Exotismo en el romanticismo

Share Button

Movi. Rom. Orígenes: El romanticismo es un movimiento cultural y político originado en Alemania y en el Reino Unido a finales del siglo XVIII como una reacción revolucionaria contra el racionalismo de la Ilustración y el clasicismo, asignando prioridad a los sentimientos.

Su característica fundamental es la ruptura con la tradición clasicista basada en reglas estereotipadas. La libertad auténtica es su búsqueda constante, su rasgo revolucionario es incuestionable. El Romanticismo es una manera de sentir y concebir la naturaleza, la vida y al hombre mismo que se presenta de manera distinta y particular en cada país donde se desarrolla, incluso dentro de una misma nación, se manifiestan también en las artes.Se fragmentaría posteriormente en diversas corrientes, como el parnasianismo, el simbolismo, el decadentismo o el prerrafaelismo, reunidas en el posromanticismo, del cual derivó el llamado modernismo hispanoamericano. Tuvo fundamentales aportes en los campos de la literatura, la pintura y la música. Posteriormente, una de las corrientes vanguardistas del siglo xx, el Surrealismo, llevó al extremo la exaltación del yo.Los autores románticos despreciaban el materialismo burgués y preconizaba el amor libre


y el liberalismo en política. Hubo un Romanticismo conservador, representado por Chateaubriand, apoyaba la vuelta a los valores cristianos de la Edad Media.

Temas, ambientes, personajes, actitudes de los escritores: a) La insatisfacción y la rebeldía como actitudes. El estereotipo del escritor romántico tiene mucho de real mantiene una postura contradictoria y cambiante pasa del entusiasmo a la melancolía. Los propios personajes de la literatura romántica son enfermizos, con desgana de vivir, el sentimiento de vacío.
B)
La importancia del yo. Satisfacción en analizarse y en vivir de recuerdos, buscan el consuelo situándose en paisajes salvajes. Encerrado en su yo, le falta al escritor romántico la capacidad de salir de sí mismo y ponerse en la piel de los demás. Suele caer en la locura o en la enfermedad.
c) La búsqueda de evasión. Su insatisfacción le hace huir del presente, por medio de viajes sin fin entre ellos a países Europeos Italia y España fueron las fuentes de un exotismo más imaginario que real. El mito estelar del exotismo romántico fue Oriente con su misterio, perfumes y colores. El viaje en el tiempo tiene en la Edad Media y el Renacimiento sus destinos preferidos, idealizados y personales. Por último, el viaje también tiene lugar en el mundo de los sueños.


d) Interioridad y espiritualidad. El movimiento romántico se siente atraído por todo aquello que tiene aires de iluminismo y esoterismo. Los románticos, individualistas y egocéntricos, aceptan difícilmente la ortodoxia y la autoridad; su religiosidad es de  tipo sentimental e intuitiva. Los románticos adoraron a Dios en los astros, las montañas, las aguas: el panteísmo como forma de religiosidad.
e) Interés por los valores nacionales. Europa vive un periodo de interés por el pasado y las raíces. La filosofía alemana de Herder divulgó la creencia y el deseo de ver a cada nación como un organismo dotado de alma que se desarrolla en un tiempo sin modificar la esencia. La Edad Media, es la edad dorada en que el espíritu nacional se muestra su pureza original. Se ponen de moda géneros medievales como el romance y las baladas, los dramas históricos ambientados en esta época, etc.

Aspectos formales del movimiento: a) El


Romanticismo trató de liberar la creación poética de la sujeción a las reglas, condenó la teoría neoclásica y rechazó la concepción de los autores clásicos b) Muchas formas neoclásicas entraron en decadencia, mientras que se desarrollaron nuevas formas literarias como el drama, la novela histórica, etc. .


c) El léxico tiene que expresar los sentimientos, emocional, capaz de conmover. Pretenden reflejan estados de ánimo alterados, sometido a emotividad. Se cae en lo grandilocuente. Buscan nuevos ritmos y sonoridades, combinaciones versales y estróficas en la lírica nuevas y sorprendentes, y a menudo se recurrió al contraste d) El
Romanticismo ya no se dirige a una minoría culta: es un arte de masas, que aspira a interesar a una mayoría. 

Lírica romántica: Lord Byron, Goethe, Keats :
Johann Wolfgang Goehte, Autor difícil de clasificar. No se puede incluir ni entre los clásicos ni entre los románticos, ya que representó, en realidad, todas las corrientes y no quiso estar adscrito a ninguna, Formo parte de un movimiento revolucionario llamado Sturm und Drang q e caracteriza por el interés que mostró hacia la naturaleza donde el individuo podía reencontrar su espíritu y despertar sus sentidos. La etapa prerromántica de Goethe está representada por Los sufrimientos del joven Werther, Su gran obra es Fausto: Fausto es un anciano de inmensos conocimientos que pacta con el diablo Mefistófeles para alcanzar la eterna juventud a cambio de entregarle su alma. 


La poesía romántica alemana


Con los precedentes del Sturm und Drang, la siguiente generación de poetas alemanes estaba preparada para llevar a cabo el desarrollo del movimiento. Debemos destacar a dos, Hölderlin y  Novalis .El primero de ellos refleja en su obra y en sus ideas coincidencias y afiliaciones tanto al Clasicismo como al movimiento romántico. Comparte con el Clasicismo su gusto por la belleza de la forma y la exaltación del mundo griego; es romántico su sentido místico de la naturaleza, así como los elementos del panteón y las imágenes cristianas. A pesar de ser conocido sobre todo como poeta, es autor de una novela y de un drama en fragmentos.    En cuanto a Novalis, decir que su obra poética en verso la forman Himnos a la noche y Cantos espirituales; y en prosa, Los discípulos en Sais. Los Himnos son una colección de poemas en los que el poeta enaltece la noche, identificada con la muerte, como el paso hacia la “vida verdadera”; la noche es descubridora del verdadero sentido del mundo. 

La poesía romántica inglesa


Se manifiesta, como en Alemania, en dos generaciones de poetas. Pues bien, Byron y Keats, los poetas de loa que vamos a tratar, pertenecen a la segunda generación inglesa. 
Lord Byron, muy famoso en Europa ya en su tiempo,


fue a menudo más romántico por su vida, extravagante y visceral, que por su obra, que, al menos formalmente, respeta las convenciones neoclásicas. Rechazo la soberanía de la imaginación. 

John

Keats, huérfano de padres muy pronto, abandonado por su hermano mayor y enfermo de tuberculosis a los veinte años, tuvo una breve existencia. Su obra es subjetiva e individualista, pero introduce un nuevo tono realista. Su primera gran obra es Endimión, poema narrativo inspirado en la mitología griega, donde aparece un mundo onírico como expresión de la realidad interna del poeta. Luego publicó Hiperión, largo poema épico inacabado en el que se narra la derrota de los titanes (Hiperión es uno de ellos) por obra de los dioses olímpicos.Por otro lado, es autor de cinco grandes odas.

La poesía romántica francesa


. Al menos mencionaremos a sus autores más reconocidos: Madame de Staël, Chateaubriand, Lamartine y Víctor Hugo. De este último anotamos que su poesía reflexiona sobre el misterio de la creación poética Estilísticamente, predominan el periodo largo, las imágenes, las antítesis y las asonancias.  


Novela histórica:


Scott .El género narrativo dominante, ambientada en la Edad Media. Los protagonistas no suelen ser grandes figuras histórica, Con personajes anónimos el escritor goza de libertad para crear al héroe y establecer las condiciones necesarias para enfrentarlo a su mundo. La novela histórica romántica no busca la exactitud y la precisión histórica, sino proyectar los propios valores e ideales en unos personajes, a costa del anacronismo.
Walter Scott de familia escocesa amante de las tradiciones, publica su primera novela en 1814, Waverley, en la que se detectan características peculiares de todas sus demás obras: interés particular por el folclore local; amplias descripciones de paisajes y de acontecimientos históricos, basadas en estudios profundos y experiencias personales; vigor en los diálogos; caracterización del héroe típicamente romántica. Publicó después dos novelas que, junto a la primera, forman su “trilogía escocesa”. En 1823 salió a la luz Ivanhoe, su obra más famosa, que presenta el conflicto angloescocés en el enfrentamiento entre normandos y sajones en la época de Ricardo Corazón de León

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.