Cuestionario de la obra crónica de una muerte anunciada

Share Button
CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA 1. Este fragmento pertenece al final del cuarto acto del libro Crónica de una muerte anunciada, escrito por Gabriel García Márquez y publicado por primera vez en 1981.

Gabriel

García Márquez nació en Aracataca (Colombia) en 1927 y murió en Abril de 2014 en Ciudad de México (México) por un cáncer linfático. Ejercía como profesión el perdiodismo y a partir de los años 50 lo compaginaba con la de [ser] escritor. Recibió el Premio Nobel de literatura en 1982 como reconocimiento a su trayectoria literaria.
Entre sus obras literarias destacan varias novelas como Cien años de soledad, La mala hora o El general en su laberinto. También escribíó diversos cuentos y realtos.
Este escritor pertenece al grupo de narradores que impulsaron la narrativa hispanoamericana en los años sesenta. Junto con el literario guatemanteco Miguel Ángel Asturias es, sin duda,  la figura más representativa de lo que se ha venido a llamar “Realismo mágico”.

Angela Vicario escribía cartas a

Bayardo San Román, mientras ésta se las mandaba él no devolvía ninguna respuesta. Esto ocaciono la desesperación de no volverlo a ver e hizo que la mujer se desvaríe. Después de diecisiete años, en un dia de Agosto, Angela Vicario bordaba junto con sus amigas y fue cuando Bayardo San Román se presentó. Todas atónitas veían como el hombre ya mayor estaba dispuesto a quedarse teniendo en sus manos dos maletas, la de la ropa y la de las cartas sin abrir que Angela había enviado.
El tema principal que abarca este fragmento es la desesperación por parte de Angela Vicario por volver a tener a Bayardo San Román como su marido

2


En esta parte del texto, los protagonistas son

Bayardo San Román y Angela Vicario. El primero, es un hombre que va impresionando a todo el pueblo, tanto por su fortuna como por sus excentricidades. La prepotencia que manifiesta en su relación con Angela Vicario le sucede el declieve al verse engañado por ella. Por ello busca la soledad y el olvido debido a que no lograra vencer la vergüenza del ultraje y su gesto es la huida. Aunque finalmente regresa con ella.
Angela Vicario es  la menor de su familia y se ve obligada a contraer matrimonio con Bayardo San ROMán, el cual la devuelve al percatarse de que la muchacha no es virgen. En un principio le muestra rechazo, pero al final se convierte en una mujer que se muere de amor por él. 
Aunque en general hay que destacar los demás personajes de la obra como Santiago Nasar, quien es hijo de un árabe emigrado y que cuando su padre fallece pasa a dirigir el “Divino Rostro”, hacienda que recibíó en herencia. Es soñador, alegre, pacífico, creyente y parece ser el causante de la deshonra de Ángela Vicario, lo cual le costará la vida.
También están Pedro y Pablo Vicario quienes son los hermanos mayores de Ángela por los que se ven obligados a cumplir el código de honor para vengar la deshonra de la familia, asesinando a Santiago Sanar principal culpable de ello. Ninguno esta decidido en matar a Nasar, pero finalmente lo hacen por la obligación de honrar a su familia. Aunque esto repercute en sus vidas debido al sentimiento de culpa y de carga que les supuso matarlo.
La historia se desarrolla en un pueblo de Colombia donde existe gran familiaridad entre los habitantes porque todos se conocen. Es necesario decir que, aunque la novela está ambientada en el pueblo natal de Gabriel García Márquez (Aracataca), [también se hace referencia a pueblos como Manaure y Riohacha, los cuales vienen marcados por la amplitud y la presencia de datos significativos como plazas y un puerto, al cual llega el obispo el día del asesinato de Santiago Nasar.] La novela presenta una estructura circular y el narrador divide la historia en cinco capítulos (numerados pero sin título), cada uno de las cuales desarrolla temas concretos y gira alrededor de los diferentes protagonistas, alterándose tanto el orden de los hechos como su continuidad temporal, presentado así cierta sensación de caos.
El tiempo en la obra es cíclico, es decir, realiza un retroceso y un adelanto constante de la historia en el que se puede afirmar que el hecho novelado no dura ni siquiera un día completo. Mientras que en este fragmento  el tiempo es continuo donde han pasado dicisiete años desde la boda de Angela con Bayardo.
3. La obra mezcla el estilo periodístico con tintes de Realismo con el estilo mítico heredado del “Realismo mágico”. Existe una mezcla clara de registros lingüísticos y podemos observar tanto los vulgarismos propios de personajes humildes, como el lenguaje culto al nivel de un lector moderado del periodista. Por consiguiente entendemos que el emisor es Gabriel García Márquez y el receptor son todas aquellas personas que lean su obra literaria.
En este fragemento el tiempo verbal que predomina es el pasado porque se trata de una historia basada en hechos reales que ya ocurríó.
Las oraciones empleadas son bastante concisas, limpias y claras en los diálogos, apareciendo las comillas cada vez que el narrador reproduce fielmente los testimonios que le aportan los diferentes personajes, como por ejemplo: “Se me revolvían las tripas de sólo verla” Está claro que el autor se propuso con esta obra alcanzar la verosimilitud y, para ello, combina constantemente las técnicas propias de la descripción y la narración, por ejemplo el último párrafo del texto que analizamos (línea 23-32)

La manera de escribir de Gabriel García

Márquez hace que en sus obras, aunque no sean estrictamente poéticas, aparezcan diferentes recursos que dan belleza al texto. Como ejemplos, vamos a destacar la personificación que aparece en la línea número seis, donde se habla de “lunes ingrato” (atribuyendo una carácterística propia de las personas a algo que es inerte), y la comparación que aparece en la línea dieciocho: […]fue destazado como un cerdo una hora después. Donde se alude a la manera en la que el protagonista fue asesinado. Está claro que el autor se propuso con esta obra barnizar de verosimilitud algo que es naturalmente increíble y, para ello, combina constantemente las técnicas propias de la descripción y la narración, valga como ejemplo el último párrafo del texto que analizamos. Centrándonos en el enunciado propuesto para el comentario ideológico, es evidente que desde épocas antiguas se le ha dado gran importancia a la interpretación de los sueños, hasta tal punto que muchas personas hacían cambios en sus vidas o actuaban de determinadas maneras dependiendo de lo que se les comentaba o predijera el Oráculo. En el caso concreto de Crónica de una muerte anunciada, aparece desde el inicio del texto cómo el narrador destaca que Plácida Linero era bastante conocida por la interpretación de los sueños y cómo no había visto nada raro en la historia que Santiago Nasar le había contando aquel día, por lo que deja entrever cierto punto de destino trágico, ya que se nos presenta el hecho como una historia que quizás podía haberse evitado. Por supuesto, no es de extrañar la presencia de lo onírico en esta obra, ya que una de las carácterísticas propias del “Realismo mágico” es precisamente la incorporación del subconsciente y del sueño a las narraciones. Ahora bien, extrapolando este hecho a la actualidad, son varias las personas que creen en videntes y demás “profesionales” que se autodefinen como fieles intérpretes de los sueños ajenos y previsores del futuro de cualquier ser. Hoy en día, el mundo es dominado por lo racional y por los datos científicos, por lo que tienen menos cabida este tipo de actividades porque, al fin y al cabo, el azar (al igual que en esta obra) acaba formando una parte importante de nuestras vidas y, si fuera tan fácil predecir lo que a uno le sucederá mañana, ¿por qué siguen producíéndose grandes masacres, asesinatos, accidentes y demás catástrofes? El ser humano siempre ha sentido gran afán por dominar todo, pero está claro que hay determinadas partes de la vida humana que todavía siguen sin poderse predecir y que están directamente relacionadas con el destino y la casualidad. Gabriel García Márquez logra con esta obra atrapar al lector en una red de la que ya no escapará, y demuestra que la vida, en ocasiones, se sirve de tantas casualidades que hacen difícil convertirla en literatura. Su manera de escribir es tan peculiar que incluso logra inventar una tensión narrativa donde ya no hay argumento, pues desde el comienzo asistimos a la muerte del joven protagonista. No es de extrañar, por tanto, que esta obra fuera llevada al cine en 1987 y que su autor se haya convertido en unos de los escritores más admirados y valorados de la literatura contemporánea.
Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *