Cartas marruecas critica

Share Button

1. Cartas Marruecas – José Cadalso

La obra leída del S.XVIII es Cartas Marruecas de José Cadalso que se empezaron a publicar en 1789 y cuatro años después se hizo una nueva edición en libro. La obra se nos presenta como un conjunto de noventa cartas que tratan diversos temas y que son escritas por tres personajes de la obra entre sí. Estos personajes son Gacel y Ben Belay, árabes, y Nuño, español. Respecto a la temática o los temas principales que podemos encontrar en la obra, cabe destacar que no están estructurados entorno a las cartas, sino que se estructuran de un modo impreciso. Son: los juicios sobre la historia de España, defensa de la acción española de América, patriotismo bien y mal entendido, variedad de España y sus regiones, y la presión que se ejerce sobre los españoles ilustres. Las Cartas presentan rasgos estilísticos significativos, predomina el tono expositivo propio del genero epistolar con una sintaxis en apariencia sencilla y clara, además de un lenguaje arcaizante; todo ello acorde con su pensamiento ilustrado. Así hablamos de una obra del S.XVIII que pertenece al movimiento de la ilustrción. Para concluir, el conjunto de la obra es interesante por la visión que proporciona de cómo un español del S.XVIII enjuicia la sociedad de su país. Es importante destacar que la obra tuvo importantes influencias en la Generación del 98.

2. Rimas y Leyendas – Gustavo Adolfo Bécquer

La obra leída del S XIX es Rimas y Leyendas de Gustavo Adolfo Bécquer., obra escrita hacia 1867 publicada un año después. Se trata de una obra breve pero muy valiosa, la cual consta de cuatro apartados temáticos: la poesía y la inspiración poética, el amor ilusionado, el fracaso amoroso y el desengaño consiguiente, la soledad y la muerte. Es pues, una poesía subjetiva que expresa las vivencias del poeta. El estilo es sencillo pero de una gran perfección formal, donde tiene preferencia la rima asonante. El contenido del poema se expresa sin retórica, pero con gran intensidad. Para Bécquer, la poesía debía tratar temas íntimos que el lenguaje usual no es capaz de expresar cuyo problema principal es decir lo que no se puede comunicar fácilmente. La poesía tiene influencias de la lírica ROMántica alemanta (Heine) y de las canciones populares andaluzas. Así, Bécquer se trata de un autor posromántico que tendrá una enorme influencia posterior, siendo uno de los precursores de la lírica contemporánea. Se hace visible en poetas como Juan Ramón Jiménez y Juan Antonio Machado. Para concluir, la obra es interesante debido a su proyección temática, ya que no se sigue de la misma historia, así como el uso de un lenguaje y expresiones sencillas, que dan lugar a una lectura de forma fluída.

3. Luces de Bohemia – Ramón María del Valle-Inclán

La obra leída del Siglo XX es Luces de Bohemia escrita por Ramón María del Valle-Inclán, publicada en 1920 y con la que Valle inaugura un nuevo género teatral, el llamado del esperpento.

La obra se divide en actos y se compone de 15 escenas cuya ucesión responde a un análisis meditado.Es una dura crítica del sistema político, económico, social y cultural del momento. Luces de Bohemia relata la vida de un poeta miserable y ciego, Max Etrella, protagonista de la obra. A partir de esa figura real trasciende la anécdota del fracaso y la muerte de un escritor venido a menos. Se convierte en una parábola trágica y grotesca de la imposibilidad de vivir en un país deforme, injusto y opresivo. Un ejemplo de esta injusticia se está en la escena II, que transcurre en una librería y donde se produce una discusión de Max y Zaratustra por el dinero mal pagado de los libros. Respecto al estilo, contiene rasgos propios del género esperpéntico como la distorisión de la realidad, lo grotesco como forma de expresión, mezcla el mundo real con el imaginario, presenta un significado superficial y de burla frente a otro cargado de crítica, juego de contrastes, caracterización de los personajes y diversos registros del habla. Así, concluiremos diciendo que Luces de Bohemia es una obra teatral perteneciente al género teatral del esperpento y que tuvo una enorme repersusión social, no solo a nivel nacional sino también a nivel internacional, convirtiéndose en una de las obras más importantes.

4. Cinco horas con Mario – Miguel Delibes

La obra leída del Siglo XX es Cinco horas con Mario, novela de Miguel Delibes publicada en 1966. El núcleo central de la novela lo constituye el monólogo de Carmen con el cadáver de su marido, Mario, durante las cinco horas, en las que, a solas con él, reflexiona sobre su vida en común. A través de los recuerdos, no solo aflora su instatisfactoria relación conyugal, sino que la vida española durante el franquismo se ve reflejada en la novela. La obra conta de un prólogo, un núcleo central de 27 capítulos y un epílogo. Cada uno de estos capítulos comienza con una cita bíblica, pasajes que Mario había subrayado en su biblia de cabecera, a partir de los cuales Carmen va desgranando sus pensamientos e historias, haciendo uso constante de reproches. Respecto a los rasgos principales, se caracteriza por un intento de reproducir el lenguaje de la pequeña burguésía de la época, con modismos como “de golpe y porrazo”. Son frecuentes los vocativos como “Mario” o “figurate” ya que se pretende representar la lengua oral, pero sin duda lo más carácterística de esta novela es la utilización constante del monólogo interior, a través del cual expresa lo más íntimo del personaje. Para lograr esta especie de flujo de conciencia se utilizan largas oraciones.

 Así, concluiremos diciendo que esta novela pertenece a la corriente literaria de la posguerra, la novela social, y que es considerada por la crítica la obra maestra de Delibes.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *