Ensayo generacion 98 causas

Share Button

LA GENERACIÓN DEL 98 (PRIMERA MITAD DEL SIGLO XX)


Los antecedentes políticos a la Generación del 98, fruto de la situación de España, son:
– Regeneracionismo. Es una corriente política que defiende la reforma de España desde dos aspectos: la economía y la educación. .- Krausismo. Es una corriente filosófica defiende la reforma de la educación española. la educación debe ser laica y debe crear hombres libres y críticos. Esta corriente dará lugar a la creación de la Institución Libre de Enseñanza (ILE), y que dejará como herencia la Residencia de Estudiantes.La Generación del 98 hace referencia a un grupo de jóvenes intelectuales que asumen el problema de España y se comprometen con el país. El primero en acuñar el término Generación del 98 fue Azorín en unos artículos del diario ABC en el 1913 que pasaron a constituir el ensayo

Clásicos y modernos


En este ensayo se habla del Grupo de los Tres, formado por Azorín, Ramiro de Maeztu y Pío Baroja, que constituye el germen de la Generación del 98. Este grupo firmó en 1901 un manifiesto en denuncia de la situación de España. Las característica de este movimiento son:- Fechas de nacimiento no muy distantes,- Relación entre los componentes.- El Desastre del 98, por lo que sienten desolación por España.- Preocupación por España. .- Temas recurrentes existenciales.- Inquietudes literarias, como Bécquer, Rosalía o Larra.- Estilo natural y sobrio.- Son los creadores del ensayo moderno.- Para conocer España proponen tres vías:- La literatura – La geografía- La historia.Miguel de Unamuno considera que para solucionar el problema de España hay que europeizar España y españolizar Europa.

Poesía

Los principales representantes de la poesía del 98 son Antonio Machado y Miguel de Unamuno.
Los temas de la producción poética de Antonio Machado son el paso del tiempo, en tanto que el pasado fue mejor; la ausencia del amor, que conduce a la soledad, y la capacidad de soñar relacionada con los símbolos. Emplea un estilo natural y sencillo, con un frecuente uso de metáforas.Su producción se divide en tres etapas:
– 1ª etapa:

Soledades, galerías y otros poemas

Los temas principales son el tiempo, en tanto que el presente está vacío y el pasado fue mejor; la ausencia del amor, y los símbolos que se identifican con el estado anímico del poeta.
– 2ª etapa:

Campos de Castilla

Los temas desarrollados son Soria y su paisaje, relacionándolos con Castilla, España y los sentimientos del autor; la reflexión histórica donde critica la envidia, el cainismo y el atraso social de España, y el enigma de la vida.
– 3ª etapa:

Nuevas canciones

Evoluciona hacia un estado mejor y compone Canciones a Guiomar.

Los temas de la producción poética de Miguel de Unamuno son España, la lucha entre fe y razón, el paisaje castellano y la familia. Su estilo es sencillo y cuidado.En su producción poética destacan El Cristo de Velázquez, donde expone el problema entre fe y razón, y De Fuerteventura a París.

·

Novela


Las características de la novela del 98 son la importancia de la narración; el personaje único y su experiencia vital, los diálogos y los temas, como la preocupación por España, la intrahistoria, los valores auténticos del hombre, a través de la rebeldía, el fracaso y la falta de conciencia moral, la realidad subjetiva y el paisaje, como símbolo de la identidad española.
El estilo busca la claridad y la sencillez y es anti retórico.
Los principales representantes son Pío Baroja, Miguel de Unamuno, Valle-Inclán y Azorín.
Pío Baroja son el escepticismo religioso, la desconfianza en el ser humano, la influencia de corrientes filosóficas europeas, la rapidez de las novelas, la espontaneidad narrativa, el papel secundario de la mujer, los ambientes urbanos, los personajes son seres inadaptados, y los temas, como soledad, pesimismo, amargura o escepticismo religioso y político.
Su producción se clasifica en:
– Novelas independientes, en las que refleja la lucha entre el vitalismo y el existencialismo, como Camino de perfección y César o nada.

– Trilogías. Destacan La tierra vasca con Zalacaín el aventurero, en la que describe el País Vasco, La lucha por la vida (La busca, Aurora roja y Mala hierba)
, en la que expone la oposición entre vitalismo y existencialismo y cuyo hilo de unión es el protagonista, y La raza, con El árbol de la ciencia, en la que se asiste a la autodegradación del protagonista.
Miguel de Unamuno caracterizó a sus obras por su afán renovador, llamando a sus novelas «nivolas»; sus personajes son agonistas debido a su continua agonía; crítica a la moral provinciana; la importancia de los diálogos, y el escaso interés hacia el marco espacial y temporal.
Las obras más importantes de Unamuno son:

Niebla, en la que se asiste a la búsqueda de la muerte por parte del protagonista, el reencuentro con el vitalismo y la muerte final del personaje.

San Manuel Bueno, mártir, en la que expone la pérdida de fe y la lucha entre fe y razón.

La tía Tula, que trata de la maternidad con un sentido trascendente.
Los temas de la producción novelística de Valle-Inclán son la muerte, la religión, el amor y la España rural. Su lenguaje es cuidado y musical.
Su producción se divide en:
– Novela modernista, como Sonatas, tetralogía que incluye Sonata de estío, Sonata de primavera, Sonata de otoño y Sonata de invierno.

– 2ª etapa, en la que destaca La guerra carlista donde expone la lucha y el enfrentamiento entre la España tradicional carlista y el liberalismo.
– Novelas esperpénticas, como Tirano Banderas y El ruedo ibérico, en la que se asiste al espectáculo entre la vida y la muerte.
Las características de la producción prosística de Azorín son la trama ligera, el carácter autobiográfico, la oposición a la religión, y los temas, como el paso del tiempo, la fugacidad de la vida, el paisaje y el pasado de España. Su estilo es preciso y claro.
Su producción se clasifica en:
– Novelas autobiográficas, como La voluntad o Antonio Azorín.

– 2ª etapa en la que destacan Don Juan y Doña Inés.

– 3ª etapa que se corresponde con las novelas vanguardistas.
·

Teatro


El teatro del 98 pretende renovar desde la manera de escribir hasta el enfoque de los temas.
Su principal representante es Valle-Inclán, cuya producción se divide en:
– Teatro modernista con un estilo cercano al modernista. Destaca El yermo de las almas.

– Ciclo mítico. Es un teatro demoledor en el que se asiste a la degradación de los personajes que actúan según los bajos instintos en un ambiente como la Galicia rural. Destacan Comedias bárbaras y Divinas palabras.

– Farsas con las que critica la sociedad española mediante marionetas. Destaca Tablado de marionetas para educación de príncipes.

– Esperpentos. El esperpento es la deformación grotesca de una sociedad a través de sus personajes, situaciones y ambientes. Se ofrece una visión nihilista de la vida. Destacan:

Luces de bohemia

Se define el esperpento: «El esperpento son nuestras imágenes reflejadas en los espejos cóncavos del Callejón de Gato.» Se asiste al último recorrido por Madrid de Max Estrella, inspirado en Alejandro Sawa, un poeta ciego y fracasado que finalmente muere. El estilo se caracteriza por la deformación de los personajes, el lenguaje variado, y las grandes dosis de humor y amargura.

Martes de carnaval, trilogía que incluye Los cuernos de don Friolera.


Retablo de la avaricia, la lujuria y la muerte


Otros autores representativos son Miguel de Unamuno y Azorín.
Los temas de la producción de Unamuno son la preocupación por España, el sentido de la vida y la búsqueda de Dios. Su teatro es esencial puesto que elimina todo lo accesorio y da importancia al conflicto interno de los personajes.
Las principales obras dramáticas son Fedra y El otro.

El teatro de Azorín es renovador, y desarrolla temas como la felicidad, el paso rápido del tiempo y la obsesión por la muerte. Entre sus obras sobresale Lo invisible.

·

Ensayo


El ensayo del 98 refleja la crisis de conciencia de Europa y sienta las bases del ensayo moderno. Recibe de la Generación del 98 el carácter español, la originalidad de Castilla y el análisis crítico de la historia.
Sus principales representantes son:
– Ángel Ganivet, con Idearium español.

– Ramiro de Maeztu con Hacia otra España, en la que trata la decadencia española.
– Miguel de Unamuno que desarrolla temas como España con obras como En torno al casticismo y Sobre la europeización, y el sentido de la vida con Del sentimiento trágico de la vida en la que enfrenta razón y fe y La agonía del cristianismo.

– Azorín, cuya producción se centra en el paisaje con Castilla, y la crítica literaria con Al margen de los clásicos.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.