticas con la realidad


Que estaba viviendo españa, y en las que se tratan temas que no son políticamente


Comprometidos. Cabe destacar a calvo sotelo (“la muralla”) y a salom, dramaturgo con


Buenas dotes para el teatro del entretenimiento y la intriga escénica (“en la piel del limón”)


Predomina también el teatro de humor, basado en lo absurdo e ilógico. Destaca jardiel


Poncela, autor del humor inteligente e irónico, aunque a veces se le achaca falta de


Profundidad y exceso de enredo en el conflicto. Escribe “eloísa está debajo de un almendro”,


Entre otras. Miguel Mihura se caracteriza también por escribir un teatro absurdo e ingenioso


Sin embargo, tiene una intención crítica y una preocupación existencial. En su primera época


Busca hacer reflexionar, no sólo entretener (“tres sombreros de copa”). En su segunda época


Su teatro se vuelve más convencional, adaptándose a un público que sólo quiere divertirse


(“maribel y la extraña familia”)


En los años 50 y 60 predomina un teatro realista. Los autores entienden la escena como un


Medio para agitar y transformar la sociedad española, adoptan formas realistas o a veces


Derivan hacia un teatro con tintes vanguardistas, aunque no todos pueden estrenar


Abiertamente. El autor más importante de esta época es buero vallejo, quien introduce este


Cambio en el teatro español. Su teatro presenta un hondo sentido trágico y reflexiona sobre el


Hombre y la sociedad. En algunas obras realiza una denuncia abierta y directa, en otras,


Recurre a una expresión más simbólica. Emplea diversos recursos escénicos como efectos


Escenográficos, un lenguaje dramático de gran calidad y expresividad o acotaciones


Minuciosas. De sus obras podemos destacar “historia de una escalera”, “la fundación” o “en la


Ardiente oscuridad”. También tienen éxito sastre, autor inconformista y comprometido


(“escuadra hacia la muerte”) y olmo, que escribe un teatro dotado de Realismo, denuncia


Social y fuerza dramática (“la camisa”)


En los años 70 aparecen nuevos autores que intentan superar el Realismo social, con un teatro


Que busca fórmulas más vanguardistas y experimentales. Podemos citar a nieva, con un teatro


De gran calidad alejado de los cánones tradicionales. Trata con frecuencia los temas de españa,


El erotismo y la religión (“malditas sean coronada y sus hijas”). En esta misma línea, arrabal


Escribe teatro del absurdo y de la crueldad y aborda temas religiosos, eróticos y políticos


(“cementerio de automóviles”). Gala, que utiliza un exquisito lenguaje y suele mostrar su


Preocupación por el hombre. Escribe obras ambientadas en la época contemporánea o en un

Pasado histórico (“anillos para una dama”). Sanchis sinisterra, experimentador del espectáculo


Teatral que escribe, por ejemplo, “¡ay, carmela!”


También, a mediados de los años 60, surgen grupos de teatro independiente: un teatro crítico


Y comprometido con la realidad, como alternativa al teatro comercial. Buscan nuevas técnicas


Y fórmulas, y entienden el teatro como un trabajo conjunto. Además, lo conciben como


Espectáculo, por lo que el texto tiene menos importancia y los actores cantan y bailan, se


Anula la separación entre el público y los actores…


Sin embargo, desde 1975 el teatro vive un periodo de luces y sombras pues tiene que convivir,


En desigualdad, con otros espectáculos: cine, televisión… aun así en esta etapa se crean


Instituciones y se recuperan autores prohibidos por la censura franquista (alberti, arrabal)


Surgen grupos teatrales como la cubana o la cuadra, y se recuperan los musicales. Muchos


Autores se vuelven más conocidos por los premios recibidos y la publicación de sus textos en


Revistas que por subir a los escenarios. Continúan estrenando autores como buero vallejo,


Salom o ana diosdado. También nuevos autores empiezan a conocerse como alonso de santos


(“la estanquera de vallecas”), manuela reina o blanca doménech


Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *