Trabajo sobre monologo interior de Luis martín

Share Button

Cada vez se tienen más en cuenta las aportaciones de los grandes novelistas extranjeros, sobre todo del Boom de la narrativa hispanoamericana y novelistas estadounidenses y europeos (James Joyce, Kafka, Faulkner, Marcel Proust o Virginia Woolf).En 1962 se publica Tiempo de silencio de Luis Martín-Santos, considerada como obra inaugural de la nueva etapa. A partir de ahí se abren nuevos rumbos para la novela y los autores se preocuparán por los aspectos formales. Contribuyen a esta renovación autores como Cela con San Camilo 1936, publicada en 1969, Delibes con Cinco horas con Mario, (1966) y Juan Goytisolo, Señas de identidad (1966), Juan Marsé en Últimas tardes con Teresa (1966) y Juan Benet con Volverás a Regíón.Algunas de las innovaciones más importantes son que se combinan con la máxima libertad las tres modalidades narrativas (19, 29 y 3a persona, en lo que se ha venido llamando perspectivismo); se incorporan elementos extraños a la narración (informes, expedientes, anuncios, textos periodísticos…); ruptura de la secuencia cronológica de la narración de los hechos; se disminuye el uso del diálogo a favor de otros procedimientos más novedosos (estilo indirecto libre y monólogo interior)
; riqueza expresiva.

Luis Martín Santos contribuye especialmente a la renovación de la novela con la publicación de Tiempo de Silencio. Esta novela se desarrolla en el Madrid de los años 40. Su argumento es sencillo y algo melodramático: un médico investigador no logra salvar la vida de una joven, miembro de una familia marginada, a la que se le ha provocado un aborto. El hombre es detenido, consigue librarse de la cárcel, pero este hecho supone su despido del centro donde trabaja. Poco después su novia es asesinada en venganza por la muerte de la chica. Solo y fracasado, decide dedicarse a la medicina rural.

Con un lenguaje culto y unas técnicas novedosas, el autor, a partir de los contactos entre los personajes (burguésía, lumpen, proletariado) y de los ambientes en los que se mueven (un laboratorio, le mundo degradado y miserable de las chabolas…) realiza una descripción de la realidad de la España de la época y una reflexión sobre su historia y su cultura.Lo novedoso de esta novela reside principalmente en los rasgos formales: la mezcla de perspectivas con un narrador omnisciente y subjetivo, el empleo del monólogo interior, el uso de la 2a persona y los estilos directo, indirecto e indirecto libre. Hay un uso continuo de la ironía, la hipérbole y la parodia. En cuanto al lenguaje, se incluye tanto el discurso científico como expresiones populares y vulgarismos.También en la esta década destaca Miguel Delibes (Valladolid, 1920-2010). Este autor ha creado una extensa obra en la que se observa una constante evolución. Del Realismo tradicional de sus primeras novelas, se orienta hacia un Realismo crítico en La hoja roja (1959) y Las ratas (1962), y culmina con la renovación técnica que muestra Cinco horas con Mario (1966).Las ratas publicada por primera vez en Enero de 1962, narra la vida en un pequeño pueblo castellano, apartado de cualquier capital y notablemente más atrasado. Es una denuncia social que muestra la mísera existencia en los pueblos sometidos al latifundismo, con sus habitantes sometidos a la tiranía del dueño de las tierras. Aparece en la novela una interesante galería de personajes, que reflejan en su mayoría la depresión e incultura del desfavorecido entorno rural de la época.

En Cinco horas con Mario (1966) el núcleo central de la narración lo constituye el soliloquio de Carmen, una conservadora mujer de clase media alta con el cadáver de su prematuramente fallecido marido Mario, catedrático de instituto y comprometido periodista e intelectual. A través de los recuerdos de su vida, en muchos aspectos, insatisfactoria vida en común, Delibes recrea la España provinciana de la época, los problemas de la falta de comunicación en el matrimonio, así como el conflicto de las “dos Españas”. La obra consta de un prólogo, un núcleo central de veintisiete capítulos (el monólogo de Carmen) y un epílogo. Cada uno de estos capítulos del núcleo central comienza con una cita bíblica, pasajes que Mario había subrayado en su biblia de cabecera. Partiendo de estas citas, Carmen va desgranando sus pensamientos, haciéndole a su marido continuos reproches por su integridad moral y falta de ambición, que han impedido que alcanzaran el reconocimiento y estatus social que ella ambicionaba para su familia, así como por su actitud de superioridad y frialdad hacia ella. Relata cómo se hicieron novios, cómo acabaron casándose y otros recuerdos que revivirá durante las cinco horas en las que vela el cuerpo de su difunto marido, utiliza un lenguaje coloquial, evidente desorden temporal que sus recuerdos aparecen mezclados.Los santos inocentes (1981), dentro del Realismo renovado, representa otro hito en su trayectoria. La obra describe la miseria y el trato degradante que sufren unos campesinos extremeños por parte de los dueños de una finca, y constituye un retrato de la situación real del medio rural y los pueblos durante el franquismo. La narración en 32 persona incorpora los diálogos de los personajes, caracterizados por rasgos dialectales y coloquiales, que se suceden sin que ningún signo ortográfico los distinga.

no_photo.Png
ResponderReenviar
Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *