Novela existencialista

Share Button

La poesía ROMántica:


el género literario idóneo para la expresión de los sentimientos apasionados y la sensibilidad individual ROMántica, en cuanto al estilo, La espontaneidad se impone a las normas creativas, se distinguen dos tipos: – poesía narrativa: son poemas que abordan asuntos filosóficos o históricos y legendarios, con frecuencia ambientados en la Edad Media, existen poemas filosóficos de José de Espronceda y poemas históricos del duque de Rivas, o piezas breves como los romances y las leyendas de Rivas y de José Zorrilla. – poesía lírica: son obras más subjetivas que expresan el yo individual del poeta, sus sentimientos, experiencia y visión del mundo. Durante el breve apogeo del Romanticismo en España, estas composiciones recogen a menudo temas patrióticos y sociales con un estilo enfático, (Bécquer y Rosalía)

La prosa ROMántica:


la visión ROMántica del mundo se plasma también en la narrativa, el rechazo de la realidad y el deseo de evasión influye en el nacimiento de sus géneros como la novela histórica, la gótica y las leyendas, la búsqueda de lo tradicionalmente auténtico está en el origen del cuadro de costumbres.

Novela histórica:

se ambientan épocas pasadas, este retroceso en el tiempo, además de un modo de evasión del presente, puede considerarse una crítica a la sociedad decimonónica, en la que se han perdido los ideales elevados, aunque el escritor se documenta para que la novela resulte verosímil. –

Novela gótica:

nacida en Inglaterra a finales del Siglo XVIII, está explora mediante el terror la parte irracional del ser humano, reflejan inquietantes ambientes carácterísticamente ROMánticos como ruinas, cementerios, castillos, etc. Es habitual la presencia de elementos sobrenaturales y los protagonistas de estos relatos suelen ser seres extraños y solitarios. –

Las leyendas de Gustavo Adolfo Bécquer:

guardan similitudes con la novela gótica, se trata de narraciones marcadas por presencias sobrenaturales que recuerdan el sabor de las leyendas populares tradicionales, en las que se funde elementos reales y fantásticos (la ambientación, los personajes y los temas son plenamente ROMánticos). –

Cuadro de costumbres

El gusto ROMántico por mostrar las tradiciones peculiares de cada lugar tuvo su muestra en el cuadro o artículo de costumbres, se trata de breves estampas narrativas y descriptivas que recrean el habla y las costumbres de un individuo o de una regíón española, son escritores de cuadros de costumbres Serafín Estébanez Calderón y Ramón Mesonero Romanos.

Ángel de Saavedra, duque de Rivas:


es uno de los mayores exponentes del drama ROMántico, es reconocido principalmente, por su drama don Álvaro o la fuerza del sino, representado por primera vez en 1835. La obra trata de la historia de un amor imposible entre el joven Caballero del misterioso origen don Álvaro y doña Leonor, hija del marqués de Calatrava, que se pone a la relación entre ambos, cuando don Álvaro mata accidentalmente al marqués se ve obligado a marchar a Italia, donde mata en duelo a Carlos hermano de doña Leonor, de regreso a España don Álvaro se retira a un convento cerca del cual sin que él lo sepa vive doña Leonor, Alfonso el otro hermano de doña Leonor se bate en duelo con don Álvaro pero mata a su hermana antes de morir, el protagonista se termina suicidando arrojándose al vacío. El protagonista es el héroe ROMántico apasionado, víctima de un destino absurdo y trágico, se enfrenta en vano a las convenciones sociales por su amor, doña Leonor es la mujer pura que se debate entre su amor y la obediencia familiar, para ninguno de los dos hay alternativa a su amor más allá del olvido y la muerte trágica

Emilia Pardo Bazán:


esta escritora es la difusora del Naturalismo en nuestro país, de este movimiento toma algunas técnicas narrativas, sobre todo la fidelidad descriptiva de caracteres y ambientes, así como el interés para reflejar realidades marginales, en sus dos principales novelas: los Pazos de Ulloa y La madre naturaleza, aparece retratada la decadencia de la pequeña nobleza rural de Galicia, en un ambiente dominado por la brutalidad, la ignorancia, el instinto y la violencia. La tribuna otro de sus títulos más conocidos, la novelista sitúa la acción de la ciudad de Marineda, reflejo literario de La Coruña, y el ambiente social de las trabajadoras de una fábrica de tabacos.

Juan Valera:


este escritor ocupa un lugar peculiar dentro del movimiento realista ya que su propósito, más que reflejar la sociedad del momento es crear relatos estéticamente bellos, escribe obras con finales felices, en el que el tema más frecuente es el amor que siempre vence los obstáculos. Describe unos escenarios andaluces en los que a diferencia de las obras realistas no se retratan los problemas sociales, lo que se acerca más a la prosa costumbrista, sus obras más importantes son las siguientes: – doña luz: relata la historia de una joven huérfana, hija de un marqués cuya belleza y honestidad le ganan las simpatías del pueblo y los corazones de diversos pretendientes. – pepita Jiménez: una joven y bella viuda y don Luis, un seminarista, se enamoran y acaban finalmente casándose, presentan dos temas usuales en la literatura de la época, la crisis interior sufrida por un religioso y el debate entre el amor exclusivamente espiritual y el amor humano. – Juanita la larga: en esta novela don Paco secretario de un Ayuntamiento andaluz, se enamora de Juanita, una joven de mala reputación, en amor gracias sobre todo al tesón de Juanita consigue vencer las dificultades.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.